Conoce la nueva colección Santos de Cartier

Una verdadera leyenda de la cronometría mecánica enfocada al hombre, se trata del primer reloj de pulso para el caballero, y fue diseñado por Louis Cartier luego de la solicitud que su entrañable amigo Alberto Santos-Dumont le realizara.

Del aire al pulso

Alberto Santos-Dumont, hijo de una familia de acaudalados brasileños agricultores y terratenientes, dio vuelo a su gran talento al mudarse al viejo continente. En él encontró su pasión por los aires y la mecánica, combinación que le invitó a surcar los cielos y convertirse en el primer ser humano en pilotar un avión y cumplir con los requerimientos que marcaban las autoridades de la época. Contrario a los hermanos Wright, de los cuales no se tuvo registro oficial de la hazaña.

De 1904 a 2018 

Este año Cartier está de vuelta con otro ícono: el Santos. Si bien este reloj siempre ha estado en la colección, los cambios reemplazan al Santos 100 de 2004. Los rasgos esenciales de esta nueva línea cumplen con dos tallas mediana y grande. Ambas vienen en las mismas opciones de construcción para la caja: acero inoxidable, bitono (acero y oro amarillo), oro rosa y oro amarillo. Sin embargo, la versión grande también está disponible con calibre esqueletado manufactura en oro rosa y acero inoxidable.

En general cada uno trabaja gracias al motor 1847 MC, aunque la talla grande se incluye el fechador. Todas las opciones se entregan con una correa Santos a juego y dos diferentes adicionales. Esto se debe a que Cartier ha desarrollado una forma muy práctica de intercambio de correas denominada QuickSwitch con SmartLinks, patentes que permiten al usuario cambiar fácilmente los enlaces sin utilizar una herramienta.

Si bien Santos es un símbolo de masculinidad, esta colección se adapta perfectamente a la solicitud de quien la desee. Sus dos tallas y amplia gama de configuraciones reforzarán el éxito de la colección en los siguientes años, y en este preciso momento se lleva a cabo la develación oficial internacional en San Francisco, California. En donde nuestro Director General, Guillermo Lira, estará compartiéndonos la conexión entre el nuevo valle de la tecnología y el mítico primer instrumento de aviación diseñado para un pionero como Alberto Santos-Dumont.

Y es que más allá de lo relacionado con su enfoque aviador, el concepto y su uso han sido revolucionarios, pues reflejan un estado de ánimo marcado por el progreso técnico y la aceleración de un mundo cuya modernidad se ve reflejada en su diseño y en sus códigos impactantes.

También te puede interesar   RADO presenta sus piezas en Baselworld

El nuevo reloj Santos de Cartier, fiel a la filosofía del original, se inscribe en la tendencia de su época, evolutiva e innovadora. Imaginado y diseñado por los estudios de creación de la Maison, se ha buscado desarrollar una pieza en perfecta sintonía con la curvatura de la muñeca.

Sin embargo cada uno de los códigos estilísticos han sido respetados: la cuadratura de la caja evoca la arquitectura parisina, cual si se inspirara en la Torre Eiffel y en sus cuatro aristas. De igual forma, los 8 tornillos funcionales inherentes al bisel son reflejo miniatura de una arquitectura urbana en pleno auge entre la mecánica y las estructuras monumentales.

Las novedades se observan de mejor manera en el rediseño del bisel, mejorando la sinergia de las líneas de la caja y su conexión al brazalete, logrando con ello un nivel de confort y ergonomía superlativos.

De la misma manera que el original, se han incluido pulseras de cuero en diferentes colores, tal como sucediera en un inicio cuando se utilizó una correa de piel para fijarlo a la muñeca de Santos Dumont con ajuste perfecto.

Sin embargo, el diseño de un nuevo brazalete le invita a multiplicar su esencia mecánica gracias a una arquitectura excepcional en la construcción de sus eslabones inteligentes patentados y su sistema de intercambio de correas.

 

El motor

Hablamos de un calibre de remonte automático manufactura conocido como 1847 MC, que ha sido repensado para ofrecer resistencia al magnetismo a partir de la utilización de un escape y movimiento desarrollados en níquel-fósforo para su imperturbabilidad a los campos magnéticos de la vida diaria. El calibre se encuentra protegido también contra el agua y la humedad a una profundidad de 100 metros o 10 bares de presión.

También te puede interesar   Cartier celebra el Dubai Polo Challenge

 

Especificaciones técnicas

Los modelos Santos de Cartier de la nueva colección se extienden de 35.1 mm x 41.9 mm en su talla mediana, y de los 39.8 mm x 47.5 mm en talla grande. El perfil de la caja va de los 8.83 mm a los 9.08 mm de acuerdo al tamaño seleccionado. Mientras que la construcción de la caja utiliza acero inoxidable, oro rosa o amarillo y diferentes combinaciones entre estos tres metales. Las carátulas son, en todo caso, plateadas y los números son romanos, no están recubiertos con tratamiento luminiscente y ofrecen las indicaciones de las horas y minutos, el fechador únicamente se incluye en la talla grande.

El calibre de manufactura da vida a todas las indicaciones de la pieza, vibra a 4 Hz (28,800 a/h) durante no menos de 42 horas de autonomía.

Alberto Santos-Dumont

“Vuelo para alejarme de la sociedad y reflexionar”

(20 julio de 1873 – 23 de julio de 1932)

Se trata de un pionero y figura de la ingeniería aeronáutica moderna, conocido por haber inaugurado los primeros vuelos en globo en 1897 y por haber inventado La Demoiselle, un modelo previo del avión, en 1907, fue mucho más que un aviador. Su estilo, su personalidad y su sentido de la innovación hacen de él un hombre moderno.

Santos-Dumont diseñó 22 máquinas voladoras: del dirigible al helicóptero, del monoplano al biplano. Si bien sufrió numerosos accidentes al tomar enormes riesgos para sus hazañas, desarrolló y despegó su biplano 14 Bis en el parque de Bagatelle dentro de un circuito establecido y con periodistas de París, con lo cual se convirtió en el primer hombre en volar un avión dentro de las características solicitadas y metradas por la época.

A la par de la aviación desarrolló métodos de fabricación tradicionales e imaginó soluciones innovadoras, como el uso de la seda barnizada china, los primeros contrachapados y las cuerdas de piano en los globos. Estas innovaciones fueron beneficiosas para todos los actores del sector aeronáutico.

Su estilo

¡Liberar el movimiento! Gorra al revés, gafas protectoras, chaqueta a medida atravesada por los cables conectados al mando de su avión: su silueta, muy personal, obedecía a la búsqueda de la funcionalidad. Su estilo original, de gran influencia para su generación, dejaba entrever los códigos de una nueva vida que celebra la desenvoltura del cuerpo.

También te puede interesar   Chopard Superfast Power Control Porsche 919 HF Edition

Humano

Consciente de la importancia de compartir los recursos, Santos-Dumont donaba parte de sus ganancias a varias asociaciones, distinguiéndose como uno de los donantes más generosos de su época. Además, los planos de sus aviones estaban disponibles de forma gratuita con el fin de servir a la investigación científica, una actitud precursora del modelo open source actual. Algunos de ellos fueron utilizados por otros aviadores, como el plano de La Demoiselle, el primer avión fabricado en serie.

Influyente

Alberto Santos-Dumont se codeaba con la élite industrial, artística y científica de la época, en la que se incluía a Gustave Eiffel y Julio Verne. En 1900, su encuentro con Louis Cartier fue un catalizador para sus ansias de progreso. En 1901, el aviador confió a su amigo la dificultad que representaba leer la hora en un reloj de bolsillo durante el vuelo. Tres años después, Louis Cartier revolucionó la relojería al crear para su amigo el primer reloj diseñado para ser llevado en la muñeca.

Este reloj, creado en 1904, es el resultado de una búsqueda experimental llevada a cabo por dos visionarios unidos, Louis Cartier y Alberto Santos- Dumont. Sus proyectos y descubrimientos respectivos forman parte de la lógica de su movimiento. Juntos, crearon nuevas conductas y una relación con el tiempo que presagiaba la modernidad.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: