Una visita al paraíso artesanal de la Manufactura Breguet * Watches World
X
¡Suscríbete a nuestro Newsletter!Entra al mundo de watchesworld, suscríbete y mantente al tanto del mundo de la relojería
Breguet Manufactura guilloche 6

Una visita al paraíso artesanal de la Manufactura Breguet


 |  5 enero, 2024

En la Manufactura Breguet se respira historia desde antes de franquear la puerta automática de cristal que da al vestíbulo. Se ubica en la Rue Alfred Lugrin del pueblo de L’Orient, Suiza. Lugrin fue el fundador de Lémania, el legendario fabricante de relojes y mecanismos que proveía a algunas de las Casas suizas más prestigiosas.

Breguet Manufactura edificio
La Manufactura Breguet.

Desde 2001, Breguet ocupa la antigua sede de Nouvelle Lémania, como se rebautizó a esa marca en 1981. Las instalaciones son amplias y modernas, y Breguet ha hecho varias expansiones. Pero en cada momento de la visita, uno tiene la sensación de estar caminando sobre los pasos de los gigantes que crearon varios de los relojes más importantes de las últimas décadas.



Breguet Manufactura guilloche 5
Guilloché en una masa oscilante.

En términos de legado, Breguet no le pide nada a ninguna otra Maison de Alta Relojería. Por el contrario, la firma custodia un patrimonio sin comparación en el sector: el de Abraham-Louis Breguet (1747-1823), considerado uno de los mejores relojeros –o el mejor– que ha existido. Ese reconocimiento unánime se debe no solo a las múltiples invenciones de su autoría, como el tourbillon, el muelle de gong o la espiral Breguet. También tiene que ver con la maestría estética que lo llevó a crear el “estilo Breguet” con elementos que se utilizan hasta la actualidad, como el guilloché, las agujas pommé y las cifras arábigas Breguet.

Artesanía mecánica

En nuestro recorrido por la Manufactura, somos testigos de los enormes esfuerzos que la Casa realiza para mantener vivos los oficios artesanales, en especial el guilloché. Tiene uno de los talleres más grandes de la especialidad en Suiza. En ese espacio hay unos 30 tornos actuales fabricados por Breguet, que parten del mismo principio de funcionamiento de los tornos antiguos que la firma restaura para exponer en sus boutiques. Aunque son prácticamente idénticas a sus predecesoras, las máquinas modernas cuentan con una mejor ergonomía, una lente equipada con una lupa binocular y una precisión de vanguardia.

Breguet Manufactura guilloche 3
Un artesano de guilloché de Breguet.

Abraham-Louis Breguet introdujo el guilloché en la relojería en 1786, luego de un viaje a Londres en el que vio unos muebles de madera decorados con esta técnica. Además del atractivo estético del resultado, Abraham-Louis detectó que sus propiedades antirreflectantes mejorarían la legibilidad de la carátula. Además, ayudarían a diferenciar las complicaciones y protegerían contra el desgaste las superficies pulidas.

También te puede interesar
¿Qué es el tourbillon?

Posibilidades infinitas

La decoración guilloché es un tipo de artesanía mecánica que consiste en el grabado de precisión sobre materiales en cuadrículas de líneas rectas, curvas o discontinuas. Se lleva a cabo con la ayuda de tornos especiales que crean formas circulares o patrones lineales. Diseñados en paralelo o en intersección, estos surcos forman un diseño repetitivo y simétrico. “Aunque requiere el empleo de una máquina, sería incorrecto clasificarlo como una práctica industrial”, dice la marca. “De hecho, es totalmente artesanal, en el sentido de que todo se controla a mano: la mano izquierda maneja la herramienta utilizando un mango, mientras que la mano derecha guía el cincel, que está fijado a un carro”.

Breguet Manufactura guilloche 1
El patrón de guilloché en la carátula de un Breguet Marine.

Algunos de los patrones más conocidos de guilloché son clou de Paris (clavos de París), panier (cesta) y flammé (llamas). Pero, como dice uno de los especialistas de Breguet: “Las posibilidades que nos abre un torno de guilloché son infinitas. Podemos ir hasta donde nos lleve la imaginación”. La técnica no solo sirve para adornar las carátulas, sino también las cajas, las masas oscilantes, las platinas y los puentes. Es tal el dominio de los artesanos de la Maison que incluso usan el guilloché en carátulas de madreperla, un material tan frágil que es necesario que el cincel tenga punta de diamante sintético para no romperlo.

También te puede interesar
Breguet y María Antonieta, una historia que trasciende con los años

El desafío del grabado

Breguet se ha tomado con igual seriedad su taller de grabado, uno de los mejores de la Alta Relojería. En sus mesas de trabajo, los artesanos cuentan con las mismas herramientas que se usan desde hace siglos. Además, tienen microscopios binoculares y lámparas. La guía nos explica que el departamento educativo de la Casa capacita a los aprendices en el tipo de grabado de Breguet.

Breguet Manufactura grabado
El taller de grabado de la Manufactura Breguet.

El proceso empieza fijando el componente a grabar en una base con cera o en un soporte desarrollado especialmente para esa parte. Según la línea a diseñar, el grabador mueve la mano que sujeta el buril o gira el soporte manteniendo el buril fijo. Una técnica es la del tallado suave (motivos en volutas), que produce líneas finas y largas con un control de la profundidad que se determina por la presión ejercida: más fuerte en el impulso inicial y ligeramente menor después. Muy pocos la dominan hoy en día.

Breguet Manufactura grabado 1
Grabado de una masa oscilante.

Hay motivos complejos que requieren buriles con puntas de diferentes formas para producir un efecto de profundidad. Otro desafío importante es el de la decoración de los puentes de los movimientos, ya que, por lo general, el grabado continúa de un puente a otro.

Breguet Manufactura grabado 2
El mecanismo grabado del Breguet Marine Tourbillon Équation Marchante 5887.

Durante nuestra visita, un grabador trabaja en el Marine Équation Marchante 5887 y nos dice que algunos elementos del grabado miden 1/10 de milímetro. ¿Hay algo más difícil? Posiblemente sí: los puentes de los mecanismos esqueletizados son muy frágiles, porque se ha retirado la mayor cantidad posible de metal para calarlos. Por ello, hay que construir soportes específicos que mantengan cada pieza en su lugar, protegiéndola al mismo tiempo de las deformaciones. Por cierto, Breguet es una de las pocas firmas relojeras que graba a mano las letras y los números que aparecen en el fondo de la caja.

También te puede interesar
Las celebridades se vistieron de oro con Bvlgari Born to be Gold

Achaflanado exquisito

Como parte de su filosofía de preservar los oficios artesanales, Breguet tiene un taller de achaflanado con artesanos sumamente capaces. Y su departamento educativo trabaja en la formación de nuevas generaciones. Verlos en acción en medio del silencio reverencial de la Manufactura, con tanta dedicación y destreza, nos recuerda por qué nos apasiona la Alta Relojería.

Breguet Manufactura achaflanado 1
El taller de achaflanado de la Manufactura Breguet.

El achaflanado consiste en eliminar con una lima las aristas vivas de los distintos componentes formando un chaflán o un bisel de 45 grados, cuyo ancho debe ser constante y con ángulos perfectamente paralelos. No hay una herramienta para medir este acabado, sino que se confía en la experiencia del especialista. Se utiliza papel de lija para suavizar las superficies y que ofrezcan una sensación táctil idéntica. Luego se pasa al pulido con pasta de diamante, que debe quedar perfecto para que el reflejo sea uniforme, sin torsiones ni facetas.

Breguet Manufactura achaflanado
El trabajo de achaflando en un mecanismo esqueletizado.

Las esquinas entrantes solo deben mostrar una línea pura, formada en el punto de encuentro de los dos chaflanes, como explica la Casa. Ninguna máquina permite obtener un resultado tan exquisito como éste. Según Breguet, su taller de achaflanado es el más importante de Suiza.

Breguet Marie-Antoinette No. 1160.

En la visita pudimos conocer otros departamentos de la Manufactura, como el de restauración. Ahí vimos el mítico reloj Marie-Antoinette N°1160 –la reproducción del reloj que Breguet hizo para la reina María Antonieta–. También visitamos el taller de tourbillones, donde nos explicaron el funcionamiento de maravillas como el Double Tourbillon 5347, y el taller donde restauran los tornos de guilloché antiguos. En cada lugar que recorrimos se sentía la presencia de Abraham-Louis Breguet (aunque, obviamente, él nunca estuvo ahí). Y eso solo puede ser una buena noticia.

¡Sigue a Watches World en TikTok!

Continúa con: Breguet Type XX: El gran clásico de la relojería de aviación vuela de nuevo

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR




SHOP THE WATCH.

notas relacionadas
Mido Multifort TV Big Date

$24,400.00 MXN

Compra Ahora