Oris celebra 80 años de su Big Crown Pointer Date

Oris celebra 80 años de uno de sus relojes más importantes, y que dio fruto a una colección que se ha convertido en un must have para todos los amantes de la relojería de precisión de la marca.

1938

Si viajamos a aquella época recordaremos que la aviación era parte de la vida diaria, las tensiones bélicas en Europa determinaban la necesidad de creación de instrumentos que fungieran como herramientas para el servicio de los aviadores.

El reloj como instrumento de precisión, era por demás utilizado durante estos años, no obstante la estructura y códigos estilísticos habrían de transformarse para brindar total seguridad de manipulación al portador.

Nace Big Crown Pinter Date

Hacia la década de los 30 la marca había crecido debido a su nivel de inventiva y calidad de sus productos. Para 1938 se pensó en un reloj de aviador que contara además con la indicación de la fecha por aguja, y con ello la predilección de la clientela por esta referencia que en aquel momento incluía un pequeño segundero a la altura de las 8 horas.

También te puede interesar   Oris Williams Engine Date, el protagonista de la F1

Un reloj pionero para pilotos, ofrecía una configuración orientada a la fácil manipulación –incluso con guantes– para el aviador. La corona sobredimensionada y la estructura de la carátula para una legibilidad óptima con números romanos. Todo ello se ofrecía a un precio razonable, como ha sido el espíritu de Oris.

Entrando a la crisis del cuarzo, Oris sufrió los estragos de la misma pero resurgió en la década de los 80 gracias a su visión y recuperación de uno de sus relojes clásicos, el Big Crown Pointer Date se convirtió en pilar de la marca.

Los diseños van y vienen, pero el Big Crown Pointer Date ha perdurado y se mantiene firme. Este reloj es la insignia de Oris, un símbolo de la fortaleza, del legado y la marca. Dr. Rolf Portmann, Presidente Honorario de Oris.

2018 

Para este aniversario, la marca creó el Oris Big Crown Pointer Date Edición de 80 Aniversario, una pieza desarrollada en caja de bronce de 40 mm de extensión y que luce un bisel estriado, corona más grande y una llamativa carátula color verde.

También te puede interesar   Bolt 68 de Bomberg, relojería alternativa con sello Swiss Made

Finalmente vale el apunte de la utilización del bronce no sólo por moda, sino porque durante este tiempo se utilizaba el material debido a su facilidad para la producción masiva. El bronce adoptará una pátina individual según el hábito de cada persona, haciéndolo una pieza distintiva por cada propietario que la adquiera. Está animado por el calibre Oris 754 (Sellita SW-200-1) que ofrece 38 horas de autonomía a 4 hz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: