SIHH 2017: Cartier

Sí, la joya de la corona de Grupo Richemont volvió a exhibir una dirección congruente con su mercado y atendiendo a la clientela. Christophe Massoni, Presidente de Latinoamérica y el Caribe, agradeció el apoyo de la prensa en términos de comunicación, pero además destacó el éxito que se ha alcanzado con las últimas novedades presentadas, tanto como el de algunas piezas históricas.

Este 2017 el tema es concentrarse en lo que quiere la gente de su marca, por lo que se optó por recuperar un clásico: Panthère.

El reloj Panthère de Cartier, un imponente icono de los años ochenta, se ve más nervioso que nunca. Este emblema irrefutable de la década de la decadencia se desliza sensualmente sobre la muñeca en reluciente oro amarillo. Joyas primero, reloj segundo, es inmediatamente reconocible como Cartier.

También te puede interesar   Oris Audi Sport II, 24 Horas de LeMans

Además destacan las ediciones de excepción, que demuestran el gran gusto por la relojería convertida en joya, y también por la alta complicación mecánica.

Drive de Cartier

Tras el reloj Drive de Cartier horas minutos y segundos, el modelo segundo huso horario y el modelo tourbillon volante, la colección se enriquece con dos nuevos rostros, equipados con exquisitos movimientos de relojería.

01_drive_de_cartier_moon_phases_wg_wsnm0008

Estos dos relojes, expresiones de un mismo estado de ánimo, presentan códigos muy personales y traducen el gusto por lo auténtico del hombre Drive de Cartier, su espíritu audaz y su fantasía. Ambos se traducen su arte de vivir, escenificado por Cartier en el Palazzo Gondi de Florencia con ocasión de la última edición del Salón Pitti Uomo.

También te puede interesar   TAG Heuer y la gravedad cero: S3 ZeroG

Alta Relojería

Con los relojes Rotonde de Cartier Heure Mystérieuse Esqueleto y Rotonde de Cartier Repetición de Minutos Doble Tourbillon Misterioso, los movimientos misteriosos de la Maison se enfrentan a la arquitectura incomparable del esqueleto Cartier en el primer caso, y al espectáculo rítmico de la repetición de minutos calada de la Maison en el segundo.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: