Un año glorioso: Yearbook Ocho de Jaeger-LeCoultre

JaegerLeCoultre Uno de los privilegios que se tiene al formar parte de la prensa especializada en alta relojería es el poder contar con publicaciones de la misma estirpe, es decir, si se realiza una pieza tan compleja y de real manufactura como las que produce La Grande Maison, se debe contar con un equipo fotográfico y editorial capaz de plasmar en una publicación las palabras de sus creadores, las complicaciones que se debieron solucionar para completar cada una de las piezas y los detalles técnicos que ayudan a entender la calidad de hechura de Jaeger-LeCoultre.

Cuando hablamos de la Casa con sede en Le Sentier debemos mencionar su total compromiso con la prensa, su selecta clientela y con ellos mismos, pues cada año realizan una publicación llamada Yearbook Eight, que en esta ocasión se JAEGER LE COULTREcentra en los oficios artísticos inauditos y exclusivos practicados en la Manufactura por su división “Métiers Rares®”.

En esta octava entrega de su Yearbook, Jaeger-LeCoultre rindió un homenaje a la mano creadora de dichos procesos, pues tras la comunicación de la sensibilidad y la inspiración, se debe pensar en algún instrumento humano capaz de plasmar lo que se siente y lo que se quiere hacer sentir, es así que el tributo a los oficios artísticos exclusivos de la Maison se comunica gracias a una obra fotográfica que difunde el sentir de sus creadores, y que está a la venta en las boutique de Jaeger-LeCoultre alrededor del planeta, en nuestro caso particular en Av. Presidente Masaryk 440, colonia Polanco.

También te puede interesar   Peyrelongue Chronos, epicentro del lujo y el tiempo

Métiers Rares®: homenaje a las manos y palmas del esmaltador, el grabador, el relojero y el engastador, mismas que son capaces de traducir las líneas que se trazaron originalmente por el departamento de diseño, y de realizar de manera única cada una de las piezas que salen de la Casa para el punto de venta.

Elogio a la arcilla: el alfarero es un oficio que se aprende para poder ensamblar un mecanismo de alta relojería, pues su minucioso cuidado y detalle deben estar presentes para el acople perfecto del mecanismo, el más leve roce y la caja de oro quedará inutilizada por algún rayón, mientras que lo mismo sucede cuando se construye un jarrón de terracota.

Arte sagrado: la inspiración sagrada parece animar a los artesanos de la fundición de campanas de Marinelli en Agnone Italia. Este mismo hacer se podría replicar en la construcción de una sonería por parte de los maestros de Jaeger-LeCoultre.

A flor de piel: la paciencia es el elemento principal para realizarlo, y los relojeros de JLC bien podrían pasar por los artesanos de la Casa Fagliano de Buenos Aires, Argentina, quienes trabajan con el cuero para realizar las mejores botas de polo del planeta. Este mismo material fue utilizado en la reedición del primer modelo de Reverso, un nuevo sentimiento al 1931 originado a partir de este deporte.

También te puede interesar   Breitling celebra el amor y la amistad

JAEGER LE COULTRE

Hybris Artistica: la máxima altura de la relojería, aquello que comprende la excelencia mecánica con la artística, los oficios estéticos con la funcionalidad y complejidad de un calibre diferente al resto. Tanto las piezas esqueletadas, como los esmaltes y guillochés, se pueden ver reflejados en la exactitud del artista.

Hybris Mechanica II: el Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon fue galardonado con el mote “Hybris Mechanica 8”, ello gracias a que los artesanos pudieron perfeccionar la repetición de minutos suprimiendo el tiempo muerto entre las sonerías de las horas y minutos de acuerdo a la ausencia de cuartos, al tiempo de ubicar el remonte automático mediante un rotor periférico, y todo ello en el menor espacio disponible.

Maestros de la luz: los vitrales del taller Loire de Chartres, Francia, perpetúan la técnica medieval de la fabricación del vitral, técnica que transforma la luz a través de su reflexión con el tiempo.

Horas preciosas: los relojes femeninos reciben toda la atención por parte de los maestros artesanos de JLC, mientras que las piezas poseedoras de estos encantos se ofrecen como las más dedicadas al público femenino sediento de alta relojería.

También te puede interesar   Los torbellinos de Lange...

Manos virtuosas: es el instrumento que acaricia y que fabrica a otro instrumento, se toma como ejemplo al violín, que es tocado con las manos, pero que también es fabricado por éstas. Los instrumentos de cuerda de Cremona, Italia, transmiten sus conocimientos y secretos a través de los siglos, ofreciendo una vida continua de las maderas utilizadas, posibilitando una melodía que suena a historia.

De colores y de otros lugares: finalmente el fotógrafo americano Steve McCurry ofreció impresionantes clichés de “Holi”, una fiesta de luz hindú para celebrar el principio de la primavera. Esta población sale a las calles con el cuerpo cubierto de colores, realizando un homenaje a los simples placeres que ofrece nuestra vida.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: