Montblanc lo conecta con la naturaleza

Montblanc nos da una cátedra de la evolución de su producto y visión con respecto a éste, y con responsabilidad, apuntala una línea que pareciera lo tenía todo, pero que prospera gracias a las tendencias, arriesgándose no solo a gustar, sino a levantar pasiones. Dentro de su línea observamos que, las novedades en 1858, ofrecen un nuevo mensaje que más que inspirarse en el montañismo, busca reconectarnos con la naturaleza y con los placeres simples de la vida.

Desde 2018, el montañismo surgió como inspiración para la línea de productos 1858, pero este 2019, se acerca a la naturaleza a partir de una idea mucho más centrada en la exploración de nosotros mismos y el disfrute de encontrar quiénes somos en realidad. El concepto se basa en cambiar nuestra postura encadenada al mundo corporativo, para salir a respirar aire puro, contagiarnos de las maravillas de la naturaleza y llenarnos de su precisión.

En cuestión de producto, encontraremos cajas de bronce, nuevas carátulas en verde caqui y correas NATO que hacen juego. Los novedosos modelos, ejecuciones de Montblanc, son el 1858 Automatic, 1858 Automatic Chronograph y 1858 Geosphere, que son los compañeros de confianza de los aventureros y exploradores.

1858 Automatic

Los dos nuevos modelos están disponibles en una caja completamente de bronce de 40 mm (las versiones anteriores, en una caja de acero y bisel de bronce). Este 2019, presentan una carátula verde caqui o una caja de acero con carátula negra.

También te puede interesar   Ulysse Nardin Marine Torpilleur, un reloj diseñado para tomar el timón de tu vida

Es el reloj de inspiración vintage más puro, con todos los códigos distintivos y el tamaño de caja más pequeño dentro de la colección. La caja presenta asas delgadas curvadas con acabado pulido y satinado, mientras que una corona estriada complementa la ecuación. Una imagen única del Mont Blanc ha sido grabada en el fondo de la caja, junto con una brújula y dos piolets de hielo cruzados, que refuerzan aún más el espíritu del montañismo de exploración y el icónico pico que inspiró a los fundadores de la Maison. Se puede seleccionar una correa de NATO o de piel de becerro envejecida con costuras beige.

1858 Chronograph

Disponible en una caja construida totalmente en bronce de 42 mm con una carátula verde caqui, lo cual proporciona el telón de fondo ideal para los contadores bicompás. La caja presenta acabados pulidos y satinados para un mayor refinamiento, e incluye un cristal de zafiro abombado, que destaca la robustez y el look vintage del reloj. El fondo está hecho en titanio recubierto de bronce para evitar alergias, y está grabado con el emblemático Mont Blanc, una brújula y dos piolets de hielo cruzados, como un guiño al espíritu del montañismo de exploración. En cuanto a estética, luce una carátula verde ahumada que proporciona un elegante fondo para los contadores, situados a las 3 h y las 9 h, que se inspiran en los históricos cronógrafos Minerva. El dial se completa con números árabes luminiscentes color beige y agujas tipo catedral ligeramente abovedadas y realzadas con Super-LumiNova®.

También te puede interesar   Sencillamente hermoso

1858 Geosphere

Se ofrece en caja de bronce con carátula verde y bisel de cerámica a juego. Este reloj presentó una nueva complicación mundial de manufactura impulsada por el calibre MB 29.25, desarrollado por los ingenieros de Montblanc en Villeret. Dedicado al desafío del montañismo mundial de las Siete Cumbres —el Santo Grial de las aventuras de montañismo—, donde los escaladores se disponen a ascender a las cumbres más altas de cada continente. Las cumbres están marcadas en los globos con puntos rojos, realzando el espíritu del montañismo de exploración. En el fondo de la caja, junto con el dibujo único de la montaña Mont Blanc, están grabados una brújula y dos piolets de hielo cruzados.

1858 Split Second Chronograph

Se trata de un cronógrafo split second monopulsador, al interior de una caja de bronce que mide 44 x 14.55 mm. En su interior vibra el histórico calibre Minerva M16.31 dotdado de 262 componentes y cuyo oscilador vibra a 2,5 Hz, una frecuencia ideal para admirar el vaivén del volante en el lado posterior a la carátula.

También te puede interesar   CORUM con "c" de cerámica

*Todos los modelos Montblanc 1858 se someten a pruebas y controles que involucran más de 500 horas de uso simulado bajo condiciones extremas.

Montblanc: comprometido con la naturaleza

Para reafirmar la importancia que Montblanc concede a la reconexión a través de la naturaleza, la Manufactura brinda su apoyo a CREA Mont Blanc, mediante donativos al Centro de Investigación de los Ecosistemas Alpinos. Estas donaciones contribuirán a llevar a cabo el proyecto “Observatorio Mont Blanc: un campo base para la ciencia”, orientado al desarrollo de un centro de formación en materia de cambio climático en los ecosistemas alpinos para tomadores de decisiones, profesionales de la montaña y líderes empresariales.

Marco Alegría

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

Leave a Reply