X

El Oris más importante de los últimos años: ProPilot X


Pocas ocasiones tan trascendentales como ésta, ya que por vez primera, la marca presenta un diseño de reloj de aviador que va mucho más allá de los códigos y rompe con todos los moldes y esquemas. Se trata de una pieza que, por principio, monta un calibre mecánico de manufactura totalmente esqueletado, y que además ofrece 10 días de autonomía, información que se muestra de manera patentada y no lineal en la carátula.

Oris Big Crown ProPilot X Calibre 115 es el máximo exponente de la marca generado en los últimos años, y uno de los mayores retos técnicos para sus relojeros. Un proyecto que, seguramente, los motivó a llevar los límites de la relojería de su sede en Hölstein a otro nivel. Totalmente contemporáneo, muestra el progreso del calibre 110 desarrollado y lanzado en 2014, que ha evolucionado año con año para presentar nuevas posibilidades debido a su gran modularidad.

Big Crown ProPilot X, el nuevo reloj de Oris.

Mecánica expuesta

En esta referencia no se pensó en eliminar materia* simplemente para la labor del esqueletado, sino que se trabajó con las tolerancias para que dicha tarea concluyera con una entrega arquitectónica que a la vista fuera apreciada como una obra de arte, pero que cumpliera con la función de dejar ver, a una nueva generación, cómo funciona la relojería tradicional: barrilete, tren de engranaje, rueda de balance, espiral, raqueta, sistema de escape, you name it! Todo puede admirarse al frente y vuelta de esta belleza propuesta en un calibre que ha sido trabajado hasta en los bordes, conforme a la fiel tradición de la Alta Relojería suiza.

También te puede interesar   Contruyendo una casa, no solo una manufactura

Big Crown

Dentro de una de las colecciones más importantes de la marca se incorpora un nuevo buque insignia, que desciende del primer reloj para pilotos generado en 1917, y que está representado por un nuevo diseño en 1938, el cual se inspiró en las turbinas de los aviones de la época para estriar el bisel de la referencia.

Big Crown ProPilot X, el nuevo reloj de Oris.

Características estéticas 

  • Caja de titanio de 44 mm, altamente resistente y ligera
  • Bisel estriado, diseño inspirado en las turbinas de los aviones
  • Segundero pequeño 
  • Movimiento de remonte manual esqueletado
  • Indicador no lineal de la reserva de marcha 
  • Corona de titanio 
  • Barrilete esqueletado con muelle real de gran capacidad para 240 horas de autonomía
  • Brazalete de titanio multipiezas perfectamente integrado en la caja, diseñado en exclusiva para la pieza

Sin duda por diseño, trascendencia, complejidad y maestría, esta pieza se convierte en el buque insignia de la compañía fundada en 1904, demostrando la grandeza de la marca y la originalidad de su equipo.

Big Crown ProPilot X, el nuevo reloj de Oris.

“Es un reloj para piloto, y el primero creado en Oris sin numerales en la carátula. Primero en una versión moderna de lujo”.

  • Caja: de titanio multipiezas
  • Tamaño: 44 milímetros
  • Carátula: esqueletada
  • Material Luminoso: aplicado en manecillas e índices con Super-LumiNova®
  • Cristal: de zafiro abovedado en ambos lados, antirreflejante en los dos lados
  • Reverso de caja: de titanio y cristal transparente de zafiro
  • Dispositivo de funcionamiento: corona de seguridad atornillada
  • Correa/brazalete: brazalete de titanio multipiezas con broche de elevación, correa de piel negra con broche de titanio
  • Resistencia al agua:10 bar (100 m).
También te puede interesar   Baselworld 2016: Omega, más Master Chronometer e innovación

 

 

Facebook Comenatarios

Instagram