, ,

Attila presentó su portafolio de marcas de Alta Relojería en México


 |  31 agosto, 2018



Attila Distribution Group, uno de los grupos de distribución, representación y logística de inventarios en materia relojera más importantes de Latinoamérica, llevó a cabo la presentación de su portafolio de Alta Relojería en nuestro país. Y con ello la oportunidad de descubrir las novedades más importantes de su renovado portafolio.


Publicidad
Publicidad

Con la visita de su Fundador, Presidente y CEO, Rick de la Croix, la empresa con sede en Ciudad de México, pero con oficinas en Miami (Ares), refuerza su compromiso por ingresar las maravillas más selectas de las marcas de lujo en materia relojera. Greubel Forsey, Zenith, Bovet, L´Epée y MB&F, están ahora custodiadas por la impecable operación de este socio fundamental para sus planes de crecimiento, no sólo en territorio mexicano, sino también en Latinoamérica.

Bovet

Fundada por Édouard Bovet en 1822 y encabezada en la actualidad por Pascal Raffy, un estratega con visión empresarial que funge como propietario y CEO, además de como principal potenciador de la creación del exclusivo producto a partir de su vasto conocimiento de la más selecta relojería suiza en el planeta.

En plática con Rolf van Kleef, Head of Sales, tuvimos oportunidad de conocer más del producto y visión de la firma, que busca tocar a aquellos amantes de la relojería mediante un acercamiento único. Bovet inició la comercialización de sus bienes siendo pionera en la expansión, con operaciones en Suiza, Londres y China, fomentando la explosión de la cultura relojera a partir de artesanía y dedicación de gran talante. Si bien sus colecciones inician de manera un tanto más modesta, México es un mercado de grandes conocedores, por lo que su éxito no reside en el volumen, sino en la apreciación de sus obras más destacadas…

Bovet Récital 22 Grand Récital  es uno de los relojes más complejos vistos en el calendario. Y es que la construcción de la pieza ha sido efecto de investigación, desarrollo y del trabajo fino de artistas relojeros que desarrollan esta referencia en Edición Limitada a 18 ejemplares en oro rosa, 18 más en oro blanco y 18 adicionales en platino. Y arrancamos por la numeralia para que usted, lector, comprenda la verdadera proeza de este nuevo Bovet.

Básicamente se trata de un Telurio que, a manera de explicación, es un aparato desarrollado para ejemplificar los tres principales astros que nos rigen: el Sol, la Tierra y la Luna, y su interacción el uno con el otro. Sin embargo, la manera en la que este Bovet lo muestra básicamente es hermosa y digna de aplauso. Todo ello gracias a la inmensa proporción de la Tierra, que deja al torbellino hacer las de Sol y a una Luna girar alrededor de nuestro planeta. Todo ello, por supuesto, en la medida y proporción real a la que aceptamos.

Las horas se leen de acuerdo al mismo planeta, que dará una vuelta cada 24 horas, mientras que la Luna girará en la periferia de la Tierra en 29,53 días de acuerdo al ciclo sinódico, con precisión de 122 años. Al girar la pieza se pueden observar las indicaciones del calendario perpetuo, con el día de la semana, el mes y la fecha, que se muestran en un disco retrógrado móvil, mismo que propone un sistema de bastidor con patente solicitada. Ésta se suma a otras 4 para el reloj.

El año bisiesto y la hora del día también se exhiben en el reverso, y todo ello es propulsado por el calibre 17DM03-TEL de cuerda manual con 9 días de autonomía a una frecuencia de 18 mil alternancias por hora. El mismo que también luce las inscripciones en francés: Pour servir ponctuels gentilshommes, Faictes de mains de maistres, Ce par quoy attestons longue valeur. Es decir: para servir al caballero puntual, realizado por maestros artesanos y con valor duradero.

Asimismo, en la parte derecha de la carátula, se encuentra la lectura de la reserva de marcha, mientras que la visualización de los minutos es retrógrada con una lupa que permite leer la fecha. Las correcciones se pueden modificar mediante un sólo pulsador en punto de las 12 horas, el cual avanza la Luna, la Tierra, la fecha y el día de la semana. La referencia se exhibe en una caja de 46.3 mm de diámetro por 19.6 mm de alto que, si bien no es un tamaño medido, poco importa cuando se ofrece una pieza de esta dimensión mecánica. Algo que destaca de su construcción es que la parte superior es más gruesa, por lo que el reloj tiende a ajustarse de manera perfecta al pulso, permitiendo ver de manera ágil sus indicaciones.

 

Greubel Forsey

Fundada en 2004 por Robert Greubel y Stephen Forsey, su visión de creación se basa en el respeto de la relojería tradicional helvética, pero con la firme vocación de no permanecer estáticos y seguir inventando sistemas y mejoras a la precisión e indicación magistral del tiempo.

Un par de maravillas destacan dentro del año calendario actual, la primera el GMT Earth, una de las piezas más complejas realizadas. Y la cual presenta una singularidad excepcionalmente majestuosa. El globo terráqueo es una esfera finamente terminada que inmediatamente roba la atención.

Como su nombre lo indica, la pieza muestra dos husos horarios según la posición del planeta en donde se encuentre. El globo tridimensional de la Tierra, o de su representación, rota a medida de 24 horas, mientras que ahora se puede admirar un anillo desarrollado en diferentes niveles. La maravillosa ejecución de sus cristales de zafiro ejecutan una extraordinaria labor a fin de centrar la mirada en donde importa. Además, la autonomía es de 72 horas, indicación que se ajusta la lado de la corona.

La pieza goza de 3 patentes: tourbillon de 24 segundos en comparsa con el globo, la indicación de la reserva de marcha, y la indicación de los 24 husos horarios.

El GMT se modifica mediante un pulsador que brindará la oportunidad de seleccionar, mediante saltos, dentro de los 24 husos horarios, los cuales estarán visibles en el reverso de la pieza, que porta un torbellino de 24 segundos. La primera edición es de oro blanco y está limitada a 33 ejemplares a nivel mundial.

La segunda referencia exhibida como novedad es el increíble Différentiel d’Égalité, que retoma la visión de la precisión a partir de una regulación de la energía y un sistema de segundero muerto.

Hace 10 años se presentaba una pieza capaz de liberar una velocidad constante de transferencia de energía desde el muelle principal, independientemente del par a lo largo del tren de engranajes utilizando un diferencial.

La manera en la que logró ese hito fue teniendo una espiral secundaria en el diferencial, después del muelle principal, para regular la transferencia de energía. Con ello fue capaz de rearmarse cada cinco segundos, por lo tanto, regulando y manteniendo una tasa constante de transferencia de energía. Luego del concepto de aquel momento finalmente se ha puesto en un reloj de escala de producción con ciertas mejoras. Ahora la espiral secundaria se rearma cada segundo, ayudando a mantener una mayor regulación de la disipación de energía, y sí, exhibir un segundero muerto.

También contamos con una puesta en hora al segundo, gracias a que cuando se saca la corona éstos se reinician a cero para tener una corrección con mayor precisión. El Greubel Forsey Différentiel d’Égalité está desarrollado en caja de oro blanco de 44 mm y limitada a 33 piezas.

L´Epée 

Desde 1839 produce Alta Relojería de mesa, de pared, cajas musicales y ha sido reconocido como un especialista en el desarrollo de escapes para la relojería. Hoy genera verdaderas esculturas relojeras cuyo propósito es admirar al coleccionista, más allá que mostrar el tiempo.

Sin embargo, Nicolas Arnaud, CEO de la firma, nos confesó que su visión de la marca fue el desarrollar piezas contemporáneas y para ello se sumó a diferentes sinergias con empresas que hacen lo propio, como MB&F.

Las referencias más destacadas que pudimos admirar son su emblemático robot Balthazar, cuya particularidad más destacada es que posee al órgano regulador como “cerebro”, es decir, visible en la parte superior (cabeza), haciendo alusión a que se de ahí parte la información hacia el resto del cuerpo. Exhibió también una genial propuesta de Máquina del Tiempo que, precisamente responde a dicha visión. Y en la cual el propietario está facultado para poder rotar y modificar según su deseo.

Otro de sus proyectos con MB&F fue Octopod, una pieza que hace las de un pulpo gracias a 8 extremidades que lucirán un determinado color según la preferencia del cliente. Y finalizando la ecuación, un proyecto propio denominado Hot Ballon, que está diseñado en inspiración de globo aerostático y que puede ser colocado desde el techo gracias a un sistema de seguridad.

 

MB&F

Maximilian Büsser & Friends surge con la intención de desarrollar máquinas horológicas a partir de la creatividad y la imaginación sin límites de su fundador y su grupo de amigos, quienes son reconocidos maestros en los diferentes oficios que requiere la Alta Relojería. Fundada en 2005 y con sede en Ginebra, la firma ha conquistado numerosos premios internacionales debido a su original propuesta.

La inspiración proviene directamente de los sueños de Max, ya sea que estos sean enfocados a sus horological machines o a sus legacy machines. Par de vertientes dentro de las cuales ennumera sus creaciones. Este año destaca su LM Split Escapement, es decir, escape dividido. Ya que a partir de un ingenio consagrado logran esconder el impulso del escape sobre el volante, elementos que en todo reloj mecánico se encuentran conectados.

Otras características del diseño de este reloj son el puente del volante arqueado y de forma orgánica del LM Perpetual. De forma más visible, la LM SE luce un acabado con textura en miniatura que se suele asociar estrechamente a los antiguos relojes de bolsillo de los siglos XVIII y XIX. Se trata de 4 maravillas relojeras según su construcción estética: escarchado azul, de rutenio, de oro rojo y de oro amarillo.

La otra de las referencias destacadas exhibidas fue la Horological Machine MoonMachine 2, que recurre al relojero finlandés Stepan Sarpaneva y a elementos vistos en la HM8 y HM5 para ofrecer un impacto visual Lunar como materia principal, y la visibilidad de las horas y minutos de manera digital e incrementada mientras una adición a dicha cara de cristal de zafiro. La MoonMachine 2 está disponible en 3 ediciones limitadas: titanio, oro blanco y oro rojo, que modifican el color de las lunas en azul claro, azul oscuro y antracita, respectivamente.

Zenith

Fundada en 1865 por Georges Favre-Jacot, es una de las pocas manufacturas suizas de la actualidad capaces de desarrollar de principio a fin el total de su relojería. Su edificio de producción está protegido por la UNESCO. Mientras que en 1969 presentaron uno de los calibres más célebres de la industria, el emblemático El Primero. Su búsqueda por la precisión los llevó a protagonizar uno de los avances más importantes en materia relojera con Defy Lab, un reloj que cambia por completo la regulación de un reloj mecánico tradicional.

Este 2018 la firma destaca su línea Defy, dentro de las cuales observamos la creación de Defy Zero G, una referencia que lleva a la miniatura el sistema patentado anti-gravedad de la marca presentado en su línea Academy, y el cual actúa como giroscopio, conteniendo al órgano regulador y manteniéndolo siempre en la mejor posición de marcha dentro de una concepción de reloj de pulsera.

El movimiento de esta nueva pieza es el emblemático El Primero 8812 de cuerda manual, esqueletizado y realizado en tonalidades grises con finos acabados de Alta Relojería. Ingresado en una robusta caja de 44 mm de diámetro, en titanio u oro rosa, el Defy Zero G combina una arquitectura espectacular con un brazalete metálico flexible y ergonómico.

Este nuevo modelo Defy hace gala de un diseño moderno y estilizado. Visible por ambos lados, el movimiento esqueletizado y tratado con rodio negro contrasta de forma llamativa con el tono claro de las cinco delgadas líneas que evocan el símbolo de la estrella de Zenith.

Asimismo, el Defy Classic es el primer escalón para la marca. Todo gracias a la adición del calibre Elite a esta línea.La colección se entrega en diferentes referencias, seis, básicamente. Tres configuraciones desarrolladas en caja de titanio de 41mm con carátula color azul, agujas tipo bastón y correas de caucho, piel de cocodrilo y brazalete a juego. O si lo prefiere, las referencias con calibre esqueletado (670 SK), las cuales se ajustan al pulso mediante la misma selección de correas y brazalete combinables según su personalidad. De estas últimas destaca el trabajo de calado que sugiere una oda a la mecánica excepcional. Con este calibre la indicación de la fecha se ajusta a las 6 h, y no a las 3 horas como en los modelos con carátula, mientras que la reserva de marcha garantiza 48 horas de autonomía.

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.


notas relacionadas

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las noticias de Watches World en tu correo.

Muchas gracias por la suscripción!