Hublot, expedición en las profundidades

l_whoi-anti-141001-143-1

El mecanismo más misterioso de la historia de las civilizaciones motiva una nueva expedición en las profundidades denominada “Anticitera, el retorno”  para la que Hublot ha creado una pieza de buceo excepcional.

Fue en 1901 cuando se descubrió en aguas griegas el denominado tesoro de “Anticitera” revelando los restos del que probablemente sea el “calculador astronómico” más antiguo de la humanidad.

En la actualidad, una expedición científica capitaneada por Brendan Foley (submarinista y arqueólogo) vuelve a Anticitera, cerca de la isla Citera, para llevar a cabo una segunda excavación histórica, contando esta vez con un traje de submarinismo desarrollado hasta el extremo: el EXOSUIT, que se viste para la ocasión con los colores de Hublot.

Para apoyar y conmemorar este evento, Mathias Buttet, R&D Director de Hublot ha asistido personalmente a las inmersiones y ha presentado el reloj de buceo, OCEANOGRAPHIC EXO4000, que rinde homenaje a los científicos que participan en esta increíble aventura.

El mecanismo de Anticitera es uno de los objetos más misteriosos de la historia de las civilizaciones. Conocido en la actualidad y estudiado con minuciosidad por la comunidad científica, fue descubierto en 1901, aunque en aquel momento no llegó a comprenderse el inmenso interés histórico y técnico que despertaría posteriormente este mecanismo. La propia idea de una “máquina” realizada en la Antigüedad grecorromana no entraba en el marco de trabajo conceptual de los especialistas de la época. Más adelante, las afirmaciones oscurantistas de personas ajenas al ámbito científico pretendieron conceder al artefacto de Anticitera una naturaleza casi extraterrestre, hecho que no ayudaba a aclarar el debate.

Hoy en día, el lugar en aguas griegas en la isla de Anticitera donde se descubrieron los restos del que se considera el “calculador astronómico” más antiguo de la historia de la humanidad es objeto de una segunda expedición arqueológica submarina.

Una expedición en las profundidades

Capitaneada por el submarinista y arqueólogo Brendan Foley, la expedición goza esta vez de una importante ventaja: un traje de submarinismo excepcional, una auténtica “armadura submarina” desarrollada en EE. UU. que permite a los submarinistas-arqueólogos combinar la flexibilidad de un traje de submarinismo con la resistencia de un pequeño submarino. Nombrado EXOSUIT, este traje puede funcionar hasta una profundidad de 300 metros y lleva los colores de Hublot, que presta su apoyo al programa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con 240 kilos de aleación de aluminio y 2 metros de altura, la “escafandra” incluye 18 juntas giratorias que garantizan una flexibilidad relativa, además de propulsores de agua. De este modo combina movilidad y resistencia a las profundidades. El dióxido de carbono se elimina de forma química y el abastecimiento de oxígeno se realiza en función del metabolismo del buceador, “tanto durante el trabajo como en reposo”. Con un máximo de 50 horas de autonomía, las posibilidades de exploración se multiplican por diez. La atmósfera, conservada a una presión normal, permite así evitar trabajar con las mezclas de gas complejas que son necesarias en las bombonas de los submarinistas de profundidades. Este equipo tiene un costo de 1.3 millones de dólares dada su tecnicidad avanzada.

Por el momento se ha fabricado un único traje EXOSUIT para la empresa JFWHITE, gracias a la que se utiliza el equipo para la expedición “Anticitera, el retorno”. Se está realizando un segundo traje, destinado asimismo a JFWHITE.

Hublot y la aventura de Anticitera

Hublot está asociado al proyecto Anticitera desde 2011 prestando inicialmente su apoyo a una exposición realizada en el Musée des Arts et Métiers de París y asociándose después al gran proyecto del Museo Arqueológico de Atenas que ha podido crear, gracias a Hublot principalmente, una sala especial Anticitera con una vitrina gigante blindada, resistente a los choques sísmicos y fabricada en Suiza a petición de Hublot, en la que se exponen los restos del mecanismo.

Así, junto a los restos del mecanismo, también se expone entre las obras el reloj de Hublot “Homenaje a Anticitera”, un mecanismo reconstituido y miniaturizado que añade una nueva dimensión del tiempo a la mecánica de Anticitera.

Hublot supera los límites

Mientras que las exploraciones espaciales tienen como objetivo descubrir entornos lejanos, hay una parte de nuestro planeta de la que no sabemos prácticamente nada: el fondo de los océanos. Para poder llevar a cabo exploraciones a profundidades cada vez mayores, los ingenieros, inventores y técnicos no dejan de superar los límites de lo racional, de lo posible. Hublot ha llevado la resistencia de un reloj a una presión extrema con el reloj de buceo OCEANOGRAPHIC EXO4000, capaz de resistir una presión de 4000 metros de profundidad.

Se requirieron 18 meses de investigaciones, desarrollo y pruebas para poder presentar el primer OCEANOGRAPHIC EXO4000 en el Museo Oceanográfico de Mónaco.

Prácticamente la totalidad de las características del OCEANOGRAPHIC EXO4000 son excepcionales, tanto en lo que respecta al diseño como a su desarrollo y fabricación. Para obtener la calificación de “reloj de buceo” resistente a la presión récord de 4,000 metros, el reloj ha tenido que responder a características precisas definidas por las normas internacionales de la relojería suiza (NIHS).

l_731-qx-1123-nr-exo14-sd-hr-b-1

Empezando por la hermeticidad del reloj, probada en la manufactura Hublot en un tanque Roxer en el que se sumerge y se somete a una presión equivalente a 5000 metros de profundidad. Para garantizar la estanqueidad del reloj y resistir esta presión extrema, el cristal de zafiro sintético tiene un grosor de 6.5 mm. Se trata de un grosor mayor que el habitual pero que, sin embargo, continúa siendo relativamente razonable a este nivel de resistencia. El fondo de la caja está enroscado, condición sine qua non para alcanzar los abismos marinos. Está realizado en titanio de grado 2, material inoxidable extremadamente resistente.

Gracias a la fabricación de la caja en titanio, material reconocido por su extrema ligereza y tecnicidad y apropiado para este tipo de pliego de condiciones, el OCEANOGRAPHIC EXO4000 resulta ligero al llevarlo en la muñeca, aun cuando su diámetro de 48 mm y su volumen sean considerables.

Desde el punto de vista de la luminosidad, la hora y el tiempo medidos por el realce deben resultar legibles en la oscuridad a una distancia de 25 cm. Para satisfacer esta exigencia, la esfera, el realce y las agujas se han optimizado para aumentar la superficie de la zona con un tratamiento de SuperLuminova™, material luminiscente que emite un color rojo.

El principio de lectura se garantiza gracias al realce giratorio del interior, unidireccional con cremallera, con indicador de tiempo de inmersión. Esta visualización del tiempo de inmersión situada lo más cerca posible de la esfera minimiza el riesgo de modificación involuntaria del tiempo de inmersión. Además, facilita la lectura del tiempo de inmersión. De acuerdo con la norma, el dispositivo del OCEANOGRAPHIC EXO4000 está provisto de una escala de minutos en la que se resaltan los periodos de cinco minutos.

l_731-qx-1123-nr-exo14-pr-hr-b-1

El reloj incorpora dos coronas enroscadas (una protección que permite garantizar la estanqueidad mediante la compresión de una junta tórica). La corona de realce, con la que se puede calcular el tiempo de inmersión, se encuentra localizada de forma muy acertada en las 2 h para poder acceder a ella y utilizarla con comodidad. Es monodireccional, por cuestiones de seguridad, con enroscado de bayoneta y protegida con un protector de corona sobredimensionado para conseguir una mayor seguridad y para permitir una manipulación sencilla con un equipo de buceo. La segunda corona, que permite realizar el remontaje, la puesta en hora y la puesta en fecha, se encuentra situada en las 4 h para limitar el espacio ocupado.

Por último, el OCEANOGRAPHIC EXO4000 dispone de una válvula de helio, característica esencial de todos los relojes de buceo capaces de descender a profundidades importantes. Elemento esencial cuando el reloj se utiliza dentro de una cámara de buceo, la válvula de helio permite que durante la subida se escapen sin riesgo alguno los gases que se han introducido en el reloj durante el descenso. Dicha válvula está realizada en acero inoxidable y se encuentra en las 10 h, visible desde la varilla izquierda de la pieza.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: