Harry Winston 2019, Time to Move

Sin duda una de las expertas en el desarrollo de relojes joya y relojería sorprendente para dama y caballero. Ingresar a la manufactura durante los días de Time to Move ha sido realmente mágico, comenzando por el hecho de que fuimos recibido por Nayla Hayek, hija del legendario Nicolas G. Hayek y quien funge como consejera del Grupo Swatch junto con su hermano Nick.

Durante las palabras de bienvenida Nayla mencionó que era un avant-premier el poder ingresar a este espacio desarrollado en 2007 y donde laboran poco más de 600 personas. La razón de esta apertura a la prensa ha sido motivo de orgullo para todos los artesanos que allí laboran, y un privilegio para el gremio de comunicación del cual Watches World tuvo el honor de formar parte.

Aniversario 20

Con este número mágico se celebran varias de las colecciones de relojería de la firma con sedes en Ginebra y Nueva York, por lo que todas las ediciones limitadas en 2019 han sido propuestas a 20 piezas, no más, no menos.

Avenue

Avenue Classic 20 Aniversario

Lanzada por primera vez hace veinte años, rinde homenaje al lugar que vio nacer al extraordinario imperio de joyería de Harry Winston. Fundada en Nueva York en 1932, durante el apogeo del art déco, Harry Winston terminó por establecer la casa que llevaría su nombre en la prestigiosa Quinta Avenida de la ciudad. La inspiración de esta caja rectangular es doble: por un lado, bebe de las elegantes y modernas líneas del diseño del periodo art déco, y por otro se apropia de elementos arquitectónicos del salón de Harry Winston en Nueva York.

Harry Winston celebra el 20.º aniversario con un reloj celestial de oro blanco que incluye un poético mecanismo de fases lunares y alusiones a la arquitectura del famoso e icónico salón de la Casa en la Quinta Avenida. Se trata de una edición limitada a tan solo 20 unidades que reproduce los colores del amanecer con nácar y piedras preciosas en su dial y su correa, y que marca el inicio de una nueva década para la emblemática Avenida.

La caja rectangular del reloj Avenue Classic 20th Anniversary Moon Phase está engastada con 50 diamantes de talla brillante en el bisel, los bordes de la caja y la corona. En la parte superior de la caja, caracterizada por sus dos diamantes de talla brillante, se encuentran los distintivos arcos de The Avenue Collection, en homenaje a la grandiosa entrada arqueada que da paso al salón de la Quinta Avenida, una puerta al glamuroso mundo de Harry Winston. La caja alargada de oro blanco de 18 quilates del reloj es delgada y ha sido diseñada con gran pericia para ajustarse a la perfección a la muñeca.

La carátula está hecha de nácar natural, delicadamente pintado a mano con una paleta de tonalidades que pasa gradualmente del azul oscuro de la base a la sombra etérea del púrpura de la parte superior. Este cautivador amanecer incluye una ventana para el mecanismo de fases lunares. En conmemoración del 20.º aniversario de The Avenue Collection, este reloj de edición limitada integra un calendario de fases lunares maximizado para realzar la belleza de nuestro celestial vecino. La Luna completando su ciclo sobre un cielo rutilante de azul noche, en compañía de las estrellas. Los diamantes son un clásico omnipresente en las creaciones de Harry Winston y tienen un papel protagonista en la carátula. Coronando el aplique Esmeralda de Harry Winston de oro blanco de 18 quilates, a las 12 en punto, encontramos diamantes de talla brillante en engastes de oro blanco con talla marquesa, que recuerdan la técnica de racimo marca de la Casa. Si miramos más de cerca, vemos que el macizo de diamantes que enmarca el logotipo, junto con las filas de diamantes verticales del centro del dial, recrea la entrada arqueada del salón de Harry Winston en Nueva York. La puerta se encuentra flanqueada por más diamantes engastados con esta misma técnica y, justo debajo, se sitúa la ventana de las fases lunares: un semicírculo de diamantes que conforma la mitad inferior del segundero pequeño del dial.

Una vez más, la maestría y la genialidad artística de los engastadores de Harry Winston cobran vida en esta extraordinaria correa de oro blanco de 18 quilates, completamente engastada con 216 zafiros de diferentes tonalidades azules y púrpuras colocados en un alineamiento único de dos filas, y 66 diamantes de talla brillante. La correa está formada por tres eslabones flexibles de oro blanco, cuyo exterior recrea asimismo la forma de la famosa entrada arqueada de Harry Winston. Al igual que la carátula, la correa juega con el arte de las distintas tonalidades, empleando diversas gemas. Variando en intensidad y saturación, los zafiros azules y púrpuras de la correa reproducen el mismo patrón cromático del dial y pasan gradualmente de lo oscuro a lo más claro, con las piedras de color más intenso situadas en la parte superior, cuyos tonos van suavizándose hasta fundirse finalmente con los diamantes blancos brillantes cerca del broche.

Avenue C Mini Moon Phase 20 Aniversario

Tres nuevos modelos constan de una elegante caja de oro blanco de 18 quilates, el Avenue C™ Mini Moon Phase está disponible en tres colores: azul oscuro, rosa y azul claro, con solo 20 unidades de cada color. Por primera vez en sus 20 años de historia, la caja rectangular del reloj Avenue C™ Mini abandona su clásica ornamentación de diamantes de talla brillante e incorpora en su lugar 40 rutilantes diamantes de talla baguette que realzan el atrevido diseño del reloj.

El rasgo más sorprendente de la caja —los icónicos arcos de diamantes situados a las 12 y a las 6 en punto— evocan la forma de la grandiosa entrada arqueada que da paso al famoso salón de Harry Winston en la Quinta Avenida. Los 40 diamantes de talla baguette realzan la geometría de la caja y recrean la forma de los grandes sillares travertinos de la fachada del salón del afamado relojero.

La carátula de nácar blanco luminiscente cuenta con un un óvalo alargado domina este lienzo de oro blanco de 18 quilates, como contrapunto absoluto de las líneas rectangulares de la caja. Una vez más, los engastadores dibujan un paisaje dinámico compuesto con gemas de diversas tallas, tamaños y colores, agrupadas en diferentes conjuntos con revestimiento de oro blanco. La estrecha caja y la delgada carátula son dos rasgos del diseño del reloj que han requerido del extraordinario talento de los engastadores de Harry Winston.

El centro del óvalo está engastado con 20 diamantes de talla brillante, rodeados por un óvalo de tamaño mayor con ocho diamantes de talla baguette a las 3 y a las 9 en punto, que reflejan la disposición de la caja. En torno a los diamantes blancos, encontramos 76 gemas de colores: zafiros de azul intenso, gráciles aguamarinas o zafiros rosas. Como si de rayos de sol se tratase, cuatro delicadas extensiones de nácar en los índices de la 1, las 5, las 7 y las 11 en punto apartan la mirada del centro de la carátula y centran el aplique Esmeralda de oro de HW, situado en la parte superior, y el calendario de fases lunares de la parte inferior. La característica atención por los detalles de la Casa está presente en todo el diseño del reloj, donde hasta los rayos de oro blanco y nácar suman profundidad y atrapan la luz.

La Luna está hecha de oro de 18 quilates y va creciendo hasta estar llena contra un cielo de nácar de color azul noche. Para conseguir integrar un mecanismo de esta naturaleza sin aumentar el grosor de la caja del Avenue C™ Mini, los relojeros suizos de Harry Winston tuvieron que reducir el tamaño y la altura al mínimo, logrando así uno de los movimientos con fases lunares más pequeños que existen.

Con la precisión de su movimiento de cuarzo suizo, el Avenue C™ Mini Moon Phase se completa con correas de piel de caimán a juego, en rosa perla para el modelo de zafiros rosas, en azul perlado para el modelo de zafiros azules, y en azul claro perlado para el modelo de aguamarinas. El reloj se ajusta a la muñeca con un cierre desplegable de oro blanco de 18 quilates, engastado a su vez con cuatro diamantes de talla baguette que se hacen eco de los diamantes de la caja.

 

El color azul está intrínsecamente unido a Harry Winston, el famoso joyero americano que en 1949 se hizo con el legendario diamante Hope, una pieza azul de 45.52 quilates. Un color que lleva tiempo representando la identidad de la marca. El azul aparece en un dinámico esquema de colores de dos tonos en la carátula, creado con nácar pintada a mano para revelar formaciones suaves, como nubes dentro de un cielo profundo. Los rayos del sol que irradian de la emblemática esmeralda de Harry Winston, en la parte superior del dial, se van ampliando hasta el borde del dial. El contraste entre los rayos de azul oscuro y azul más claro proporciona el fondo.

Esta iteración del reloj Avenue, también está disponible con una caja de oro rosa de 18 quilates que se presenta en una majestuosa carátula nacarada de color marrón de La Habana. La disposición en racimo es una técnica de diseño firma de la Casa, desarrollada por el Sr. Winston a principios de los 40, en un intento de liberar a las piedras preciosas de las encorsetadas disposiciones tradicionales de la época. Alternando cortes de pera, marquise y redondo, y agrupándolos en diferentes ángulos, los racimos de piedras se iban transformando en esculturas tridimensionales llenas de dinamismo y vitalidad. Para recrear la vibrante belleza de esta técnica, un ramillete de diamantes de talla brillante emana en todas las direcciones de la estrella que rodea el logotipo de Harry Winston en oro de 18 quilates, algunos de ellos enmarcados en una silueta con forma de pera, que acentúa aún más el efecto del diseño.

Con motivo de su vigésimo aniversario, Avenue collection da la bienvenida a una serie de nuevos modelos, al tiempo que se adentra en su próxima década de vida. Bautizada en honor a la Quinta Avenida —uno de los destinos de compras más exclusivos del mundo y sede del icónico salón de Harry Winston en Nueva York—, la colección de relojes Avenue evoca el estilo y la sobria geometría del periodo art deco, durante el cual Harry Winston fundó su negocio del mismo nombre en 1932. Colocados en el interior de un pequeño arco situado a las 12 y a las 6 en punto en la caja, encontramos dos diamantes de talla brillante que recuerdan la entrada arqueada que da paso al salón de la Quinta Avenida y al exclusivo mundo de Harry Winston. Engastada con 28 diamantes de talla brillante y uno truncado en la corona, la caja está diseñada para seguir los contornos naturales de la muñeca.

También te puede interesar   Novedades Longines Baselworld 2014

El Avenue Classic Moon Phase de 18 quilates y oro blanco se presenta con una correa de piel de caimán azul perlado, mientras que el modelo de oro rosa se presenta con la piel de caimán marrón perlado. Como último homenaje al Rey de Diamantes, la hebilla desplegable de oro de 18 quilates está engastada con seis diamantes de talla brillante.

Ambos modelos, también pueden adaptarse a brazaletes en oro macizo de 18 quilates o en oro de 18 quilates completamente engastados con diamantes.

Avenue C Mini Moon Phase

Es la yuxtaposición de diversas formas geométricas, ya que las líneas rectangulares que caracterizan la caja de los relojes de The Avenue Collection evocan los modernos códigos de diseño del periodo art déco en el que se enmarca 1932, el año en el que el Sr. Winston fundó su imperio joyero. La caja se ha adornado con 47 diamantes de talla brillante; los icónicos arcos de diamantes situados a las 12 y a las 6 en punto se inspiran en el diseño de la grandiosa entrada arqueada que da paso al famoso salón de Harry Winston en la Quinta Avenida.

Al desplazar la vista de la caja hacia la carátula, reparamos de inmediato en el atrevido centro ovalado. En la parte superior del óvalo, atravesado por cuatro diagonales —de oro rosa o blanco facetado—, encontramos el aplique Esmeralda octogonal de oro de Harry Winston, en clara referencia a la talla de diamante favorita del Sr. Winston. Mientras, la parte inferior está ocupada por una estructura circular con la ventana de las fases lunares. Ya dentro del óvalo, los diamantes aparecen engastados sin orden aparente, dejando ver tras de sí un fondo de nácar.

La luz es una cuestión central en Harry Winston, con superficies grandes y pequeñas diseñadas para reflejar la mayor cantidad de luz a través de su magistral engaste. Uno de los materiales preferidos, elegido por sus cualidades iridiscentes, es el nácar, que se utiliza de forma creativa en toda la colección de relojes. El color azul aparece intrínsecamente ligado a la Casa Harry Winston, ya que recuerda al rarísimo diamante azul Hope de 45,52 quilates que el Sr. Winston adquirió en 1949.

El mecanismo de las fases lunares aparece dentro de un círculo, en la parte inferior del óvalo central. La luna está hecha con oro de 18 quilates y el ciclo lunar se completa hasta dejar ver la Luna llena contra un cielo de nácar. Para poder integrar un mecanismo de esta naturaleza en un espacio tan limitado, los relojeros suizos de Harry Winston tuvieron que reducir las dimensiones del movimiento al mínimo. Al hacerlo, han conseguido crear uno de los movimientos  con mecanismo de fases lunares más pequeños que existen.

Premier

 

Lotus Automatic 31 mm

Presenta un dinámico diseño escultórico floral que brota de las perlas de agua en su carátula. Recordando diversos capítulos de la brillante historia de la Casa Harry Winston, los majestuosos pétalos de la flor de loto deslumbran con su color, su luz y su volumen. El reloj está disponible en dos versiones de 18 quilates: en oro blanco y oro rosa. Su eterna flor de loto encuentra el complemento perfecto en un sofisticado movimiento mecánico que proporciona toda una vida de precisión.

La flor de loto representada en la carátula es una escultura floral en miniatura compuesta por capas de pétalos que se elevan flotando ante la vista del espectador sobre un mar de nácar. Cada pétalo está esculpido en oro blanco o rosa de 18 quilates y engastado con materiales preciosos y semipreciosos. El atractivo caleidoscopio de colores, formas y texturas crea un dial de fascinante volumen y deslumbrante luminosidad.

El modelo de oro blanco celebra la majestuosidad de la flor de loto con una paleta de color azul que se logra con diferentes variedades de nácar. Intercalados en la flor, algunos de sus pétalos están engastados con diamantes de talla brillante y otros rellenos de oro blanco martelado. El modelo de oro rosa juega con tonos más terrosos e incluye pétalos en diferentes tonalidades de nácar topo, ojo de tigre dorado y oro rosa martelado. Ningún reloj de Harry Winston estaría completo sin los famosos diamantes de la Casa. En esta ocasión, las carátulass brillan con la radiante luz de 147 diamantes de talla brillante y siete asombrosos diamantes de talla marquesa engastados cerca del centro de la flor.

Es la primera colección que lanzó la Casa en 1989 y en este modelo se cuenta con un calibre mecánico automático dotada de una espiral de silicio a fin de conceder propiedades excepcionales.

 

Premier Precious Micromosaic Automatic 36 mm

Inspirada en los increíbles mosaicos desarrollados en Italia, la firma lanza una técnica excepcional de belleza e individualidad incuestionable. El antiguo arte de los mosaicos utiliza pequeñas piezas coloreadas de vidrio, cerámica, piedra u otros materiales a las que se denomina teselas. Las teselas se aplican sobre una superficie adhesiva creando un motivo. Se trata de una técnica que fue muy utilizada en la Grecia y la Roma antiguas, y que floreció en el Imperio bizantino. Rávena, la capital del Imperio romano en el siglo V, y la Italia bizantina a través del siglo VIII llevaron el arte del mosaico a cotas sin precedentes, creando obras maestras para las paredes y techos de los primeros monumentos cristianos de la ciudad.

La búsqueda constante de nuevas y originales formas que animen los diseños de las carátulas de sus relojes es una auténtica pasión en Harry Winston, cuyos diseñadores han vuelto esta vez su mirada hacia el impresionante arte del micromosaico de vidrio para su nuevo y flamante Premier.  Las carátulas de estos cuatro modelos exclusivos han sido realizadas a mano yuxtaponiendo atrevidas paletas de colores con fragmentos en contraste de cristal translúcido y opaco, para crear diseños geométricos que resultan fascinantes y únicos.

En primer lugar, los artesanos de Rávena seleccionan bloques de vidrio coloreado que, en las proporciones adecuadas, crean la tonalidad perfecta. Para conseguir la mezcla, calientan el cristal hasta que se vuelve suave y maleable. Una vez obtenido el color deseado, trabajan el material para conseguir una forma muy concreta que permite ser estirada hasta obtener largas y finas barras o hilos. A continuación se deja enfriar el vidrio, se corta en pequeñas piezas y se dispone sobre la base de oro del dial con unas pinzas. El proceso, realizado completamente a mano, se repite con cada color y cada forma deseados. Finalmente, la superficie se cura en un horno y se pule hasta que brilla como las piedras preciosas.

El reloj Premier Precious Micromosaic se presenta en una caja de oro blanco o de oro rosa de 18 quilates. El diseño de cada una de las carátulass se limita a tan solo 30 unidades. Todos los modelos hacen alarde de vivos colores y diseños geométricos abstractos, aunque las carátulas de colores rojo y turquesa lucen un discreto motivo floral en la parte superior izquierda. Si miramos más de cerca, los compartimentos triangulares, adornados con 14 diamantes de talla brillante, albergan una composición aún más pequeña de rombos y triángulos de cristal. Los triángulos de mayor tamaño de la carátula se dibujan con delgadas cintas de cristal coloreado, a la manera de las celdas individuales que se utilizan en el esmalte alveolado. Animado por el movimiento automático mecánico suizo de alta gama, con un rotor esqueletizado de oro rosa de 18 quilates y unos elegantes acabados a mano, todo lo cual puede admirarse a través del fondo de cristal de zafiro. Equipado con la última tecnología —encarnada en su espiral plana de silicio—, este movimiento está destinado a marcar el tiempo impecablemente acompasado por la belleza eterna de la carátula.

Premier Precious Peacock Automatic 36 mm

El pavo real verde es un ave originaria de India famosa por su extravagante plumaje iridiscente. Esta ave tiene un simbolismo diferente de una cultura a otra. En el hinduismo se asocia con los dioses más importantes. En la mitología grecorromana representa las estrellas y el cosmos, mientras que en las primeras pinturas y mosaicos cristianos, su cola con manchas semejantes a ojos, u ocelos, simboliza al creador que todo lo ve.

La naturaleza siempre ha sido fuente de inspiración en la casa Harry Winston. En esta ocasión, un espectacular broche de alta joyería de ópalo con forma de pavo real diseñado por el Sr. Winston y donado en 1977 al Instituto Smithsoniano ha servido de musa para los relojes Premier Precious Peacock. Compuestos con dos paletas de colores diferentes, los pavos reales de sus carátulas cobran vida gracias al minucioso arte del engaste en mosaico de vidrio en miniatura. El último capítulo de la saga de oficios artesanos de Harry Winston nos lleva a Italia, a la histórica localidad de Rávena, conocida mundialmente por sus mosaicos. El antiguo arte de los mosaicos utiliza pequeñas piezas coloreadas de vidrio, cerámica, piedra u otros materiales a las que se denomina teselas. Las teselas se cortan a mano y se aplican sobre una superficie adhesiva creando un motivo. Se trata de una técnica que fue muy utilizada en la Grecia y la Roma antiguas, y que floreció en el Imperio bizantino. Rávena, la sede del Imperio romano en el siglo V, y más tarde de la Italia bizantina hasta el siglo VIII, llevó el arte del mosaico a cotas sin precedentes, creando obras maestras para las paredes y techos de los primeros monumentos cristianos de la ciudad.

Está dotado de un movimiento automático mecánico suizo de alta gama, con un rotor esqueletizado de oro rosa de 18 quilates y unos elegantes acabados a mano, todo lo cual puede admirarse a través del fondo de cristal de zafiro. Equipado con la última tecnología —encarnada en su espiral plana de silicio y su generosa reserva de carga de 72 horas–.

Midnight

Retrograde Seconde Automatic

El modelo más reciente de la colección Midnight es un clásico moderno que nos transporta a una deliciosa noche estrellada gracias a su venturina azul brillante y sus diamantes. La carátula presenta un diseño intemporal, sofisticado y femenino, y su complicación de segundero retrógrado evoca la silueta chispeante de las históricas tiaras de Harry Winston. El reloj está animado por un movimiento automático suizo pensado para el uso diario y que ofrecerá precisión durante toda la vida. La venturina azul del dial brilla con la luz de infinitas estrellas, como un apacible cielo nocturno. Algunos de esos astros parecen más grandes y cercanos, mientras que otros relucen como distantes motas de luz, creando así una intensa sensación de profundidad. La estrella más luminosa brilla al mediodía en forma de un diamante de talla esmeralda sinónimo de la casa Harry Winston e indica la presencia de un movimiento automático dentro de la caja. Los índices a las 3, las 6 y las 9 horas. La colección Midnight se caracteriza por el atractivo atemporal de sus clásicas cajas redondas. La radiante caja de oro blanco de 18 quilates de 39 mm del segundero retrógrado automático Midnight resplandece con la luz de 91 diamantes de talla brillante engastados en el bisel y las patillas. Los característicos códigos de la marca son inconfundibles: tres diamantes más grandes, engastados en los tres arcos próximos a la corona, recuerdan la forma de la famosa entrada arqueada que da paso al emblemático salón neoyorquino de Harry Winston. La atención al detalle que distingue a todas las creaciones de Harry Winston se refleja en el movimiento automático de fabricación suiza que acciona las horas, los minutos y la función retrógrada. Dispone de una generosa reserva de marcha de 65 horas y lleva asimismo una espiral de silicio que garantiza una precisión excelente a lo largo de los años. El cristal de zafiro del fondo permite ver el rotor esqueletizado de oro rosa de 18 quilates y el resto de la refinada decoración del movimiento, que incluye Côtes de Genève circular, rodiado y graneado circular.

También te puede interesar   Puente titánico... Golden Bridge

Midnight Yozora Automatic

Es un orgullo para Harry Winston presentar el diseño de su reloj Midnight Yozora, con una caja de 42 mm para hombre y de 39 mm para mujer. Fruto de una nueva colaboración con la firma japonesa Nakaya, la carátula del reloj es una obra de arte en miniatura creada enteramente a mano usando antiguas técnicas decorativas japonesas. Los relojes son una oda al cielo nocturno de Nueva York. Cuentan con un movimiento suizo automático y se presentan en un estuche especial, acompañados de una pluma estilográfica Nakaya a juego.

Yozora quiere decir «cielo nocturno» en japonés y es la inspiración que encontramos tras las carátulas de estas imponentes incorporaciones a la Midnight Collection. Combinando el lacado urushi con el nácar raden y el arte maki-e del rociado, el dial del Midnight Yozora recrea la famosa entrada arqueada del salón de Harry Winston en la Quinta Avenida de Nueva York. La luz se proyecta en todas direcciones desde la entrada y se encuentra con un cielo nocturno de tinta negra salpicado de detalles de nácar iridiscente e iluminado por el diamante de talla esmeralda insignia de Harry Winston a las 12 en punto.

Colaboración con Nakaya

En su constante búsqueda de originales formas de embellecer las carátulas de sus relojes, los diseñadores de la Casa viajan a todos los rincones del mundo tras los pasos de los mejores oficios artesanos. Los relojes Midnight Yozora son el resultado de la colaboración entre Harry Winston y Nakaya, una empresa japonesa de plumas estilográficas especializada en creaciones a medida. Conocida como la marca de estilográficas más elegante del mundo, Nakaya —cuyo eslogan es «solo para su mano»— calibra y ajusta cada detalle para adaptarse al estilo único de escritura del propietario. Un reducido equipo de habilidosos artesanos japoneses crea cada pluma íntegramente a mano.

Lacado urushi

La artesanía tradicional es motivo de orgullo nacional en Japón, donde existe una legislación específica para protegerla y preservarla. El lacado es una de las siete formas de arte tradicionales de Japón y la especialidad de Nakaya. Esta técnica, conocida como urushi en japonés, es la que se ha utilizado para fabricar las carátulas del Midnight Yozora.

Urushi es una resina natural extraída del árbol de la laca. Este material espeso, pegajoso y semilíquido crea una película protectora luminosa y brillante muy apreciada en las artes decorativas japonesas. El proceso de aplicación requiere extrema atención y mucha dedicación, ya que el material no solo es difícil de aplicar, sino que además necesita entre tres semanas y un mes de secado, por capa. Los relojes Midnight Yozora tienen al menos nueve capas de laca urushi en sus carátulas.

Maki-e

Maki-e es otra ancestral técnica artística japonesa, que consiste en rociar polvo metálico sobre la laca urushi húmeda para crear diferentes motivos. Los relojes Midnight Yozora utilizan esta técnica en la sección inferior de sus carátulas para recrear el efecto de la luz que emana de la entrada al salón de la Quinta Avenida de Harry Winston. Los artesanos de maki-e llenan una fina caña de bambú con polvo de paladio y platino, que rocían sobre la laca urushi hasta conseguir el efecto deseado. El motivo de la entrada, los rayos de luz e incluso los índices han sido meticulosamente pintados a mano con paladio usando esta técnica.

Raden

Otra técnica artística japonesa que se ha empleado en la carátula es el raden, que consiste en insertar con presión capas de nácar sobre el lacado urushi para añadir un espectacular brillo iridiscente a la escena. Para ello, primeramente, los artesanos tuvieron que encontrar nácar de tonalidades y reflejos similares. A continuación, este tuvo que cortarse en diminutas esquirlas que se aplicaron al dial. El motivo de la puerta de entrada de la carátula del Midnight Yozora recrea una deliciosa escena en tonos azules violáceos en la versión de hombre y rosas en la versión de mujer. Esta paleta de colores es la misma que se utiliza en la parte superior del dial, donde las incrustaciones paralelas de nácar iluminan el cielo nocturno de Nueva York.

 

Midnight Yozora para él y para ella

Los dos modelos, de 42 mm y 39 mm, se presentan en las cajas de oro blanco de 18 quilates de la Midnight Collection de Harry Winston El modelo de 39 mm está engastado con 91 diamantes de talla brillante en el bisel y las patillas, mientras que el de 42 mm tiene una caja de oro macizo pulido. Tres diamantes de mayor tamaño, engastados en los tres arcos cercanos a la corona, recuerdan la forma de la famosa entrada arqueada que da paso al salón de Harry Winston en Nueva York.

Los relojes Midnight Yozora se presentan con una pluma estilográfica Nakaya a juego en un precioso estuche de bambú hecho a mano. Al recrear las mismas técnicas decorativas y paletas de colores de la carátula, la pluma Nakaya es el compañero ideal para este reloj, e incluye una funda de kimono en miniatura para protegerla. Como no tiene clip, la pluma ofrece un diseño continuo, sin interrupción. La tapa está adornada con el emblemático logotipo esmeralda de Harry Winston en blanco para hombre, y con la forma de un diamante de talla esmeralda para mujer.

El estuche de bambú tiene una fila de tres cajones en los que vienen alojados el reloj, la pluma, los cartuchos de tinta, un convertidor y la documentación relativa a las creaciones de Harry Winston. La tapa de la caja tiene un diseño funcional y puede convertirse en un soporte para la pluma.

Los conjuntos de Midnight Yozora de 42 mm y 39 mm se limitan a tan solo diez unidades y no pueden adquirirse por separado.

Emerald

Disponible hasta ahora únicamente con marcos pequeños y muy femeninos, la colección Emerald da la bienvenida a una caja mayor, de 33 mm, disponible en oro blanco o rosa de 18 quilates. La atrevida silueta octogonal de la caja resalta con sus contornos biselados y un deslumbrante brillo. Como si de una piedra facetada se tratase, las inclinaciones de la carátula añaden profundidad y volumen. Llevando el motivo de la esmeralda un paso más allá, el clásico logotipo de oro de Harry Winston situado a las 12 horas encuentra su reflejo en la ventana biselada de la fecha, a las 6 horas.

Los relojes Emerald Automatic indican las horas, los minutos, los segundos y la fecha, y se presentan en dos tonalidades: oro rosa con opalina plateada y acabado cepillado satinado rayos de sol, y oro blanco con tonalidades azuladas degradadas que se oscurecen hacia los bordes. Otro rasgo distintivo del Emerald Automatic es el anillo graduado interior, que aumenta la precisión. En línea con su naturaleza elegante, los índices horarios están hechos de oro rosa o blanco, facetados e incrustados en la carátula.

Con un movimiento automático mecánico suizo de alta gama, el Emerald Automatic cuenta con una generosa reserva de marcha de 72 horas, más que suficiente para dar la hora exacta durante todo el fin de semana. La parte inferior de la caja permite ver el rotor esqueletizado de oro blanco de 18 quilates y los acabados de lujo, con Côtes de Genève circular, rodiado y graneado circular. Al igual que el resto de relojes mecánicos de Harry Winston, el movimiento tiene una espiral plana de silicio que asegura el máximo rendimiento a lo largo de los años.

Emerald Quartz

Hay disponible igualmente una versión de cuarzo del reloj Emerald, con funciones de horas, minutos y fecha. Fabricados con oro rosa o blanco de 18 quilates, dos de los cuatro modelos están engastados con 94 diamantes de talla brillante en la caja y las patillas. Además, hay una ligera variación en la carátula azul de los modelos de oro blanco, que tienen un acabado cepillado satinado rayos de sol.

Todos los nuevos modelos Emerald se presentan con elegantes correas de piel de caimán —azul en el modelo de oro blanco y marrón en el de oro rosa— y se ajustan a la muñeca con una novedosa hebilla de ardillón en oro. La nueva hebilla lleva grabada la marca Harry Winston y recrea los contornos biselados de la caja y el dial.

The Ocean Collection

Es la serie deportiva de lujo de Harry Winston, que combina resistencia con un sofisticado diseño. Además, se trata de una colección que incluye algunas de las complicaciones más respetadas en relojería. El Ocean Sparkling Biretrograde integra dos de ellas: la visualización retrógrada doble y las horas y minutos descentrados. Diseñados para el día a día y resistentes al agua hasta 100 metros, los dos nuevos modelos, ambos de oro blanco de 18 quilates, homenajean la pasión del Sr. Winston por los diamantes, con su exquisito engastado de gemas de tallas baguette y brillante.

Siempre a la búsqueda de nuevas técnicas y materiales que den vida al dial de sus relojes, los diseñadores de Harry Winston quedaron maravillados ante la efervescente personalidad de los cristales de rutenio, una forma cristalina de este metal.

Como si de los rayos del sol golpeando el océano se tratase, los cristales de rutenio capturan la luz de formas inesperadas. Y tras ese seductor brillo, los cristales tienen una textura ligeramente arenosa que aumenta el atractivo visual y la profundidad de la carátula. Los cristales, junto con los 127 diamantes de talla brillante engastados en el dial, aportan colorido y luminosidad a esta espectacular creación.

También te puede interesar   Panthère de Cartier, sensualidad traducida en Alta Relojería

El contador descentrado de horas y minutos domina la parte superior de la carátula, blasonado con el aplique Esmeralda de oro de Harry Winston colocado a las 12 en punto. Los índices de oro blanco, separados por diamantes de talla brillante, señalan las horas, mientras que un anillo graduado interior marca los minutos. Dos arcos enmarcados con diamantes de talla brillante albergan los mecanismos retrógrados del segundero y los días de la semana. Las manecillas de estas dos funciones retrógradas insuflan movimiento a la carátula en direcciones opuestas. La función retrógrada del segundero traza el arco desde el cero al treinta y vuelve a cero en el sentido contrario. El contador de los días de la semana avanza cada 24 horas, dando un salto el domingo a medianoche. La funcionalidad se alía con la belleza en una práctica ventana de fecha con una lente de aumento, situada a las 6 en punto, sobre un fondo de material luminiscente azul brillante que realza las manecillas y facilita su lectura, incluso en la oscuridad.

Project Z13

Meticuloso y lírico, anguloso y sobrio, potente y cómodo: Project Z13 está lleno de paradojas. Se trata de un reloj con un diseño arquitectónico magistralmente orquestado para proyectar al mismo tiempo una imagen de asimetría y de orden. El modelo presenta, por primera vez en la Colección, una ventana con las fases lunares y fecha retrógrada. Sus estructuras de apoyo se basan en la estética del lenguaje mecánico. Realizado nuevamente en Zalium™, con el espíritu de la alta mecánica, Project Z13 prosigue su radical trayectoria y confirma que los relojes Harry Winston fabricados con este material aún pueden sorprender e innovar.

Project Z13 reafirma con fuerza y precisión los principios fundamentales de diseño en los que se sustenta la Project Z Collection. Aunque la estructura arquitectónica era ya una de las singularidades primigenias de la Colección, con este reloj se alcanzan nuevas cotas. Soportados por dos brazos transversales, dos elementos de medida ocupan las partes superior e inferior del Project Z13. A las 12 en punto, la tradicional carátula calada, con sus horas y minutos descentrados, destaca como uno de los rasgos de diseño más atrevidos de la Colección. A las 6 en punto, la casa Harry Winston incluye por primera vez en esta Colección dedicada al Zalium una ventana con las fases lunares. Separada del resto para destacar aún más, la ventana parece suspendida y autónoma, gracias a su diseño visual.

La imagen seleccionada para la luna es a la vez un emblema estético de la Casa y una afirmación de sus símbolos. Para que la primera ventana de las fases lunares de la Project Z Collection resultase lo más exclusiva posible, la Casa ha optado por incluir en ella el símbolo Shuriken: una estrella que forma parte del vocabulario de diseño de Project Z desde sus inicios. Y para redondear la impresión de exclusividad de la luna de Harry Winston, su diseño no es circular, sino dodecagonal. Sus doce lados encuadran la silueta de la cubierta de la luna, la secció n fija que deja al descubierto la ventana de crecientes lunares. Con este diseñ o, la ventana de las fases lunares refleja la naturaleza dual de Project Z13: un reloj tan sobrio como detallista.

Además de estas secciones funcionales, diseñadas para proporcionar información de un vistazo, el calibre HW3202 puede verse a través de los grandes vanos que dejan al descubierto las estructuras de apoyo de la carátula. El calibre se descubre ası́ en todo su esplendor y permite admirar los acabados del reloj hasta el más mínimo detalle, incluido el motivo radial Côtes de Genève.

El color azul, símbolo de la casa Harry Winston, suele tener un gran protagonismo en Project Z. En esta decimotercera edición, esa tonalidad está presente en las manecillas, el fondo del disco lunar estrellado, la sección de la fecha, la esmeralda de Harry Winston situada a las 12 en punto y los elementos que rodean la dial descentrada. Por último, lo encontramos también en los pespuntes de la correa negra de caucho y piel de becerro. Es un azul vivo y efervescente, que encarna la energía única de Project Z. Como sus predecesores, Project Z13 es un modelo deportivo. Este sofisticado reloj se ha diseñado con la mente puesta en quienes llevan un estilo de vida activo, preocupados a la vez por la ergonomía y el confort. En lo que respecta a su exclusividad, el reloj se limita a trescientas unidades, un rasgo común en los relojes de Project Z desde hace trece años.

Histoire de Tourbillon

Histoire de Tourbillon 10 celebra el 10.º aniversario de la colección de Harry Winston dedicada a la complicación reina de la alta relojería contemporánea. Una década de perseverancia e innovación que ha superado las barreras de las posibilidades del tourbillon. Este año la colección culmina con dos relojes —diez unidades de cada uno de ellos— y una edición especial del modelo Winstonium, limitada a una sola pieza.

Por primera vez, Harry Winston utiliza cuatro tourbillones en su diseño Histoire de Tourbillon. Dispuestos con un orden perfectamente simétrico, los cuatro núcleos adyacentes independientes rotan cada 36 segundos, con un movimiento de alta precisión sincronizado por una serie de tres diferenciales. Juntos, hacen que Histoire de Tourbillon 10 sea un reloj consagrado a una precisión cronométrica absoluta, con un diseño único. Tras haber empleado tourbillones con eje único, doble o triple, combinado (o no) con un único tourbillon, un tourbillon doble o un carrusel, la última creación de Harry Winston provoca un gran impacto con esta nueva cumbre de la relojería. Por primera vez, un reloj de pulsera producido en serie está equipado con cuatro tourbillones. Este logro, que se materializa en un diseño igualmente impresionante, marca un hito en la trayectoria de la colección Histoire de Tourbillon.

Para la complicación del Histoire de Tourbillon 10 se necesitaba una caja rectangular. Con 53,3 mm de ancho y 39,1 mm de alto, esta se parece más a un navío que a un reloj. Los cuatro tourbillones del calibre HW4702, con nada menos que 673 componentes, están situados en las cuatro esquinas de la caja, en el interior de un contenedor de cristal de impresionantes proporciones y sustentados por dos puentes transversales. Esculpidos como alas tridimensionales, calados y esculturales, aumentan la impresión de simetría que emerge del Histoire de Tourbillon 10.

La idea subyacente a los múltiples mecanismos de regulación es aprovechar las ventajas de cada uno de ellos y su forma única de reaccionar a la gravedad, cuyos efectos pretende compensar el diseño del tourbillon. Así, aunque no rotan al mismo tiempo, sí deben dar la misma hora, por lo que su funcionamiento está unificado por tres diferenciales. El primero está conectado a los dos tourbillones de la izquierda, mientras que el segundo está conectado a los dos de la derecha de la caja. El tercero, de gran tamaño y con una posición central, se encarga de promediar los dos diferenciales anteriores y de transmitir la información a las manecillas yuxtapuestas.

Los tourbillones son una fuente primordial de precisión de Histoire de Tourbillon 10, aunque no la única. La exactitud cronométrica radica en otros factores, incluida la calidad del flujo de potencia que alimenta los mecanismos de regulación. Cuanto más cerca esté dicho flujo de lograr la homogeneidad absoluta, más fluido y preciso será el movimiento de los tourbillones. Este fenómeno se consigue gracias al par de barriletes de rotación rápida superpuestos, montados sucesivamente y conectados después a los tourbillones. Como resultado, la energía no se comparte entre las cuatro esquinas del movimiento, sino que se distribuye de acuerdo con las necesidades.

La carátula de Histoire de Tourbillon 10 está formada por una única pieza de zafiro, con una volumetría compleja y perfectamente simétrica. En su parte central, un círculo hueco alberga los índices de las doce horas del anillo graduado. Se extiende hacia arriba y hacia abajo en un rectángulo en el que destacan los dos grandes números de las 6 y las 12. El marco de este excepcional reloj juega también con el volumen de sus formas de manera singular, ya que presenta un corte biselado y achaflanado, con una mayor elevación a las 6 y a las 12 en punto. En estos dos puntos clave, el marco tiene dos muescas que, junto con la diferencia de altura, imitan los tres arcos de Harry Winston. Se trata de una clara referencia a la arquitectura de la entrada al icónico salón de la Quinta Avenida y es una de las singularidades más conocidas de los relojes Harry Winston.

El color de la superficie del calibre del HW4702 añade un carácter personal a cada una de las tres versiones de Histoire de Tourbillon 10. Winstonium es una pieza única que se reconoce por los dos grandes puentes azules que unen sus tourbillones, un color que ya encontramos en los puentes de las ruedas dentadas en el interior de la caja. El resto de la platina está completamente rodiado. El modelo de oro blanco cuenta con puentes rodiados en sus tourbillones y una platina gris oscuro. Esa misma tonalidad es la que encontramos en la parte trasera del puente del barrilete. Por último, la versión con la caja de oro rosa invierte sus colores en los puentes del barrilete y tiene una platina rodiada. La correa de cada Histoire de Tourbillon va a juego con el modelo en cuestión. El Winstonium y la versión de oro blanco van montados en una correa de piel de caimán con grandes escamas y pespuntes con hilo de platino 950. Por su parte, la versión de oro rosa se lanza con una correa de distinto color: negra con detalles de cobre y pespuntes de hilo de oro rosa. Estos elegantes y sofisticados toques, junto con una meticulosa atención hasta el último detalle, dan como resultado una serie de relojes realmente única.

Marco Alegría

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

Leave a Reply