Jaeger-LeCoultre Reverso One Ladies Waches and Wonders-3
,

Red, red wine… nuevo Reverso One de Jaeger-LeCoultre


 |  27 abril, 2020

Jaeger-LeCoultre es Reverso, además de innovación, alta complicación, relojes para la práctica profesional del buceo, oficios relojeros, calibres, patentes y demás. Sin embargo Reverso es un histórico y, como tal, año con año recibe la atención de la Grande Maison.

Jaeger-LeCoultre Reverso One Ladies Waches and Wonders-
Jaeger-LeCoultre Reverso One

Reverso One

Este 2020 la colección estuvo centrada en Master Control. Sin embargo un nuevo Reverso para señoras hizo su aparición en tono red, rouge, wine…

A un año de celebrar 90, este histórico reloj producto de la práctica del polo recibe un tratamiento al color de una copa de vino y dentro del estilo One, una interpretación muy clásica, elegante y chic, ideal para las mujeres que no necesitan probarle nada a nadie.

Con la fuerza inherente a su construcción Art Deco de los años 30, Reverso One luce una caja de acero inoxidable finamente pulida, que funge como escenario para albergar un engaste de diamantes talla brillante en la parte superior e inferior de la caja, conocidos como gadroons.

Continuando con la parte estética, luce líneas finamente trazadas en la carátula, con números árabes claros y aireados. El brillo de la carátula es producto de múltiples capas de laca, que se aplican en un patrón guilloché soleil, todo a juego con una carátula de piel de cocodrilo color a juego.

Como en prácticamente todo Reverso, la caja pivotante permite grabar un mensaje o un diseño a la medida. Con lo cual se logra que la pieza sea única, reflejo increíble de la personalidad del propietario.

JLC – Reverso One, ficha técnica

  • Caja: 40 x 20 x 7.9 mm
  • Movimiento: cuarzo suizo de alta precisión
  • Calibre: 657
  • Funciones: horas y minutos
  • Carátula: guilloché y laca color rojo, números árabes
  • Hermeticidad: 30 metros
  • Correa: piel de cocodrilo color rojo.

Síguenos en Instagram.

Facebook Comenatarios

ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.
notas relacionadas