HUBLOT galopa en China…

HUBLOT El juego del marketing estratégico continúa su paso dejando nuevas colaboraciones y responsabilidades, pero no solo se basa en el interés para aumentar el dígito de ventas en relojería, sino en un ganar/ganar debido al compendio de cualidades inherentes a la alta relojería y al deporte de los reyes, es decir: el polo.

Si bien China no se ha caracterizado por su histórico legado en este deporte, tampoco lo hacía hace algunos años en el baloncesto ni en muchas otras disciplinas previo a los Olímpicos de Beijing 2008. Sin embargo, una nación cuya boyante economía se ha cimentado en la cultura del trabajo duro y constante, sea cual sea la disciplina, se ha interesado en el polo, y ¿quién pudiera atreverse a pronosticar que fracasarán?

HUBLOT ha confiado en esta nueva cultura deportiva asiática, y fiel a su espíritu pionero al incursionar en el fútbol, fútbol americano y otros deportes, apuesta por apoyar al polo gracias a su nueva cooperación oficial con el Tang Polo Club a título de Official Timekeeper y Official Watch for Tang Polo Club, lo que deriva también en la Cronometría Oficial del China Open Polo Tournament 2014.

En la actualidad, el espíritu de fusión vuelve a hacer de las suyas con esta nueva asociación, que también ha derivado –naturalmente– en la presentación de nuevas ediciones especiales en homenaje al deporte que celebra la actividad de la familia real y de los empresarios más importantes del planeta: velocidad, destreza, energía, control y resistencia, son solo algunos de los valores que HUBLOT encuentra en el polo, y con los cuales se identifica.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hoy para China, el polo representa una señal de éxito, y es por ello que HUBLOT se congratula en presentar nuevas ediciones Big Bang para conmemorar dicha sociedad. La dualidad de piezas están equipadas por un calibre de cronógrafo automático de construcción suiza, que se guarda al interior de una caja de 44 mm de diámetro protegida por un cristal de zafiro irrayable.

Watches World felicita a la marca con sede en Nyon por apostarle a la nueva cultura china del deporte, que además encuentra en la disciplina del polo un sinónimo de éxito personal.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: