,

Oris Big Crown ProPilot Calibre 114, ahora con calibre manufactura


 |  2 julio, 2018



Un reloj de piloto impulsado por el último calibre de Oris desarrollado in-house, se trata de la última evolución del Calibre manufactura de la firma, que ahora asciende hasta el número 114. El nuevo movimiento combina una reserva de marcha de 10 días, indicación de reserva de marcha no lineal patentada por Oris, indicación de fecha y, por primera vez, segundo huso horario 24 horas con indicación de medias horas. Ningún otro reloj mecánico de factura suiza combina estas funciones en un solo modelo.


Publicidad
Publicidad

Este calibre se basa en una plataforma de movimiento de última generación, un verdadero orgullo de la firma, cuya nueva [iteración] en formato más deportivo para su ProPilot. Brillante elección que parece adecuada para un reloj GMT, no solo por su conexión con la aviación, sino también con la ruda realidad de los viajes modernos.

Las historias de Oris y la aviación están estrechamente vinculadas. Oris fue fundada en 1904, en los albores de la aviación, y creó su primer reloj de bolsillo para piloto a principios de 1910. A éste le siguió el primer reloj de piloto de la compañía en 1917, pieza que alojaba un ingenioso mecanismo por el cual podía ser ajustado al presionar un pulsador en punto de las 2 horas. El mismo espíritu de invención inspiró el Oris Big Crown, que debutaba en 1938, y que ha conservado desde aquel momento una corona sobredimensionada que permitía a los pilotos ajustar sus relojes de forma rápida y fácil con los guantes puestos. Hoy, la colección de relojes de piloto de Oris está llena de innovadoras referencias en las que confían pilotos de todo el mundo.

Las funciones de segundo huso horario o GMT fueron presentadas por primera vez para pilotos durante la llegada de los primeros reactores en los años 50. Al hacer largos recorridos y cruzar husos horarios, lucharon por adaptarse a días más largos o más cortos, o sea al jetlag. Un reloj que indicara la hora de origen y la hora local ayudaba a superar la barrera, al menos psicológica. Hoy en día, estos relojes son utilizados no solo por los pilotos, sino también por hombres de negocios internacionales y viajeros frecuentes.

Disponible en dos versiones: una con carátula negra y un marco cepillado, y otra con dial antracita y bisel pulido (visto en estas fotos). El ProPilot Calibre 114 tiene una caja de acero de 44 mm de diámetro, detalles en rojo, una gran legibilidad y marcadores árabes comunes a la gama ProPilot de Oris. Puede ofrecerse directamente en la versión antracita y, aunque definitivamente es un reloj grande, el ProPilot Calibre 114 luce bien y se siente muy bien una vez abrazado al pulso. La carátula tiene un acabado cepillado y sus transiciones de color son entre plateado/gris y gris/marrón, dependiendo de la luz.

Es un reloj de gran estilo, gracias a su mecanismo de remonte manual y a su inmenso indicador de capacidad energética. Básicamente se comporta como un increíble reloj herramienta. Es ideal para narrar la historia de la aviación en una comida con los amigos, por lo cual es también un reloj perfecto para regalar a un amante de la aviación. El calibre 114 está diseñado para adaptarse fácilmente y mostrarle la hora en una zona horaria diferente, con la hora y la fecha locales funcionando de manera similar a un reloj estándar.

Aun cuando su caja de 44 mm es un poco grande, el trabajo de la misma y su comunión con las ofertas de correa (textil o piel de cocodrilo) hacen que se sujete de manera precisa al pulso.

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.


notas relacionadas

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las noticias de Watches World en tu correo.

Muchas gracias por la suscripción!