TUDOR Heritage Black Bay Chrono le gana la carrera al tiempo

Recuperando la historia de esta pieza, le invitamos a viajar hacia sus inicios: en 1926, el célebre Hans Wilsdorf vislumbró un espacio horológico para desarrollar una Casa que ofreciera garantías y calidad, pero enfocada en un público juvenil. Fue así como nació TUDOR, marca que ha continuado produciendo relojes deportivos bajo la filosofía de la corona.

A fin de reincorporar el diseño típico de sus relojes icónicos, TUDOR ha presentado un nuevo Heritage, que sorprende por un mecanismo de cronógrafo manufactura desarrollado en colaboración con Breitling.

Su nombre es Heritage Black Bay Chrono, producto de la colaboración con la prestigiada firma de aviación, mediante la que se determinó construir un nuevo propulsor con base en el calibre Breitling 01 de cronógrafo, a fin de aumentar sus capacidades de precisión mecánica. Hablamos de un movimiento de cuerda automática con rueda de pilares y embrague vertical, lo cual mejora sustancialmente la manipulación del crono, lo que invita al usuario a vivir una experiencia de transmisión suave y directa en el momento justo en el que desea cronometrar un evento deportivo, por ejemplo, una carrera de deporte motor.

DALE PLAY

 

El calibre manufactura TUDOR está seriado: MT5813, posee una reserva de marcha superior con 70 horas de autonomía, y propiedades amagnéticas gracias a su espiral de silicio. Este conjunto de innovaciones técnicas da como resultado una certificación de cronometría COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros).

Legitimidad en relojes deportivos

En 1970 fue presentado el Prince Oyster date Chronograph de TUDOR, y desde entonces, la legitimidad de la Casa con respecto a la creación de este tipo de mecánica ha quedado constatada.

Estética vintage

El diseño del Heritage Black Bay Chrono se basó en la misma apariencia de sus relojes de submarinismo, tan aplaudidos desde que la marca desvelara en 2010 instrumentos inspirados en su glorioso pasado, lo cual se convirtió en una tendencia dentro de la industria relojera. En particular, encontramos detalles como una corona de grandes dimensiones, Big Crown, que mantiene el estilo clásico y refresca con un sutil toque vintage. Asimismo, el cristal abombado resalta la profundidad de la carátula negra, marcada con relieves en sus totalizadores justificados a las 3 y a las 9 horas.

Finalmente las agujas snowflake, características de la marca, acentúan la personalidad de la pieza con el sello distintivo que data de 1969.

La construcción de la caja utiliza el acero pulido y cepillado en superficie de 41 mm de diámetro, destacando su personalidad deportiva y rasgos atemporales. Disponible en tres ejecuciones, el Heritage Black Bay Chrono se ajustará a la muñeca a través de un brazalete de acero con remaches desplegables, una correa de piel marrón oscuro o de estilo vaquero.

¿Quieres verlo en mood real? 

Acerca de 

Periodista apasionada por ejercer la actividad de informar y manifestarme en la opinión pública. El día que decidí dedicarme a esta actividad, coincidió con el momento en el que opté por compartir mis experiencias a través de mi visión particular del mundo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: