,

Blancpain Tribute to Fifty Fathoms No Rad


 |  16 marzo, 2021

Blancpain Tribute to Fifty Fathoms No Rad regresa en una Limited Edition cargada de historia y legitimidad en cuanto a relojes de buceo como herramienta se refiere. Pero también que forma parte de la historia y la importancia de cuidar la integridad de los buceadores profesionales al no exponerlos a una sustancia radioactiva como el radio, utilizado en las carátulas de los relojes hace más de 7 décadas.

“No radiations”, No Rad

Fue un instrumento de buceo de mediados de los años sesenta, del cual una de sus versiones equipaba a los nadadores de combate de la Marina alemana. Se caracterizaba por estar marcado con el logo “no radiations”, indicando que Blancpain no utilizaba materiales luminiscentes a base de radio. Este signo distintivo en la carátula del reloj forjó su éxito; la pieza original y sus diferentes versiones actualmente se encuentran entre los modelos Fifty Fathoms más icónicos, a los cuales el nuevo reloj Tribute to Fifty Fathoms No Rad decididamente hace honor.

Tribute to Fifty Fathoms No Rad

Su carátula de color negro oscuro mate está salpicada de formas geométricas; combina los tradicionales círculos, rectángulos y el rombo, a las 12 h. El disco horario, las agujas y la escala horaria del bisel están cubiertos de Super-LumiNova® old radium, reproduciendo el tono beige-anaranjado de los indicadores de época patinados. A las 3 h, posee una ventanilla para la fecha realzada por un borde blanco, como uno de los modelos de los años sesenta. El principal elemento de la esfera sigue siendo el logo amarillo y rojo “no radiations”, que intensifica aún más el carácter marcado de este reloj.

También te puede interesar
Blancpain inaugura flagship boutique en Hong Kong

El bisel giratorio unidireccional, con una graduación típica de los antiguos Fifty Fathoms, está dotado de un inserto de zafiro, un rasgo característico de la colección contemporánea. Su perfil abombado contribuye a poner de relieve la carátula del reloj, ya realzada gracias a la utilización de un cristal zafiro glassbox. La caja de acero, hermética hasta 300 metros, mide 40.3 mm, un diámetro exclusivo de los relojes Fifty Fathoms de Edición Limitada.

Mecánica

Alberga el calibre Blancpain 1151, un movimiento con cuerda automática equipado de una espiral de silicio que ofrece 4 días de reserva de marcha. El remonte de sus dos barriletes se efectúa mediante un rotor dotado de una abertura en forma de cartucho, un guiño a algunos relojes históricos de la colección, como el primer Fifty Fathoms. Poco común actualmente, este detalle antes era utilizado para flexibilizar la masa oscilante y proteger así el movimiento contra posibles golpes. Este modelo posee una correa de caucho de tipo “Tropic”, un material muy popular entre los buzos de la época debido a su resistencia al desgaste y su comodidad de uso.

Blancpain devuelve sus cartas de nobleza a un instrumento de culto de su pasado como proveedor de las fuerzas navales de numerosas armadas del mundo entero. Los nadadores de combate franceses son los primeros en utilizar el Fifty Fathoms para sus misiones submarinas, en 1953. Gracias a su estanqueidad, su legibilidad, su seguridad y su robustez, la pieza inmediatamente se impone como un componente indispensable de su equipo.

También te puede interesar
De sangre azul: aristocracia relojera

Otros les seguirán, como la armada alemana que, a mediados de los años sesenta, adoptará e  modelo Fifty Fathoms RPG 1, más conocido hoy en día bajo el nombre de BUND No Rad. Esta denominación hace referencia al término Bundeswehr (fuerzas armadas) grabado sobre el fondo de los relojes que equiparán a los Kampfschwimmer, la unidad de comando de élite de los hombres rana alemanes, hasta principios de los años setenta. El atributo distintivo del modelo RPG 1 es el logo “no radiations”, que aparece por primera vez en el dial de un Fifty Fathoms.

Blancpain Tribute to Fifty Fathoms No Rad, ficha técnica

  • Caja: 40.3 x 13.23 mm de acero inoxidable con acabado pulido; bisel de acero inoxidable unidireccional con cristal de zafiro abovedado; cristal de zafiro en ambas caras, corona a rosca
  • Movimiento: mecánico automático
  • Calibre: 1151 de manufactura con doble barrilete; espiral de silicio
  • Frecuencia: 3 Hz, 21 mil 600 a/hora
  • Reserva de marcha: 100 horas
  • Funciones: horas, minutos, segundos, reloj de buceo profesional
  • Carátula: negro mate, logo “No Rad” a las 6 horas; agujas e índices recubiertas de Super-LumiNova® en color beige
  • Hermeticidad: 300 metros
  • Correa: caucho con patrón Tropic, hebilla de acero inoxidable
  • Edición Limitada: 500 ejemplares.
También te puede interesar
Oris Aquis Date 41.5 Calibre 400

El radio en la relojería como material luminiscente

A principios de los años sesenta, el radio, un elemento radioactivo utilizado en relojería por sus propiedades luminiscentes, es declarado perjudicial para la salud. Para tranquilizar a los buzos profesionales, así como a los aficionados experimentados que compran sus relojes Fifty Fathoms a proveedores de equipos especializados, Blancpain decide indicar claramente que sus relojes no contienen radio – por lo tanto, son inofensivos – añadiéndoles un símbolo especial: tres segmentos rojos sobre fondo amarillo tachados con una cruz negra. Las palabras “no radiations” inscritas debajo del logo garantizan una clara comprensión del mensaje. Más adelante, se incluirá este signo en el modelo Fifty Fathoms RPGA 1, una versión del BUND No Rad con calendario, en el cual se mantendrá como el criterio principal.

Estos relojes de buceo, en cuya esfera se indica la ausencia de radio a través del logo “no radiations”, se han convertido en piezas de colección muy codiciadas. Hoy, forman parte del legendario patrimonio del Fifty Fathoms, que se extiende a lo largo de unos setenta años.

Continúa con: la historia de la luminiscencia en la relojería.

Síguenos en Instagram.

Facebook Comenatarios

ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.



notas relacionadas