, ,

Jaeger-LeCoultre presenta una nueva colección en el SIHH 2018: Polaris


 |  15 enero, 2018

Inesperado, al menos para un servidor ha sido el anuncio del renacimiento de aquel Memovox Polaris de 1968, una pieza que sentara precedente de funcionalidad y carácter.

Es así que en este SIHH y en el marco espectacular que ofrece la Ciudad de Ginebra, Jaeger-LeCoultre exhibe una nueva colección que lejos de rendir un tributo básicamente aporta gran carácter al portafolio general de la firma.

Modelos 

Destacan desde un tres manecillas y un crono, hasta un cronógrafo de horas mundiales, un fechador y un Polaris Memovox que celebra los 50 años de la leyenda. La colección Polaris conjuga el saber hacer de Jaeger-LeCoultre en materia de Alta Relojería, que se manifiesta en la producción de todos los movimientos mecánicos en interno, con la robustez, la estética y la elegancia deportiva exigida por el hombre de hoy.

Elegancia deportiva

Desarrollados con un espíritu atemporal bien delineado, la nueva colección reúne los códigos de deportividad y elegancia a partir de diferentes elementos en sus acabados. El granallado sobre el contorno realza la pista de las horas y de los minutos; por último, un tratamiento opalino destaca el bisel interior giratorio. Además, números árabes asociados a índices aplicados y tratamientos Super-LumiNova® que ofrecen una legibilidad máxima, se conjuntan para dar un resultado magnífico.

Polaris Automatic

Dos coronas darán vida a las funciones de la pieza, una es para ajustar el tiempo y otra para hacer lo propio con el bisel interno. En el interior vibra el calibre 898/1, con reserva de marcha de 40 horas. Asimismo luce una carátula negra o azul océano con tratamiento soleil, granallado y opalino.

Polaris Chronograph 

Se extiende hasta los 42 mm de diámetro y cuenta con un bisel con escala taquimétrica a fin de medir la velocidad promedio de un cuerpo en movimiento. Toda la pieza fue diseñada para ofrecer una fácil manipulación de sus funciones deportivas y en el interior está animado por el calibre 751 con autonomía de 65 horas. También está disponible en caja de oro rosa de 18 quilates.

 

Polaris Chronograph WT 

Esas personas que desean recorrer el mundo porque simplemente “les queda chico”. Sea por negocios o placer, este tipo de referencias son construidas para ofrecer lo mejor de ambos mundos: deportividad y elegancia funcional. Esta pieza es sumamente útil, se extiende 44 mm y está animada por el calibre 752 de la Casa, posee 65 horas de autonomía y la modificación de la hora universal es sumamente sencilla, como en todo WT se ajusta el bisel interno en la ciudad correspondiente en punto de las 12 horas.

 

 

Polaris Date

Para ese público que ama la historia, esta pieza se contagia de la tendencia de la relojería vintage para ofrecerse con minutería ferrocarril, números arábigos y un cristal abombado. Estos son elementos que destacan su carácter exquisito y que nos hace recordar “aquellos buenos tiempos”. El reloj está animado por el calibre 899/1 con 38 horas de autonomía.

Polaris Memovox

En homenaje al que cumpliría 50 años. Esta pieza está limitada a 1000 ejemplares para todo el mundo, y básicamente cuenta con tres coronas: ajuste del despertador, hora y bisel interno. El calibre 956 late en su interior gracias a un remonte automático durante 44 horas. Luce las informaciones de las horas, minutos y segundos, además del despertador y la fecha.

Facebook Comenatarios

ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.
notas relacionadas