Piaget presume su potencia asiática

PIAGETUna de las exhibiciones más importantes del planeta –en cuestión de relojería– recibe a Piaget por segundo año para deleitar a los presentes con algo más que solo relojes: un savoir-faire artístico excepcional. Asimismo Nick Cheung asiste a la presentación para colaborar en el mensaje de la Maison.

Y es que por cuarto año consecutivo Piaget apoya el Hong Kong Film Awards, y asiste a la presentación de la edición número 33 en la muñeca de este emblemático e histriónico personaje con el Piaget Altiplano 900P, presentado a principios de año en Ginebra.

El reloj que rompe récord de delgadez con 3.65 mm de perfil para un instrumento mecánico de carga manual, ha sido la pieza más importante de Piaget en los últimos años, demostrando el arte del ultraplano que caracteriza a la casa ginebrina. Así como Nick, la marca se reinventa gracias a una filosofía para hacer siempre más de lo necesario, máxima que lleva a los niveles de insuperable excelencia.

“The Masters of Ultra Thin”, se proclaman con el movimiento 900P, cuyo perfil –en comunión con la caja– no rebasa los 3.65 mm de diámetro para un reloj mecánico, lo que es un nuevo estándar para las máquinas de este tipo. Habrá que decir que sustituye la platina y los puentes se ligan directamente al fondo de la caja, y además el mecanismo está invertido lo que hará que las aguas y el tren de engranajes aparezcan en la carátula (descentrada). Asimismo, una patente se ha registrado a fin de proteger al tren de engranajes si es que la presión atmosférica comprime el cristal de zafiro, pues en un universo tan pequeño cada micra es importantísima.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: