Heritage Star de Zenith, belleza inalterable de un clásico

Mongolfiere_1912_historicalNo en pocas ocasiones recibimos comentarios solicitando la publicación de relojes para dama. Afortunadamente son cada vez más las alternativas que tenemos quienes nos sentimos atraídas por el apasionante mundo de la alta relojería. Y esto se lo debemos a marcas como Zenith, que fue una de las primeras en crear relojes específicamente femeninos.

Siempre a la vanguardia de la audacia en su campo, Zenith ha dejado su huella en la historia de la relojería. Desde su fundación en 1865 se convirtió en la primera Manufactura de la historia y se dotó de los medios necesarios para dar vía libre a sus aspiraciones creativas y para poder inventar continuamente y con total independencia maravillas relojeras producidas internamente de principio a fin. La Manufactura de Le Locle ha marcado, con sus innovaciones, los grandes momentos de la medición del tiempo –tal como demuestran sus más de 300 patentes registradas– y ha dejado su huella en la historia de los relojes para mujer, escribiendo desde hace más de un siglo algunos de los capítulos más bellos. Zenith, como les comenté líneas arriba, fue una de las primeras casas en crear relojes específicamente para mujer, desde los relojes esmaltados del siglo XIX hasta los relojes de pulsera con complicaciones, pasando por los relojes colgantes tipo joya.

En el clásico de la relojería para mujer que hoy les presentamos confluyen armónicamente la técnica y la elegancia atemporal. La colección Heritage acoge un nuevo modelo alojado en una caja en forma de cojín más pequeña que en el pasado: el Heritage Star 33 mm. Este reloj en oro rosa o acero, que desprende finura y feminidad.

STAR_duo-AMB

Heritage Star 33 mm

El nuevo Heritage Star 33 mm encarna la sutil alquimia entre excelencia técnica y seducción femenina y hace latir más fuerte el corazón de las amantes de la mecánica relojera en combinación con un glamour impregnado de clasicismo. La caja “retro-chic” en forma de cojín, de oro rosa o acero, es más pequeña que en los modelos anteriores y despliega sus elegantes formas en unas delicadas dimensiones: 33 x 33 mm, para transmitir mejor la finura que ha guiado la concepción del reloj. Aunque tenga un grosor de solo 9.45 mm, el reloj late al ritmo de un movimiento automático de una precisión y fiabilidad excepcionales, a saber, el calibre Elite 681. Se trata de un verdadero tesoro de delicadeza con una altura de solo 3.47 mm, que oscila a una frecuencia de 4 Hz y que cuenta con una reserva de marcha de más de 50 horas y una resistencia al agua de hasta 30 metros de profundidad. Sus rodajes y su masa oscilante con motivo “Côtes de Genève” se pueden observar a través del fondo de zafiro, mientras en la carátula se va desgranando el paso inexorable del tiempo. Del delicado guilloché “flinqué-froissé” plateado surgen tres números romanos clásicos con un aureola azul o dorados, jalonados por 12 diamantes talla brillante.

Las agujas facetadas de las horas y los minutos, rodiadas o doradas, recorren esta composición ejecutada siguiendo la más pura tradición relojera, mientras el segundero pequeño se desplaza por su propio contador, situado a las 9 horas.

El Heritage Star 33 mm es un modelo refinado y sobrio equipado con una corona con cabujón de zafiro que se completa con una correa de piel de caimán marrón o gris con hebilla ardillón. Un reloj en el que la elegancia y la excelencia son una misma cosa.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: