LM 101 Máquina de leyenda: MB&F

MBFNuevamente nos encontramos ante la gran noticia de relojería con sello MB&F, lo que significa Maximilian Büsser & Friends, a razón de que es él, Max, quien promueve a los grandes artistas a partir del desarrollo de una obra que tuvo origen en sus sueños de infancia, ya sea en sus primeros años de vida, horología contemporánea futurista, o bien, hace 100 años, hipotéticamente hablando. Maximilian fue uno de los principales motores para que un servidor se decantará por la relojería como profesión, el otro fue mi Director General, Guillermo Lira. Dos hombres que miran la pasión de medir el tiempo sin que éste verdaderamente importe, sino lo que hay detrás; el arte, la expertise y el bagaje de cada uno de los maestros relojeros en determinada disciplina, todo ello es y será el verdadero valor de cada pieza.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Captura de pantalla 2014-05-07 a la(s) 16.52.34Es así que para la nueva máquina de MB&F, debemos mencionar a Max como “autor intelectual” y a Kari Voutilainen como el ejecutador del acabado y diseño en general, no obstante un dato llama la atención de la tensión: se trata de un calibre “3D” desarrollado por vez primera en casa, es decir que un relojero que aprendió y vivió el concepto de máquinas horológicas fue capaz de generar un calibre tridimensional de cuerda manual equipado de una espiral tradicional con curvatura tipo Breguet que, acoplada a la monumental rueda de balance fabricada a la medida de 14 mm, nos dará un ritmo de 2.5 Hz, o lo que es igual a 18,000 alternancias por hora.

En esta pieza estamos visualizando el presente de MB&F y el eje principal de su cultura relojera, su sello personal. Ahora bien, se preguntarán ¿qué diferencias existen con la LM1 y la LM2? Comenzaremos por el nuevo calibre totalmente desarrollado in-house y que ahora exhibe horas y minutos junto con la indicación de la reserva de marcha de hasta 45 h, en comparación a la primer ejecución que presentaba un segundo huso horario y reserva de marcha en vertical, y de la LM2 que presentaba una dualidad de órganos reguladores interconectados mediante un diferencial, finalmente, a simple vista notamos una reducción del tamaño de la caja, que ahora proyecta 40 mm de diámetro por 16 mm de perfil gracias a su cristal de zafiro abombado en la superficie, y si damos vuelta notaremos los mismos acabados a mano de alta relojería, solo que en esta ocasión no van firmados por Jean-François Mojon, sino por MB&F, nuestro querido “Laboratorio Horológico”.

Felicidades por poner al alcance su maquinaria de ensueño, con cariño y admiración: Redacción Watches World, los relojes de tu vida.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: