Rendez-Vous de Jaeger-LeCoultre, una cita con la Alta Relojería

Los amantes de los objetos hermosos y la Alta Relojería estarán de acuerdo con que Jaeger-LeCoultre es uno de los más grandes exponentes de ambos elementos. Esto se debe a su espíritu inventivo que no ha dejado de inspirar las colecciones de la Maison desde su fundación en 1833. Para hacer honor a este legado, la firma debela tres nuevas ediciones del reloj Rendez-Vous, una pieza tan cautivadora como femenina.

El reloj Rendez-Vous Night & Day de acero inoxidable y diamantes es una pieza audaz e irresistible para toda mujer amante de la originalidad. Su belleza se enfatiza a través de colores malva y violeta, acentuados por los reflejos de una carátula satinada soleada y diamantes de talla brillante que visten la corona. En él, la luna y el sol se exhiben dentro del indicador de día/noche posicionado a las 6 horas, mientras que su acabado plateado se une a la elegancia de las cifras para crear una maravilla del tiempo.

La versión gris del Rendez-Vous Night & Day cuenta con acabados de joyería, otorgándole una elegancia profunda y preciosa. La intensidad de su color gris antracita en el brazalete se combina armoniosamente con la calidad del oro rosa de su caja, mientras que el bisel se realza con diamantes de talla brillante para concebir un hermoso conjunto. La poética complicación de día y noche presente en la carátula se observa a través de una elegante ventanilla redondeada situada a las 6 horas. Ambas versiones del Rendez-Vous Day & Night funcionan por medio de un calibre Jaeger-LeCoultre 899A, el cual consta de 204 piezas y una reserva de marcha de 40 horas.

Por otro lado, el cautivador reloj Rendez-Vous Moon de oro rosa rinde una oda a la luna dentro de una hermosa y deslumbrante caja. En él se integra una carátula en aventurina –piedra semipreciosa- color rojo púrpura para representar las constelaciones del hemisferio norte. Cada diamante que lo compone resplandece para enaltecer la pieza, y tanto su luna, como la carátula están construidas con nácar para añadir delicadeza a la parte superior. Su movimiento mecánico de carga automática calibre Jaeger-LeCoultre 935 está compuesto por 265 piezas y ofrece una reserva de marcha de 40 horas.

Acerca de 

Defiendo mis ideales con convicción. Lo que más me apasiona en la vida es escribir, pues considero que es una forma de plasmar mis pensamientos y hacerlos trascender.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: