Baselworld 2017: Cape Cod Shadow de Hermès

La leyenda: “Cape Cod es un icono nacido de un carácter indómito, el de Henri d’Origny, cómplice de la Maison, a quien Hermès pidió que diseñara un reloj cuadrado. Pero el creador tenía otra idea. Prefirió dar una respuesta casi irreverente. Decidió que el Cape Cod sería un cuadrado dentro de un rectángulo”.

Es así que las formas no siempre responden a la función, sino a una pasión e intención diferente que, en este caso decide tomar esa vertiente nueva para explorar un horizonte apenas perceptible entre lo que no tiene sentido y lo que llamamos arte.

Cape-Cod-Shadow_copyright-Joel-Von-Allmen

Hermès no realiza relojería en la misma dirección que otras casas, uno de sus iconos ha tomado la inspiración de un collar de perro (Medor), que primero fue utilizado como cinturón para después trasladarse a la muñeca y finalmente ser producido con un reloj.

De igual manera las complicaciones de la Casa tienen la intención de exhibir una filosofía diferente, muy propia, de lo que es la horología en la Casa; Le temps suspendu posee la magia de olvidarse del tiempo, mientras que L´Heure Masquée juega con la aguja de las horas mediante un módulo maravilla que cobra vida a demanda.

Así pues, con un cuarto de vida Cape Cod es ya un referente en diseño, en vocación y un indiscutible éxito comercial pero… Jamás se había visto mejor. A título personal me llena de emoción compartir con ustedes la nueva estética que hace honor a su nombre.

La emblemática caja se extiende en 29 X 29 centímetros, como aquella primera diseñada en 1991 por Henri d’Origny, no obstante el acero está recubierto con un tratamiento DLC negro mate, con lo que no hay que cursar cálculo avanzado para conceder un aplauso al nombre Shadow. De igual manera Hermès no solo hace relojería, es una verdadera Maison y una de sus más grandes virtudes, la primera, es la creación de la mejor pelleteria, por lo que en este sentido los bordes de la correa de becerro Barénia color negro se han teñido de rojo, dando como resultado una pieza masculina, atemporal y en sintonía con lo que un hombre busca de su compañero diario: que su mejor amigo sienta un positivo celo hacia su reloj. Animado por un calibre de cuarzo de alta precisión, este reloj marca las horas y minutos con el prestigioso sello Swiss Made.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: