Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Gyrotourbillon Westminster Perpétuel

Jaeger-LeCoultre celebra el arte de la relojería como prácticamente ninguna Casa en el planeta, su expertise no conoce fronteras y su devoción por la intrincada y bella mecánica impone nuevos límites.

Con más de 1 mil 200 calibres en su haber, múltiples patentes y un sitio que da cabida a 180 oficios artísticos y mecánicos, JLC exhibe una de las piezas a seguir durante 2019.

Con el sello de la Grande Maison

Cual extenso y sustancioso como su propio nombre, esta referencia ofrece un tourbillon multiaxial legendario dentro de la industria relojera. El famoso Gyrotourbillon volante de la firma alcanza su quinta evolución y se exhibe con todo su esplendor en punto de las 6 horas, desempeñando un hipnótico ballet que cancelará los efectos negativos de la gravedad en cualquier dirección de un reloj de pulsera. No obstante la complejidad de la pieza no termina aquí.

El tamaño sí importa

La caja de oro blanco mide –apenas– 43 milímetros de diámetro y se levanta en 14.08 mm, con lo cual hablamos de un tamaño sumamente confortable para un reloj de pulsera, compacto para una alta complicación.

También te puede interesar   Mayor precisión y deportividad: El Primero 36´000 VPH de Zenith

En cuanto a la carátula, del total de 18 piezas de Edición Limitada, se puede seleccionar un dial esmaltado color azul con patrón guilloché, u optar por una carátula de plata granulada más tradicional.

Westminster 

Dotado de cuatro martillos articulados asociados al mismo número de gongs azulados y asociados al cristal de zafiro patentados por JLC, el repetidor de minutos hará las delicias de carillón Westminster. Una melodía que desde 1858 repica el reloj de la torre del Palacio de Westminster en Londres, mejor conocido como Big Ben. Este tipo de sonería es una de las más exquisitas, por tanto requiere de un espacio considerable para alojarse en un reloj de bolsillo, qué decir en uno de pulso.

También te puede interesar   Montblanc inaugura boutique en Artz Pedregal

Calendario perpetuo

Siguiendo con los nuevos estándares de la relojería en Jaeger-LeCoultre, la firma dota a esta referencia de un sistema de calendario perpetuo totalmente legible. Día, mes, fecha y año pueden leerse con toda facilidad en la carátula principal de la pieza. En la parte posterior se ofrece una vista adicional del tourbillon y del sistema de regulador del repetidor de minutos.

De igual forma destaca un mecanismo de fuerza constante denominado remontour d´egalite mismo que suministra energía al tourbillon sin importar el estado de la reserva de marcha al garantizar la amplitud constante, ergo un mejor isocronismo. En esencia se trata de un segundo muelle que es rearmado de manera periódica por el muelle principal, aislando al tourbillon de la variabilidad del torque del barrilete.

Mecánica

El calibre mecánico de cuerda manual 184 de manufactura dará vida a la pieza durante 52 horas a una marcha de 4 Hz, mientras que ofrece la indicación de las horas, minutos, fechador saltante, calendario perpetuo, repetidor de minutos con Westminster y Gyrotourbillon.

También te puede interesar   Relojes con GMT: la tendencia principal del año

Abrazado al pulso mediante una correa de piel de cocodrilo color azul, la referencia es hermética hasta los 30 m o su equivalente en presión, al tiempo que está destinada a 18 afortunados coleccionistas.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: