El lado oscuro de la mujer: Black Velvet de Roger Dubuis

Han pasado tan solo unas semanas desde que retornamos de la presentación de producto en el booth de Roger Dubuis del SIHH 2016, cuando ya tenemos novedades de una pieza que hizo eco en toda la industria: Black Velvet. 

El Año de la Diva tiene por protagonista a la mujer Roger Dubuis, “Una musa creativa y provocativa; ella es influyente, intrépida, inspiradora, representa una actitud avant-garde y la confianza propia. Está influenciada por la elegancia y el lujo disruptivo, ella tiene un estilo distintivo y posee una intrigante belleza. Ella es un felino, y está conquistando nuevos horizontes de expresión, sobre todo en la moda y en las alfombras rojas de los festivales de cine…” 

RogerDubuisBlackVelvet-

De igual forma, la independencia que le confiere su manufactura propia le permite ajustar colecciones y dar rienda suelta a la creatividad, por lo que el departamento de investigación y desarrollo permite presentar nuevas formas de engaste, a fin de replicar la personalidad de la mujer, que dejó de ser simplemente femenina y delicada, para transformarse en sensual y llena de carácter.

Este 2016 Black Velvet propone un revolucionario engaste de pierdas preciosas sobre el carbón, una técnica patentada por la Maison. Y con base en dicho logro en la Alta Relojería, se entrega una pieza robusta, pero ligera, bella, pero seductora…

Trilogía de vampiresas 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tres referencias de Edición Limitada a 88 piezas hacen uso de la caja de carbón –de 36 mm– y el engaste de minerales: en primera instancia destaca la piedra preciosa más rara del planeta: turmalina Paraiba, engastada en el bisel de la pieza. La carátula es de carbón con calcos de números romanos e índices aplicados para el XII y VI; la segunda configuración hace uso de la madreperla para adornar la carátula, además de acentuarla con una impresión delicada de números romanos sobre el dial, y de embellecerla mediante el engaste de 66 diamantes. Finalmente la tercera pieza ofrece un look oscuro e iluminado gracias a la dualidad de materiales: carbón y espinelas negras para la caja y el engaste, mientras que la carátula ilumina el conjunto gracias a la luz natural de la madreperla. Cada pieza está animada por un motor mecánico automático Calibre RD821 sellado con el Poinçon de Genève, y se abrazan a la muñeca mediante pulseras de satín con hebilla plegable. 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: