Christophe Claret, en busca de nuevos mercados

GINEBRA, Suiza.-Dentro del excepcional ambiente que la ciudad de Ginebra ofrece a un periodista de relojes, el hotel Four Seasons aumenta la experiencia relojera y nos hace sentir como en casa debido a su conexión tradicional con el Salón Internacional Alta Relojería (SIAR) de nuestro país, lugar que albergó el encuentro que sostuve con el visionario Christophe Claret en meses pasados.

La firma a la cual representa, dirige –pero sobre todo ama–, presentaría nuevamente una atmósfera llena de creatividad. Tres displays tridimensionales exhibían uno a uno los videos de sus creaciones más recientes: X-TREME-1, Baccara y Soprano… haré una pausa para compartirles un poco más de este último, pues fue precisamente el “Soprano”, la obra que en aquel octubre presentó el protagonista de nuestra historia.

Soprano Rose Gold

Soprano Rose Gold.

Si centramos nuestra atención en la vida de nuestro personaje, podríamos mencionar que se trata de un relojero que desde joven destacó por brindar a la industria soluciones paralelas a los problemas comunes del oficio. Un apasionado de los mecanismos repetidores de minutos y un hábil artesano que impulsó el empleo del cristal zafiro para reemplazar componentes a los que la industria –en general– visualizaba únicamente a los rubíes. Le llegó la oportunidad de desarrollar mecanismos con la prestigiosa Breguet; coordinar esfuerzos con otro visionario, Rolf Schnyder (Ulysse Nardin) y compartir ideas de desarrollo con Franck Muller, pero fue hasta el momento de su independencia cuando comenzó a crear lo que verdaderamente le apasionaba: complicaciones que llevaran su nombre y apellido: Christophe Claret.

Christophe Claret

Christophe Claret.

El Soprano, por ejemplo, es producto de 25 años de experiencia en mecanismos de repetición de minutos, el reto fue tomar la inspiración surgida gracias a la bella Francia de la época de Charles X, impulsor de las artes y relojería durante su reinado, para realizar la arquitectura, en específico los puentes de la pieza y además equiparla con cuatro timbres catedral y cuatro martillos, con la intención de recrear un sonido de calidad y riqueza musical.

Soprano White Gold Sapphires

Soprano White Gold Sapphires.

El tourbillon de 60 segundos –ubicado a las 6 h–, añade una complicación lúdica adicional a uno de los movimientos más exigentes de la relojería, puesto que asocia dificultad técnica y calidad musical.

Gracias a esta información podríamos decir que la conferencia presentada había sido realmente enriquecedora pero, ¿qué venía en el futuro para la firma?, ¿a dónde se dirige actualmente la Manufactura?

La respuesta vendría un par de minutos después con un previo a Baselworld 2013: se trata del Kantharos (corazón de león, traducido al español), una pieza con carácter que incluirá: movimiento de cronógrafo automático con monopulsador, timbres catedral y, por si fuera poco, indicador de fuerza constante,  adicionalmente y contrario al común de los números de producción de la marca, el coleccionista que desee adquirir esta primicia de Baselworld 2013 podrá adquirirlo… con un poco de suerte.

El futuro de la Manufactura es claro y promisorio, prueba de ello son las nuevas versiones del Adagio, el lanzamiento próximo de un nuevo integrante de la colección homenaje a la cultura del gambling: el “Texas Hold em Poker Watch” y nuevas complicaciones relojeras para el público femenino en 2014.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: