Bvlgari Octo Finissimo Minute Repeater Carbon, rompe las leyes de la física de materiales

Por qué no pensar fuera de la caja y hacer de lo ordinario algo extraordinario, y quizá de lo extraordinario, algo aún mejor.

Este es el caso de Bvlgari, la firma romana de origen, con sangre latina en las venas y con ese atrevimiento a no copiar, sino inventar. En esta ocasión les compartimos uno de los relojes más “virales” de la pasada feria de Basilea. Se trata de un Octo Finissimo Minute Repeater develado hace 24 meses, pero que modificó la estructura de su caja para reinventarse y lograr dar un paso más en la búsqueda del sonido perfecto, en este caso, está carbón.

Bvlgari Octo Finissimo Minute Repeater Carbon

La física de los materiales está a la disposición de la alquimia moderna y basta una pizca de creatividad y un mucho de know how para romper las reglas y presentar el primer repetidor de minutos ultraplano hecho en carbón. Dicho material incrementa la nota majestuosa de la repetición, más allá del titanio, y si bien ya habíamos notado que este elemento era benéfico para las complicaciones de sonería (Hublot Classic Fusion Cathedral Minute Repeater), Bvlgari cambia la forma en la que lo emplea y comprime para lograr un reloj sumamente plano, el más plano de las repeticiones de minutos.

También te puede interesar   Longines cambia el rumbo de la cronometría ecuestre

Mecánica

Animado por el calibre 362 de 3.12 mm de espesor, se sitúa al interior de la caja con apenas 6.9 mm en total. El calibre está conformado por más de 362 componentes, mientras que ofrece una reserva de marcha de 42 horas, que se carga de manera manual a partir de la corona. Si bien el corazón del reloj no cambia, sí se presenta detrás de una carátula de carbón e incorporado a una caja de este mismo material.

En cuestión de elementos utilizados para la repetición, la norma dicta que se debe endurecer el metal a utilizar a fin de mejorar la nota de la sonería. Asimismo, en los metales tradicionales no observamos el acero como conductor, sino la utilización de los oros y sus aleaciones. El oro rosa es mejor que el amarillo, y ambos superan al platino, si lo que se busca es la pureza del sonido.

No obstante, en los nuevos repetidores se ha utilizado el titanio como elemento principal para la propagación de las ondas sonoras. El titanio goza de una baja densidad y mejor rigidez, con lo cual se utiliza cada vez más en instrumentos musicales. Estas mismas características son mejoradas por el carbón, y en cuestión de Bvlgari utilizó el tipo CTP (Carbon Thin Ply), que consiste en varios layers de la fibra de carbón unidos con una resina intermedia que los fija.

También te puede interesar   "El vengador": Breitling - Avenger Bandit

Esta pieza termina por extenderse de manera equivalente a su hermano de titanio arenado, es decir: hasta los 40 mm de diámetro y conserva su grosor de 6.85 mm. La carátula también está desarrollada en CTP, mientras que en esta construcción los gongs están unidos a la caja para mejorar la transmisión del sonido.

Con esta nueva referencia Bvlgari realmente se ha graduado con honores de la clase de repetidores de minutos, y si bien jamás pensaríamos que un Patek Philippe o Vacheron Constantin acudan en esta dirección, el espíritu italiano de la firma romántica nos brinda 50 ejemplares para el disfrute o desaguisado de los puristas en la materia. Que mirarán al caballero de la noche repicar más alto y claro que su construcción tradicional de oro. Sí, en gustos…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: