Blancpain Cronógrafo Flyback Air Command
,

Vuelve el reloj de aviador de Blancpain más deseado: Air Command


 |  19 noviembre, 2021

El origen del Cronógrafo Flyback Air Command, que Blancpain presenta ahora en una versión de titanio y otra de oro rosa, tiene un aura de misterio que lo vuelve aún más atractivo.

La firma lo produjo en la década de 1950 en una cantidad muy limitada –algunas fuentes dicen que solo hizo 12 piezas– para ofrecerlo a los pilotos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos a través de Allen V. Tornek, su distribuidor en aquel país quien fue clave para que el Fifty Fathoms, el famoso reloj de buceo de la marca, fuera utilizado por la Armada estadounidense.

Publicidad
Publicidad

Blancpain Cronógrafo Flyback Air Command

Debido a su rareza, el Air Command es un reloj muy valorado entre los coleccionistas. En 2019, un ejemplar se vendió por casi 145,000 dólares en una subasta de Phillips en Hong Kong.

El catálogo del evento lo definía como uno de los relojes de aviador “más épicos” y agregaba que “no se ha podido encontrar documentación oficial sobre este misterioso modelo, y los expertos afirman que nunca se fabricó ni comercializó en serie (…) No se recibieron órdenes de compra y el proyecto Air Command no continuó”.

Blancpain lo revivió también en 2019 con una versión de acero limitada a 500 ejemplares que fue un éxito absoluto. Los dos relojes de 2021 son muy parecidos a esa edición, aunque por la elección de materiales y el color de la carátula lucen más contemporáneos.

También te puede interesar
SIHH 2017: HUBLOT Big Bang

Blancpain Cronógrafo Flyback Air Command

Lee también: Blancpain Tribute to Fifty Fathoms No Rad

CRONO EN TENDENCIA

La caja mantiene el tamaño de 42.5 mm del Air Command de 2019 y es solo un poco más grande que la del modelo de los años 50, que medía 42 mm. La referencia AC02-36B40-63 es de oro rojo de 18 quilates, mientras que la AC02-12B40-63 es de titanio de grado 23, que se usa rara vez en la relojería.

Se trata de una aleación más pura que el titanio de grado 2 y de grado 5, los favoritos de la industria, y ofrece mayor resistencia a la corrosión y una gran durabilidad, por lo que se emplea para implantes médicos.

Las dos caras tienen cristal de zafiro glass box, un estilo muy propio de los relojes de mediados del siglo XX. En cuanto a los acabados, se alternan superficies satinadas y pulidas, como las aristas exteriores de las asas y las superficies de contacto de los pulsadores.

Blancpain Cronógrafo Flyback Air Command

En ambos casos, el bisel tiene una inserción de cerámica azul resistente a las rayaduras con cifras e índices en Super-LumiNova. A diferencia de los relojes de buceo como el Fifty Fathoms, el bisel se puede girar en ambas direcciones, y las cifras y los índices están dispuestos en sentido antihorario para realizar una cuenta atrás del tiempo restante para llegar a un destino.

También te puede interesar
Pierre Rainero de Cartier, en entrevista para Watches World

Tanto el modelo original como la reinterpretación de 2019 tenían carátula negra, como mandaban los cánones de los relojes de aviador para que la legibilidad fuera irreprochable.

Más acorde con una de las tendencias dominantes de la relojería actual, la esfera de las nuevas versiones es de un cálido y agradable color azul profundo con acabado rayos de sol. La correa de piel de tenero es de la misma tonalidad con pespuntes blancos.

Blancpain Cronógrafo Flyback Air Command

ALTA TECNOLOGÍA

Sin embargo, el elemento más moderno del Air Command es el calibre F388B de carga automática, un magnífico movimiento de manufactura cuyo volante oscila a una frecuencia de 36,000 alt/h (5 Hz), por lo que puede medir las décimas de segundo.

Fiel a su apuesta por la más alta tecnología relojera, Blancpain lo ha equipado con una espiral de silicio, un material insensible a los campos magnéticos que garantiza una mayor precisión durante toda la reserva de marcha de 50 horas.

La masa oscilantes es del mismo material que la caja y tiene un acabado caracolado como el de los puentes del calibre. Esta es otra diferencia con el reloj de 2019, cuyo rotor tenía la forma de una hélice de avión.

Como corresponde a un cronógrafo flyback de este nivel, el mecanismo tiene sistema de rueda de pilares con un embrague vertical muy avanzado para asegurar un funcionamiento lo más cercano a la perfección, que permita poner en cero el cronometraje y comenzar una nueva cuenta con el cronógrafo en marcha sin ningún contratiempo.

También te puede interesar
Hublot Big Bang e UEFA EURO 2020, el aliado en los estadios

En la carátula, el cronógrafo se expresa en un contador de 30 minutos con tres marcas alargadas que señalan los intervalos de tres minutos y un totalizador de 12 horas a las 9 (el original incluía un pequeño segundero en esa posición).

También tiene una escala taquimétrica, y tanto los números árabes como las agujas de horas y minutos están revestidos de Super-LumiNova®. Y lo mejor es que estas no son ediciones limitadas.

FICHA TÉCNICA

Caja: 42.5 mm, titanio de grado 23 u oro rojo de 18 quilates, bisel giratorio bidireccional con inserción de cerámica azul, cristal de zafiro en ambas caras

Grosor: 13.77 mm

Movimiento: calibre F388B de manufactura, 293 componentes, automático, rotor calado en titanio u oro rojo

Frecuencia: 36,000 a/h (5 Hz)

Reserva de marcha: 50 horas

Funciones: cronógrafo flyback, bisel con cuenta atrás, escala taquimétrica

Carátula: azul, soleada, números y manecillas con Super-LumiNova®

Correa: piel de ternero azul

Hermeticidad: 30 m.

Continúa con:

Blancpain Ladybird Colors, siete versiones de un auténtico reloj joya

Sigue nuestro canal de YouTube

Facebook Comenatarios


ESCRITO POR




notas relacionadas