X

Longines celebra la producción de su reloj número 50 millones


Longines data de 1832, pero no sólo por su historia es considerada una de las marcas más reconocidas dentro del mundo de la relojería, pues el nivel de empatía que sus productos han logrado provocar a la clientela través de generaciones, es realmente espectacular.

En Longines ninguna decisión se toma a la ligera, en cuestión creativa se tiene la paciencia para recurrir a su legado –museo– relojero, para encontrar en él la respuesta a lo que funcionará en el futuro próximo. Sin embargo es la capacidad de reinventarse la que mantiene a Longines más activo y potente que nunca.

Longines 50.000.000

Se dice fácil, pero para producir 50 millones de relojes se tienen que pasar por procesos, crisis relojeras, gerentes de producto, campañas de publicidad, logística de distribución y múltiples eventos de comunicación. La Casa que fuera fundada por Auguste Agassiz y continuada por Ernst Francillon hoy está de fiesta y, como decimos en el periodismo, «paremos las prensas» para dar la cobertura que la noticia merece.

También te puede interesar   Colorblock de HYT, una colección para celebrar

Registro histórico

El homenaje en forma de pieza única permanecerá dentro de la Maison, y lo hará con la numeración exacta que le corresponde. Fíjese usted que la firma cuenta con el registro de todos y cada uno de los relojes desarrollados y firmados por Longines.

En Watches World hemos tenido oportunidad de constatarlo gracias a nuestra visita de hace algunos años a Saint Imier, en donde observamos el registro, a puño y letra, vaciado por personal que ha formado parte de la marca. Posteriormente, dando la bienvenida a la era digital, ésta ha continuado con el trabajo.

La pieza celebra los 50 millones de relojes de Longines llevará el número grabado en el fondo de su caja y permanecerá dentro del museo de la Manufactura.

También te puede interesar   Montblanc celebra su nueva colección de plumas al ritmo de Los Beatles

Master Collection pieza única

Diseñado para convertirse en un ícono, calificativo que merece desde su creación, la referencia exhibe la elegancia clásica de la marca. Desarrollado en caja de oro rosa de 40 mm, porta el nuevo y exclusivo calibre L897 (ETA A31.L81) que ofrece 64 horas de autonomía a una marcha de 25 mil 200 alternancias por hora. Pero eso no es todo, este Master presenta una de las complicaciones más apreciadas por los amantes de la relojería: calendario anual.

En cuanto a estética presuma agujas de acero azulado que destacan dentro de una carátula plateada realzada con un patrón granos de cebada. Mientras que la inscripción conmemorativa en el fondo transparente resplandece aún más gracias al fondo de cristal de zafiro que permite observar la decoración del movimiento mecánico automático.

También te puede interesar   Jaeger-LeCoultre, cuidador de los océanos

La pieza se abraza al pulso gracias a una correa de piel de caimán color marrón con hebilla de oro rosa de 18 quilates.

Facebook Comenatarios

Instagram