X-Trem-1 recibe “facelift” azul…

Christophe ClaretTal como lo apuntáramos en la industria automotriz, cuando nos referimos a la relojería hablamos de diferentes configuraciones, pero –generalmente- de una máquina interior que ejecutará la mecánica a fin de poner a funcionar al guardatiempo. En el caso de esta noticia, debemos apuntar que se trata de un cambio estético, bello, puro y azul a una de las piezas/motores, más revolucionarios de la historia contemporánea de la industria relojera suiza, el X-Trem-1 de Christphe Claret, personaje también conocido como El Mago.

Hace tres años que CC develara el movimiento in-house que hoy nos continúa sorprendiendo, me refiero a un calibre con torbellino, que al “carecer” de puente al frente suspende un vuelo mecánico inclinado a 30°, pero que, sin duda, su lectura es lo que “se lleva las palmas” en la pieza, pues las horas y minutos utilizan un sistema de “suspensión” desarrollado por CC.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Lo que sucede es lo siguiente: al interior de dos “tubos” de zafiro, se suspenden dos esferas mecánicas que obedecerán la carga, por lo que se pone en evidencia que el “magnetismo” no es del todo un enemigo de la relojería. Su nombre lo dice todo, pero debemos recordarlo para que usted, estimado lector así lo entienda: X, por eXperimental, T, por Time, R, por Research, E, por Engineering y M, por Mechanism. Eje que rige completamente el significado de lo que se sucede en Manufacture Claret, situada en Le Locle.

También te puede interesar   Black Toro, gran cartel de Ulysse Nardin

¿Cómo surge la idea?

Frédéric Richard y Oliver Randin, dualidad de relojeros quienes con dicha visualización incluyeron la patente de la misma. Asimismo, el torbellino se vería motivado a estar falto de precisión debido al consumo energético del espectáculo horológico para las horas y minutos retrógrados, pero resulta entonces que una dualidad de barriletes (uno para el torbellino y otro para las indicaciones) y un sistema de carga manual resuelven el problema y además trabajan entre sí: el rodaje de tiempo (primer barrilete) es regulado por el torbellino. El rodaje de presentación es, por su parte, regulado por un escape especial, que busca la información horaria en el rodaje de tiempo. Éste está compuesto por un áncora que libera cada 25 segundos un diente de la rueda de áncora del rodaje de presentación. El áncora en sí misma es activada por una cama ligada al rodaje de tiempo. En el momento en que uno de los rodajes llegue al final de la reserva de marcha de su barrilete, el escape interrumpe la marcha de su vecino. Esta configuración presenta un gran interés: desde el punto de vista energético, los rodajes de tourbillon y presentación son independientes, lo que permite evitar las perturbaciones, optimizar la reserva de marcha y conferir una precisión ideal al reloj.

También te puede interesar   Calibre de Cartier Diver, azul como el mar

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ahora bien, la mecánica ya está explicada, pero los verdaderos cambios en esta pieza son estéticos, a fin de conseguir impactar a diferentes clientes alrededor del planeta, y de adaptarse a las necesidades de los mercados. La caja está realizada en titanio grado 5, y revestida con PVD de coloración azul, tono que se duplica gracias a una correa de aligátor a juego.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: