Entrando al mundo de la relojería Suiza con Tissot

TISSOTAntes que nada, quiero aclarar que el Swiss Made es sinónimo de calidad. De ahí nuestra fascinación por estas piezas, que nos aportan precisión, saber hacer, y una amplia gama de oficios que se involucran en la elaboración de los guardatiempos. Si usted es recién aficionado a la relojería, no se asuste, no tendrá que “romper el cochinito” para aventurarse en este mundo, ya que Tissot es una marca Suiza que nos lo permite.

Los relojes helvéticos son garantía en movimientos y en materiales. Esto por supuesto aplica para Tissot, que utiliza de alta calidad, como el cristal de zafiro, batería Renata –que no derrama ácidos al terminarse la energía-, movimientos ETA exclusivos para la marca y que brindan grandes reservas de marcha, acero inoxidable y titanio hipo alergénico, cerámica de alta tecnología y una garantía de dos años.

Tissot

Lujo a precio accesible

La marca tiene como política llevar los mejores movimientos a un precio alcanzable para todos. Al vender 4 millones de piezas al año, le permite alcanzar costos de producción que lo hacen dar un mejor precio a usted, el consumidor final.

Desde 1853 ha sido una empresa innovadora, teniendo entre sus descubrimientos la carátula de madre perla, la tecnología táctil y del híbrido de la tecnología táctil solar. Además cuenta con relojes para todos los gustos, no importa si usted quiere un reloj de oro con diamantes certificados o un reloj sumamente deportivo, dentro de la amplia gama, encontrará a su complemento ideal.

Acerca de 

La alta relojería solo se entiende a partir de la pasión, entrega, creatividad y el esfuerzo del artesano y su industria, por ello la considero una obra de arte.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: