“El Rey” LeBron visita el reino de “AP”

Hemos compartido con usted las experiencias que un jugador de basquetbol –en su más alto nivel– ha experimentado a través de su carrera, su predilección por la perfección y la importancia de contar con el timming perfecto, fenómeno que ha sido resuelto gracias al partnership que lo liga como embajador de Audemars Piguet, la manufactura independiente de alta relojería con sede en Le Brassus, cuya historia data de 1875.

La pasión por el deporte le surge desde sus primeros recuerdos y es así como tras su visita a la casa relojera, así como al museo y al área destinada a la manufactura de grandes complicaciones, LeBron James, Jugador más Valioso del Año por segundo año consecutivo, se emociona y nos comparte la experiencia que vivió tras este encuentro con el mundo del tiempo en Le Brassus:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Visitar por primera vez la Manufactura de Audemars Piguet en Le Brassus fue une experiencia increíble. Me ha encantado observar todos los pasos del proceso de fabricación desde el principio hasta el final”: LeBron James.

Un jugador de leyenda, llamado a convertirse en uno de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos y que ha escrito una de las páginas más impresionantes para su equipo, Miami Heat, tras conquistar dos campeonatos consecutivos de la NBA y muchos otros galardones y reconocimientos a su trayectoria individual. LeBron James encarna a la perfección la filosofía de Audemars Piguet: “To break the rules, you must first master them”.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: