La marca alemana que te recomendamos conocer: Glashütte Original, colección 2019

Una de las pocas representantes de la Alta Relojería germana, no es coincidencia que ambas Casas tengan su sede en Glashütte y sí, estoy hablando de ésta y de A. Lange & Söhne, las cuales se sitúan a menos de 200 metros de distancia una con respecto a la otra.

Este sitio de Sajonia es por demás diestro en el arte de la horología y las razones han sido fuertes, ya que han sobrevivido a bombardeos en consecuencia de las grandes guerras. Glashütte Original no ha llegado a México, pero está siendo continuamente evaluado y de hacerlo me parece que sería un acierto para un segmento con un gusto muy particular por relojería finamente terminada y realmente desarrollada 100% en Casa.

Las colecciones este año destacan por la adición de una nueva familia de relojes que rinden homenaje a una pieza de los años 50 que se enfocó en la práctica del buceo profesional. En esta nueva vertiente la firma comienza a tejer su propuesta hacia un nuevo y joven mercado, sin dejar de lado sus lanzamientos espectaculares y su docencia técnica en la creación de un tourbillon con función de parada de segundos y vuelta a cero, sí, para ajustar con total precisión cuando se tira de la corona y se modifica la hora.

Colecciones:

Panorama 

PanoInverse de Edición Limitada

Los maestros relojeros de Glashütte Original cuentan con una amplia experiencia en la combinación de la artesanía tradicional con ideas innovadoras. Esta combinación se refleja en la polifacética colección de la manufactura sajona y vuelve a hacerse patente una vez más con el nuevo modelo PanoInverse  Edición limitada. Esta obra maestra presenta una nueva interpretación de la idea de mostrar abiertamente la belleza interna de un reloj: otorga al puente de volante la sensación de «flotar» en el movimiento, gracias a la platina de base recortada.

Este nuevo reloj de platino, en una edición limitada a 25 ejemplares, representa la apertura de un capítulo en la historia de éxitos de la serie PanoInverse de Glashütte Original. La idea de presentar el puente de volante y el corazón latente del movimiento en el lado de la carátula celebró el año pasado su décimo aniversario. Ahora, esta nueva edición limitada vuelve a presentar el puente de mariposa ricamente grabado y su volante atornillado, con sus rítmicos latidos, en la zona central. A ojos del espectador, este conjunto y su acabado parecen flotar en el aire.

La característica forma de la platina de tres cuartos, que suele colocarse en el fondo del movimiento de modo que solamente resulta visible a través del fondo de caja de cristal de zafiro, queda representada con gran esplendor en la edición limitada del modelo PanoInverse. Una filigrana de hojas fluye sobre la superficie rodiada con líneas finas y delicadas ramificaciones, no solo en la parte superior con el puente de volante, sino también en la parte trasera del movimiento. Este grabado a mano no es únicamente una referencia más a la tradición de Glashütte: en el mejor sentido de la palabra, la caligrafía del maestro del grabado contribuye también a transformar cada uno de los 25 relojes en una obra de arte única.

Un rostro inconfundible

No obstante, la historia de los métodos tradicionales y los elementos de este reloj exclusivo presenta una profundidad aún mayor. La singular cara del reloj queda embellecida por chatones de oro montados sobre tornillos, piedras preciosas de rojo rubí, tornillos azules y grabados dorados.  El esqueletizado también se hace patente en una ubicación privilegiada: las agujas de las horas y los minutos, de oro blanco.

El conjunto de todos estos exquisitos acabados y ornamentos dotan al modelo PanoInverse  Edición limitada de un rostro inconfundible. El calibre 66-08 de cuerda manual, invertido de forma original, late a una frecuencia de 4 Hz y dispone de un tiempo de funcionamiento de 41 horas. Además de los indicadores de las horas, los minutos y el segundero pequeño, el reloj incorpora una indicación de reserva de marcha y un mecanismo de parada del segundero. El movimiento, exquisitamente acabado, está alojado en una caja de 42 mm de platino pulido y satinado. Además, adorna la corona un cabujón de zafiro azul. El tono azul aciano de los tornillos, la carátula finamente graneada y la correa de piel de aligátor de Luisiana de color azul oscuro proporcionan acentos cerúleos adicionales.

El nuevo reloj está disponible en las boutiques Glashütte Original y en distribuidores seleccionados del todo el mundo.

PanoReserve y PanoMaticLunar

La línea Pano de Glashütte Original se ha convertido en la opción de preferencia para muchos entendidos del arte moderno de la alta relojería alemana. En 2019, la manufactura sajona presenta nuevas versiones de sus aclamados PanoMaticLunar y PanoReserve, con carátulas de fabricación manual en tono azul intenso alojadas en cajas de oro rojo.

Los nuevos PanoReserve y PanoMaticLunar de la firma de relojería alemana Glashütte Original hacen gala de un diseño contemporáneo a la par que original. La caja de oro rojo con acabado satinado y pulido envuelve las formas asimétricas que caracterizan a ambos modelos. El dial de la horas y los minutos coexiste con la del pequeño segundero, y ambas se disponen en vertical a la izquierda. Su distintiva fecha panorámica, por su parte, se muestra debajo de las 4 h y se indica con números blancos sobre un fondo azul. Los toques de luz que irradian las agujas de oro de las horas y los minutos garantizan una legibilidad clara incluso en condiciones de iluminación adversas.

El indicador de reserva de marcha Auf/Ab (arriba/abajo) del PanoReserve se despliega en forma de abanico en las 2 h, y los términos Panoramadatum (fecha panorámica) y Gangreserve (reserva de marcha) se muestran en alemán, un sutil guiño a los orígenes de la firma de relojería. La caja de oro rojo y la carátula azul se convierten en sellos distintivos, al tiempo que la retina se detiene en la exquisita fecha panorámica en blanco sobre azul. El PanoMaticLunar causa sensación con su elegante indicador de fase lunar, que encierra un cielo plateado colmado de estrellas y una luna dorada. Los diferentes contadores se distribuyen en la carátula de acuerdo con la proporción áurea, la ley de la armonía estética que ha inspirado a artistas y arquitectos durante siglos.

Las carátulas de los dos nuevos modelos de Pano se fabrican internamente en la manufactura de carátulas de Glashütte Original, ubicada en Pforzheim (Alemania). Se requieren hasta 40 pasos distintos para elaborar los detalles distintivos y conferir a las carátulas el acabado perfecto. El azul rico, por ejemplo, es el resultado de un proceso de galvanizado que debe controlarse muy de cerca para conseguir la tonalidad exacta. Para ello, la carátula debe sumergirse en un baño galvánico durante un periodo de tiempo preciso y con el nivel de voltaje requerido.

Asimismo, otros estándares similares e igualmente estrictos rigen los procesos utilizados para crear el estampado de vinilo ranurado en la superficie de las dos carátulas descentradas (la de las horas y los minutos, y la del pequeño segundero) o los números tampografiados en el indicador de la fecha panorámica.

Los fabricantes de carátulas de Pforzheim se ocupan también de la producción del pequeño disco que forma parte del indicador de fase lunar del PanoMaticLunar. Las dos lunas de color dorado del disco se elaboran con una herramienta con punta de diamante, que les confiere un brillo único y una forma convexa de exquisita belleza. Por su parte, el cielo plateado salpicado de estrellas es fruto de un minucioso proceso de galvanización.

También te puede interesar   Porsche Design 1919 Chronotimer Flyback Brown & Leather

El órgano que da vida al PanoMaticLunar es el movimiento automático calibre 90-02 de 4 Hz con una reserva de marcha de 42 horas. El fondo de caja de cristal de zafiro ofrece una vista despejada del movimiento, su elegante acabado y los elementos característicos de Glashütte. El corazón del PanoReserve es un calibre 65-01 de cuerda manual de 4 Hz con una reserva de marcha de 42 horas. También en este caso, los elementos tradicionales de la relojería de Glashütte quedan al descubierto gracias al fondo de caja de cristal de zafiro: desde el puente de volante grabado a mano, los chatones de oro atornillados y los tornillos azulados en la platina de tres cuartos con acabado barrado Glashütte hasta el doble ajuste fino de cuello de cisne desarrollado por Glashütte Original. Los nuevos relojes lucen una correa de aligátor de Louisiana.

SeaQ

Desde hace años, los relojes de Glashütte gozan de gran prestigio en todo el mundo gracias a su mecánica de elevada calidad, sus exquisitos acabados y su elegancia atemporal. Además, desde el siglo XIX se emplean como valiosos instrumentos de navegación y para determinar la posición en tierra, mar y aire. Un buen número de cronómetros náuticos, relojes de observación, de piloto y de buceo fabricados en Glashütte atestiguan el uso de relojes de alta precisión como relojes instrumentales que encontraron un uso extendido en ámbitos muy específicos. Inspirada en esta trayectoria y su legado histórico, Glashütte Original presenta su quinta colección: Spezialist. Estos relojes buscan cautivar a los hombres más intrépidos, con mentalidad práctica y que buscan seguir su propio camino. El modelo de presentación de esta nueva colección es el SeaQ, un reloj de buceo que aúna historia y modernidad con un exquisito estilo.

El SeaQ de Glashütte Original está disponible en dos versiones: como el SeaQ, en versión limitada e ilimitada, y como el SeaQ Panorama Date, con carátula negra o azul. El Spezimatic Type RP TS 200, diseñado especialmente para buceadores deportivos, sirvió de inspiración para este nuevo modelo.

Hace cincuenta años, en Glashütte ya se otorgaba una gran importancia a la alta calidad y al funcionamiento complejo de los relojes. Con su edición limitada SeaQ 1969, la manufactura sajona recupera esta tradición: cita su histórica inscripción en la carátula negra e indica el número de piedras preciosas. En el histórico modelo, Rubies 26 encarna la promesa de calidad vinculada por aquel entonces con el calibre 75. Shockproof hace referencia a la estructura del reloj de buceo, que ya gozaba en aquellos tiempos de gran reconocimiento gracias a su estable diseño.

Las agujas verdes y la tonalidad beis «radio antiguo» de los números arábigos y los índices se deben también a sus predecesores históricos. El SeaQ 1969 se encuentra disponible en una edición limitada de 69 ejemplares; el número correspondiente de la edición limitada está grabado en la platina de base. Esta última está alineada horizontalmente y fijada en su posición mediante un anillo base roscado. Los grabados de la platina de base realzan la decoración del conjunto con el símbolo del tridente marino, la doble G de Glashütte Original y las veinte olas que simbolizan su hermeticidad de 20 bar.  La carátula negra de la versión ilimitada del SeaQ presenta números arábigos, índices y agujas acentuados con el emblemático color «radio antiguo». Asimismo, este modelo incluye una platina de base grabada y alineada que, junto a tridente con la doble G y las 20 olas, muestra el número de la caja.

Su hermeticidad de hasta 20 bar, que equivale a unos 200 metros, convierte al SeaQ en un reloj capaz de soportar los cambios de presión debajo del agua, incluso a gran profundidad. El segundo modelo, el SeaQ Panorama Date, tiene una hermeticidad de hasta 30 bar (unos 300 metros) y es el acompañante perfecto incluso para buceadores profesionales. Esta hermeticidad, tan importante para ambos modelos, se ve aumentada mediante numerosos detalles como la corona enroscada, la platina de base asegurada por un anillo en el modelo SeaQ o el fondo de caja de cristal de zafiro fijado en el centro del SeaQ Panorama Date.

Hay ocasiones en las que la vida de un buceador puede depender del perfecto funcionamiento de su reloj. Por este motivo, para los ingenieros y los relojeros de Glashütte Original, conseguir la máxima fiabilidad fue un requisito indispensable durante el diseño del SeaQ. El reloj, sometido a pruebas según la normativa DIN e ISO, cumple con los requisitos de calidad alemanes e internacionales más exigentes en lo que respecta a hermeticidad, claridad de lectura, resistencia al impacto, resistencia al agua salada y una larga lista de criterios.

Todos los modelos de estos auténticos relojes de buceo incorporan un bisel unidireccional que gira en sentido contrario al de las agujas del reloj con un clic audible, lo que permite determinar aproximadamente el tiempo de buceo. Con su claro fiador del minutero y la marca triangular revestida con Super-LumiNova que indica el inicio del buceo, el SeaQ es todo un garante.  Por si esto fuera poco, las incrustaciones cerámicas consiguen que la superficie del bisel sea muy resistente a los arañazos. Debajo del agua, los buceadores se suelen enfrentar a condiciones lumínicas adversas. En estas circunstancias, el SeaQ ofrece una excelente visibilidad. Los indicadores horarios y los índices aplicados/impresos se ven realzados gracias al efecto Super- LumiNova, al igual que sucede con las agujas de las horas, minutos y segundos. Su brillo azul garantiza  a través del cristal de zafiro antirreflectante – una legibilidad óptima y una experiencia de buceo segura, incluso en aguas turbias.

Tanto en el SeaQ 1969 como en el SeaQ, laten los movimientos automáticos Calibre 39-11 de la manufactura con masa oscilante de metal pesado. Se aloja en una caja de acero noble de 39 milímetros de diámetro y dispone de una reserva de marcha de 40 horas, un mecanismo de parada del segundero y un fechador a las 3.

La fecha es muy importante para su modelo hermano, el SeaQ Panorama Date. Su característica fecha grande, una característica típica de los modelos de Glashütte Original, da nombre a este modelo de tamaño ligeramente más grande y se posiciona de forma armoniosa a las 4.  La carátula, opcionalmente en negro o azul con un acabado SunRay, presenta las agujas, los números arábigos aplicados y los índices en verde o blanco respectivamente.

No obstante, las diferencias en comparación con el SeaQ van más allá de los detalles meramente visuales. Con el SeaQ Panorama Date, los relojeros de Glashütte han conseguido adaptar el aclamado Calibre 36 para superar los riesgos que entraña medir el tiempo debajo del agua. En la versión 36-13, late dentro de una caja de acero noble de 43,2 mm y cumple con creces, como de costumbre, los requisitos estipulados para las siguientes características: precisión, estabilidad, reserva de marcha y estética. La montura a bayoneta asegura que el movimiento esté anclado en la caja para lograr así una eficaz resistencia frente a impactos. Ofrece una increíble reserva de marcha de 100 horas y su espiral de silicona permite una elevada precisión de marcha, tanto fuera como dentro del agua.

Y, como no podría ser de otra manera, la promesa de calidad inherente al Calibre 36 también acompaña al SeaQ Panorama Date. Esto significa que, además de cumplir con las estrictas normas DIN e ISO para relojes de buceo, también debe superar la ardua prueba de 24 días. Un certificado individual se encarga de avalar la finalización de estos ensayos en cada reloj.

También te puede interesar   Chronoswiss Timemaster Chronograph

El SeaQ 1969 viene con dos modelos de correa alternativos: uno con una impresionante correa de caucho grabada en relieve y otro con una correa hermética de malla de nailon diseñada especialmente para el SeaQ. El SeaQ y el SeaQ Panorama Date se encuentran disponibles en tres modelos de correa diferentes que garantizan una sujeción segura: un brazalete en acero noble plano y estable con un mecanismo de ajuste fino en 8 pasos; una resistente correa hermética de malla de nailon y una distinguida correa de caucho con un diseño grabado en relieve.

Senator

Senator Chronometer Tourbillon – Edición Limitada

En la pequeña villa sajona de Glashütte, la elegancia y la mecánica se reúnen desde hace años en unos relojes acabados con sofisticación. En 1920, el maestro relojero Alfred Helwig otorgó al tourbillon, una de las complicaciones de alta relojería más complejas, una apariencia de ingravidez al anclar el mecanismo únicamente en una cara. Hoy, Glashütte Original presenta el invento de Alfred Helwig en una versión actualizada y altamente sofisticada. La manufactura sajona ha logrado, por primera vez, combinar un tourbillon volante con un mecanismo de parada del segundero, puesta a cero y fiador del minutero, lo que permite ajustar la hora con enorme precisión. Esta primera edición mundial, en platino, está limitada a 25 piezas; el modelo está certificado oficialmente como cronómetro.

Aunque resulta fascinante admirar el giro de una jaula de tourbillon, el objetivo original de este mecanismo consistía en aumentar la precisión del reloj. Tanto en voladizo («volante») como anclado con un puente al modo clásico, este «remolino» gira, junto con todo el sistema de oscilación y escape, sobre su propio eje. En el pasado, esto permitía contrarrestar los efectos de la fuerza de gravedad en el rendimiento de la marcha de los relojes de bolsillo. En los relojes de muñeca modernos, el tourbillon sirve, ante todo, para demostrar el excepcional savoir-faire relojero del maestro, algo que los entendidos de todo el mundo son capaces de apreciar.

Glashütte Original demuestra que un tourbillon todavía puede cumplir su propósito original. El mecanismo de parada del segundero, la puesta a cero y el fiador del minutero garantizan la sincronización de las agujas de los minutos y los segundos, lo que permite ajustar la hora con enorme precisión: la jaula giratoria del tourbillon se detiene en el momento en que se extrae la corona; puesto que el segundero está montado en la jaula, este también se detiene inmediatamente.

Los relojeros de la manufactura acogieron gustosos el desafío que suponía encontrar un modo de detener el tourbillon volante y combinarlo con la capacidad de ajustar la hora con precisión. Y dieron con una solución tan innovadora como bien concebida. Glashütte Original ha solicitado dos patentes para esta compleja construcción. Para ajustar el tiempo, es preciso extraer la corona.

Al hacerlo, se activa un embrague vertical que bloquea la jaula del tourbillon y, con ella, el volante, en la posición en la que se encontrase en ese momento. Si se sigue extrayendo la corona y se mantiene en posición, el segundero avanza en sentido dextrógiro hasta el cero, mientras que la aguja de los minutos avanza hasta el siguiente índice entero. Durante este proceso, un amortiguador de rotación garantiza la suavidad del movimiento. A continuación, se puede soltar la corona, mientras el segundero pequeño se mantiene en el cero, y es posible ajustar la hora al minuto preciso mientras la corona se mantiene extraída. En el momento indicado, se vuelve a introducir la corona, lo que libera el segundero; de este modo, se garantiza una sincronización perfecta entre minutos y segundos. Además, por primera vez, esta versión ha sido equipada con protección frente a impactos en ambos lados del tourbillon volante.

Mecánica

La elevada precisión de la marcha del Senator Chronometer Tourbillon – Edición limitada ha sido confirmada por un instituto de pruebas independiente. Cada reloj está certificado como cronómetro, de conformidad con la norma DIN 8319, por el Servicio de Calibración Alemán en Glashütte. El reloj se somete a 15 días de pruebas en cinco posiciones distintas y a tres temperaturas diferentes. Además, una espiral de silicio otorga una mayor protección contra campos magnéticos y cambios térmicos. El calibre 58-05 de cuerda manual, que late a una frecuencia de 21 600 semioscilaciones por hora, dispone de 70 horas de reserva de marcha con la cuerda completa, lo cual se hace patente por medio de la indicación a tal efecto en las 9 h.

La caja de platino de 42 mm presenta un movimiento con acabados decorativos de gran sofisticación. Bajo la carátula descentrada de color azul galvánico, trascienden unas fascinantes vistas de la combinación de distintos niveles y acabados. El dial y el tourbillon volante se alzan cual torrecillas sobre las mitades inferior y superior del movimiento, lo que otorga al conjunto un espectacular efecto tridimensional. El diseño abierto y un anillo de cristal de zafiro parcialmente transparente que alberga la escala de los segundos atraen la mirada del espectador hacia las profundidades del reloj. Completan la decoración diversos grabados a mano y el clásico acabado barrado Glashütte.

Por si fuera poco, un detalle especialmente sofisticado luce discretamente en el borde superior de la carátula: el anillo superior con efecto de espejo muestra, en las 12 h, la inscripción «Chronometer Tourbillon», grabada de forma inversa en el cierre de la carátula. También la parte trasera de este reloj incluye acabados tradicionales, fascinantes y elaborados. Completa este modelo una correa de piel de aligátor de Luisiana de color azul oscuro con cierre desplegable de platino.

Senator Chronometer

Con la edición más reciente de su exitoso Senator Chronometer, Glashütte Original presenta precisión certificada en un diseño elegante y contemporáneo. Inspirado en los famosos cronómetros náuticos de los siglos XIX y XX de Glashütte, este cronómetro de pulsera también se distingue por su precisión de marcha probada, una legibilidad perfecta y una estética atemporal.

El Senator Chronometer fue presentado en 2009 y, el año siguiente, los lectores de la revista Armbanduhren lo eligieron «Reloj del año». Desde entonces, este modelo elegante y atemporal ha despuntado como un clásico de éxito de la colección Senator. En 2019, se presentó una nueva colección, con una caja totalmente rediseñada de oro rojo. El bisel del nuevo modelo es más estrecho y ofrece más espacio para la carátula y su textura refinada y con graneado plateado.

El término cronómetro caracteriza a los relojes más precisos de su generación, cuya precisión de marcha se debe probar en exigentes pruebas de estandarización. En el pasado, estos relojes excepcionalmente precisos y fiables se usaban principalmente en la navegación, para determinar la posición exacta de un barco en alta mar. Los estándares de calidad de un cronómetro contemporáneo siguen siendo elevados: un reloj solo merece exhibir su título de «cronómetro» cuando ha logrado el sello de aprobación de uno de los institutos de pruebas autorizados. El Senator Chronometer demuestra asimismo su calidad con el certificado oficial de cronómetro otorgado por el Servicio de Calibración Alemán y adopta orgulloso su papel como heredero de sus predecesores de precisión. Una característica especial del cronómetro alemán es el requisito de que se debe ajustar la hora con precisión al segundo y que el movimiento debe superar todo el procedimiento de prueba montado en su caja.

También te puede interesar   Girard-Perregaux presenta Neo Tourbillon Tres Puentes Skeleton

El acabado elaborado del dial da fe de la maestría con la que los artesanos realizan estas diminutas obras de arte en la manufactura de carátulas propia que la marca relojera tiene en Pforzheim. El tono plateado acentúa el grano fino de la laca con graneado plateado y otorga a la superficie una textura aterciopelada. La vuelta de horas de estilo railroad, los índices y los números arábigos están grabados con láser y galvanizados en negro. Las agujas de acero  en forma de pera y de color azulado brillan al pasar sobre su recorrido. Los contadores azulados del pequeño segundero, y la indicación de la carga de la marcha el interior de la carátula, proporcionan una mayor profundidad.

Espíritu vintage

El diseño de los contadores está inspirado en los antiguos cronómetros náuticos: el segundero pequeño está colocado en las 6 h y el contador de tiempo de funcionamiento en las 12 h. Además, el Senator Chronometer presenta la característica fecha panorámica en las 3 h, que combina con el color de la carátula. Gracias a la denominada «fecha saltante», el cambio de fecha, que dura varios segundos, se realiza justo a las doce de la noche. El corrector, que garantiza la máxima comodidad para ajustar la fecha con rapidez, está situado en las 4 h en el lateral de la caja. Una discreta indicación día/noche simplifica el ajuste de la fecha. Está situada en una apertura redonda dentro del contador de tiempo en funcionamiento: de las 6 de la mañana a las 6 de la tarde, el círculo pequeño aparece en blanco, y a partir de ese momento, en negro.

Tech

Las funciones se accionan gracias al movimiento de cuerda manual Calibre 58-01, con un acabado muy elaborado. Entre sus características se encuentra un refinado mecanismo de parada del segundero: cuando se extrae la corona, la indicación de la hora se detiene y el segundero se pone a cero y permanece en dicha posición; Al mismo tiempo, la aguja de los minutos avanza hasta el índice de minutos entero más próximo. Cuando la corona se gira para ajustar la hora, la aguja salta al siguiente índice de minuto, garantizando así que se mantenga la relación correcta entre los segundos y los minutos. Un fondo de caja de cristal de zafiro permite apreciar de un vistazo las características clásicas del arte de la relojería de Glashütte: en la representativa platina de tres cuartos, los chatones de oro atornillados y el puente de volante grabado a mano se fusionan la maestría relojera con la artesanía auténtica. Una correa de piel de aligátor de Luisiana de color marrón oscuro con cierres desplegables de oro rojo o hebilla con hebijón completan el elaborado diseño del nuevo cronómetro.

Sixties

La línea Sixties presenta el legendario diseño de los años 60 y encarna el arte relojero de Glashütte, cuyas tradiciones se remontan a 1845. La colección, animada y abierta, dedicada al espíritu de los tiempos actuales, no es para los amantes de la nostalgia. En 2018 esta popular línea presentó la primera de sus sorprendentes ediciones anuales. Las fascinantes versiones en verde han inspirado a entusiastas de los relojes y del diseño de todo el mundo. Ahora Glashütte Original lanza una arrebatadora secuela de esta historia de éxito: para su edición anual de 2019, la manufactura alemana presenta los modelos Sixties y Sixties Panorama Date en tonos naranjas de múltiples facetas.

Los nuevos modelos incorporan inusuales carátula sen degradado, igual de radiantes que la agitada década que les da nombre. En los años 60 el mundo estaba cambiando a una velocidad vertiginosa inspirado por visionarios atrevidos, una libertad sin precedentes e ideas audaces en el arte, la cultura, la política y la sociedad. El dinamismo de esta década sigue inspirando en la actualidad a artistas, diseñadores y músicos, así como a los maestros relojeros de Glashütte Original.

Los nuevos modelos de color naranja Sixties y Sixties Panorama Date subrayan la esencia retrochic inconfundible de la línea. La cara del reloj presenta su curvatura característica, desde la carátula y las agujas hasta el cristal de zafiro, antirreflectante por ambos lados. Los números arábigos, los índices tallados de diamantes, los indicadores horarios aplicados a mano y las agujas resaltadas con Super-LumiNova® añaden matices armónicos.

Un diseño idiosincrático a la par que elegante, una afirmación válida no solo para los detalles, sino para la carátula en su conjunto. A partir de un amarillo dorado en el centro, el color fluye por la superficie curvada y muda a naranja intenso y rojo antes de alcanzar el perímetro negro. ¿El resultado? Viveza deslumbrante, calidez y energía. El mérito por este impresionante conjunto de tonos diferentes, conocido también como dégradé o efecto degradado, debe atribuirse a los expertos de la manufactura propia de carátulas de Glashütte Original en Pforzheim (Alemania).

Tras someter a un baño galvánico que otorga a la carátula su tono amarillo dorado, los fabricantes de carátulas aplican con cuidado una serie de capas de laca roja y negra. El resultado de este proceso artesanal afiligranado es un degradado personal que hace que cada una sea única. El paso final consiste en calentar las carátulas en un horno para fijar los colores.

Sin embargo, el seductor poder de los Sixties va más allá del juego con los colores. Tras la estructura de la superficie se esconde también una historia singular. El estampado en bajorrelieve se realiza con las herramientas y los métodos originales de los años 60. El troquelado de cada carátula recibe su repujado con una prensa de 60 toneladas que ya se utilizaba por aquel entonces en la manufactura de Pforzheim. Además, durante los años 60, la cooperación transfronteriza permitía a Pforzheim suministrar diales a Glashütte para el reloj Spezimatic. Esta asociación, que comenzó hace más de 50 años, culminó con la integración en 2012 de este fabricante de carátulas en la manufactura de Glashütte Original. En la actualidad este espíritu innovador vuelve a desempeñar un papel decisivo en el desarrollo de la línea Sixties, como confirma cada una de las carátulas de manera muy clara.

En los nuevos relojes laten los movimientos automáticos 39-52 (en el Sixties) y 39-47 (en el Sixties Panorama Date) de la manufactura. Desarrollados de forma interna, estos mecanismos se montan en cajas de acero noble pulido de 39 mm de diámetro en el caso del Sixties de tres agujas y de 42 mm de diámetro en el modelo Panorama Date.  Redondea el diseño vintage una correa de piel de aligátor de Luisiana de color marrón con cierre de hebilla con hebijón. En su condición de edición anual de 2019, los modelos Sixties y Sixties Panorama Date solo están disponibles por un tiempo limitado en las boutiques Glashütte Original y en distribuidores autorizados escogidos en todo el mundo.

Marco Alegría

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

Leave a Reply