,

Su lado oscuro: Omega Seamaster Diver 300M de cerámica y titanio


 |  22 enero, 2019

Omega ha recurrido a la creación de ediciones especiales que rompen con los diseños tradicionalistas de la relojería contemporánea. Me refiero a las cajas y brazaletes de acero que, si bien permanecen y permanecerán en las preferencias del público, no terminan por ceder a la tentación de la evolución de producto que algunos fanáticos desean.

La firma sabe que la utilización de nuevos materiales y cromáticas le permitirá enviar un mensaje certero a nuevas audiencias y, a su vez, brindar aire fresco a algunos coleccionistas que ya cuentan con el Seamaster 300M más tradicional, y que buscarán hacerse de su dark side a como dé lugar.

Hace apenas unos meses descubrimos la cuarta generación del modelo que hiciera famoso James Bond, Baselworld 2018, pero hoy damos la bienvenida a un modelo que se ofrece en caja de cerámica pulida y cepillada con fondo y bisel de titanio grado 5 (anillo interior de cerámica negra con esmalte blanco).

La carátula, también cerámica, presenta el patrón de olas en relieve positivo visto desde el año anterior, mientras que la caja incrementa sus dimensiones para pasar de los 42 mm a los 43.5 para esta configuración.

Está de más mencionar que dicha cromática juega a favor de una legibilidad perfecta, más cuando los índices, agujas y la graduación del bisel contrastan con tratamiento luminiscente. La pieza se abraza al pulso gracias a una correa de caucho vulcanizado color negro a juego.

Mecánica

El calibre 8800 automático de escape Co-Axial tiene un ritmo de 3.5 Hz (25,200 a/h) y ofrece una reserva de marcha de 55 horas. Es resistente a campos magnéticos de hasta 15 mil Gauss, posee una rueda de balance de oro Sedna™ con espiral de silicio y remonte automático en ambas direcciones. La masa oscilante luce un decorado Côtes de Genève.

Equipado con una nueva válvula de helio, legendaria para el Seamaster Diver 300M, ahora se ofrece en estructura cónica, finamente acabada y destacada. Además de que ofrece la posibilidad de ser accionada incluso debajo del agua, sin que ello dañe la hermeticidad de la pieza.

Facebook Comenatarios

ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.
notas relacionadas