,

Montblanc inaugura boutique en Artz Pedregal


 |  29 mayo, 2018

Montblanc inaugura un nuevo punto de distribución, el cual se apega a la visión de la marca a nivel internacional y es fiel a la estrategia anual de la firma, congruente con su mensaje e historia.

Concepto Neo de la boutique Montblanc

Corrió a cargo del diseñador francés Noé Duchaufour-Lawrance, quien desarrolló un espacio de estética pura y despejada en donde se mezclan los colores negro y blanco icónicos en la Casa, pero se reblandecen con los tonos cálidos de la madera real.

“Se basa en ofrecer un equilibrio entre el diseño contemporáneo y la elegancia clásica que comulga entre el espíritu pionero de la Maison con la artesanía tradicional. La nueva boutique ofrece a los clientes una experiencia multisensorial que invita a conocer su universo de productos”.

Montblanc goza de una increíble visión en cuanto al portafolio de productos que ofrece, y si bien inició desarrollando instrumentos de escritura, tuvo a bien diversificar su filosofía a fin de brindar artículos de la más fina piel, concebidos en su taller de Florencia; relojería de la más alta calidad en sus manufacturas de Le Locle y Villeret, y joyería, diseñada y producida en los ateliers de Francia.

Montblanc ilumina con su poderosa estrella y abanico de productos todos y cada uno de los puntos del lujo en el país. Sin importar las coordenadas, su impresionante red de distribución realiza un trabajo impecable, ya sea a partir de su sociedad con los más importantes minoristas o en solitario, la marca está donde tiene que estar.

Artz Pedregal

Es un centro comercial desarrollado por el Grupo Sordo Madaleno como un complejo de usos mixtos para comercios y oficinas en un terreno de 50 mil metros cuadrados ubicado en Periférico Sur, en el Pedregal de San Ángel, en la Ciudad de México. Artz Pedregal fue inaugurado el 8 de marzo de 2018.

Facebook Comenatarios

ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.
notas relacionadas