,

Ultraplanismo relojero, el arte de la delgadez mecánica


 |  24 diciembre, 2020

El ultraplanismo relojero, los relojes ultraplanos, forman parte de lo que conocemos como complicaciones mecánicas. Su dificultad de creación radica en el ajuste de tolerancias al mínimo, en lo intrincado de su diseño y en la búsqueda de reducir al máximo cada uno de los componentes sin alterar el propósito máximo de la relojería: precisión y fiabilidad.

Desde el origen de la relojería ha habido firmas y horlogers que se han enfocado en modificar la construcción para lograr un diseño y confort adicional. A continuación te compartimos algunos de los relojes más destacados que celebran el ultraplanismo relojero en la última década.

Publicidad
Publicidad

Breguet Tourbillon Extra-Plat Automatique 5377

Breguet Classique Extra-Plat Tourbillon Automatique

Classique Extra-plat Tourbillon Automatique de Breguet, está animado por Movimiento mecánico automático extra-plano con tourbillon Calibre: 581DR, que late a una frecuencia de 4 Hz y presenta una amplísima reserva de marcha de hasta 90 horas. Este reloj extraplano excepcional contiene una de las invenciones relojeras más espectaculares. Presenta un tourbillon descentrado, que dispone de una jaula de titanio, cuya realización ha sido objeto de varias patentes. Asimismo, para garantizar un grosor de movimiento de 3mm y una caja de 7mm, Breguet ha creado una masa oscilante de platino situada alrededor del calibre que gira en ambos sentidos. Una celebración total del ultraplanismo relojero.

Piaget Altiplano 900P

Su caja se extiende hasta los 38 mm de diámetro además de representar la innovación más vanguardista, también es un guiño a la historia, ya que retoma parte de su nombre del mítico Calibre 9P, que fue el primer movimiento de cuerda manual ultraplano que Piaget creó en 1957.

También te puede interesar
Piaget Altiplano Tourbillon Infinite Blue

El movimiento mecánico de cuerda manual 900P es el resultado de un concepto totalmente innovador en el que el fondo de la caja hace a la vez de platina de este movimiento animado por 145 componentes. La caja que alberga el calibre 900P hace gala de una delgadez récord con un grosor de 3,65 mm. Una arquitectura sumamente compleja induce una construcción invertida del movimiento, con los puentes del lado de la carátula.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon

También conocido como Hybris Mechanica, es el tourbillon con repetición de minutos de carga automática más plano de la historia, con una caja de 41 mm de diámetro y –apenas– 7.9 mm de grosor, de los cuales 4.8 mm son para el calibre. El mecanismo de repetición también está equipado con un sistema de reducción de lapso de tiempo silencioso que elimina las pausas entre las campanillas. El reloj, por el que Jaeger-LeCoultre ha obtenido ocho patentes, está limitado a sólo 75 piezas.

Piaget Altiplano Ultimate Concept

Se trata del reloj más delgado de la historia, un récord que será difícil de romper y que la marca ha hecho realidad en este 2020 tras resolver los problemas de la tolerancia de sus materiales para el uso diario. Su carta de presentación son los 2 milímetros de espesor una vez en su caja. Pero un dato más sorprendente son los .2 mm de espesor del cristal.

Los 0.2 mm de espesor de esta máquina (900P-UC) son logrados mediante diferentes técnicas, un hito en el ultraplanismo relojero. En primer plano, no hay platina. El movimiento se ajusta al fondo de la caja, que actúa como base y que ha sido desarrollada en aleación de cobalto a fin de no doblarse. Las agujas se acoplan en el mismo plano que el tren de ruedas y el cristal de zafiro es de –apenas– 0.2 mm. Finalmente, el reloj está a la venta según la demanda, por lo que quien desee adquirirlo deberá contactar a los distribuidores oficiales de Piaget México. Y tendrá oportunidad de personalizar el color de la carátula, agujas y hasta el tipo de correa. El arte del ultraplanismo relojero.

También te puede interesar
Ante cada situación, un par de lentes de sol Swatch

Bvlgari Octo Finissimo Tourbillon Chronograph Skeleton Automatic

La marca acumula su sexto récord mundial en seis años. Este 2020, para confirmar su supremacía en el campo de la relojería ultraplana, Bvlgari eligió utilizar tres conocimientos previos y entregar un cronógrafo cronógrafo tourbillon esqueletado y automático, una pieza que seguramente será del gran interés de los coleccionistas.

En dimensiones, hablamos de una caja de titanio arenado con extensión de 42 mm x 7.4 mm de espesor, lo cual da cabida a un calibre de –apenas– 3.5 mm.

Adicionalmente, la caja de estructura arquitectónica luce el trabajo esqueletado de la pieza, que se complementa por el maravilloso rotor periférico. Con esta nueva construcción se utilizan dos rodamientos de esferas, ya que el movimiento se basa en rodamientos más tradicionales y no es un tourbillon volante.

Visible a través del fondo de caja de exhibición, el mecanismo del cronógrafo es gestionado por una rueda de pilares, mientras que un piñón oscilante se usa para activar/desactivar el cronógrafo. Una construcción original, la palanca que impulsa este piñón oscilante es co-axial al tourbillon. Por último, un martillo de reinicio de una pieza se desliza a través del mecanismo para accionar simultáneamente las levas del corazón del cronógrafo.

También te puede interesar
Piaget en México, boutique en la mira...

La carátula calada consta de un anillo y registros lisos. El tourbillon a las 6 en punto es un balance perfecto del barrilete exhibido a las 12 en punto, creando una agradable simetría. Para completar el aspecto monocromático del reloj, la placa y los puentes están hechos de titanio recubierto con DLC. El cronógrafo finissimo de Bvlgari es monopusher, por lo que los pulsadores laterales funcionan se utilizan para diferentes acciones. A las 2 h, este acciona todas las funciones del cronógrafo: start, stop y reset. Mientras que el pulsador de las 4 horas acciona un selector de rueda de pilares que permite seleccionar las funciones de la corona: ajuste y carga, si así lo desea. Finalmente, Octo Finissimo Tourbillon Chronograph Skeleton Automatic se ofrece con brazalete de titanio pulido con chorro de arena y cuenta con hebilla plegable.

El ultraplanismo relojero de la línea Octo Finissimo tiene mucho más por escribir…

Los récords de Octo Finissimo

  • Tourbillon (tourbillon más plano de la historia con cuerda manual)
  • Minute Repeater (repetidor de minutos más plano de la historia, cuerda automática)
  • Automatic (reloj automático más plano de la historia)
  • Finissimo Tourbillon Automatic (tourbillon automático más plano de la historia)
  • Chrograph GMT (cronógrafo automático con GMT más plano de la historia)
  • Tourbillon Chronograph Skeleton Automatic (toutbillon con cronógrafo esqueletado automático más plano de la historia).

Síguenos en Instagram. 

Continúa con: Relojes que nacieron en los 50.

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.



notas relacionadas