Bell & Ross BR 03-92, el reloj de buceo cuadrado

El océano es tan majestuoso como demandante, y es que los agentes abrasivos provocados por la salinidad, las mareas, las corrientes y los fenómenos naturales inherentes a un sitio de playa pueden ser devastadores.

Pero como toda fuerza de la naturaleza, el mar es uno de los ecosistemas más sorprendentes de nuestro planeta, y sus bellezas el objeto de admiración e investigación por parte de nosotros como seres humanos.

Bell & Ross se ha mostrado encantado por el océano, y es así que dentro de la gama de productos relojeros que desarrolla, goza de una legitimidad incuestionable en la hechura de instrumentos de buceo que miden el tiempo y fungen como herramienta para el buceador.

Tres décadas de expertise

En 1997 la marca presentó Hydromax, una sorprendente máquina que incorpora una solución innovadora (incorporar aceite en el interior de la caja para compensar los efectos de la presión) para aumentar la hermeticidad del reloj hasta los 11,100 metros de profundidad.

Diez años más tarde, 2007, Bell & Ross presentó la gama BR 02, reconocible entre un millón por una caja en forma de tonel, válvula de descompresión de helio y un cristal de zafiro curvado ultra resistente.

Este Baselworld 2017 la firma sorprende una vez más, con un instrumento decididamente Bell & Ross, es decir: cuadrado. Pero que coloca un bisel circular a fin de cumplir a cavalidad con los requerimientos de las normas de buceo profesional, nos referimos a la ISO 6425 para relojes de buceo. En ellas se estipula una hermeticidad mínima de 100 metros de profundidad o su equivalente a la resistencia de esta presión; un bisel giratorio que fungirá como dispositivo de preselección de tiempo, con el cual se conocerá de manera fácil e inmediata cuando sea momento de emerger a la superficie; lectura asegurada de los indicadores a 25 cm de distancia en la oscuridad; robustez de funcionamiento en cuanto a golpes, choques térmicos, agua salada y más.

BR 03-92

El nuevo reloj de buceo se exhibe al interior de la icónica caja cuadrada de la marca, siendo el primero en su tipo con una hermeticidad de 300 metros y que ha sido diseñado para mujeres y hombres que verdaderamente le llevarán al mar.

Desarrollado en caja de acero inoxidable con acabados pulido y satinado, la pieza goza de 42 mm de diámetro y cristal de zafiro reforzado (2.85 mm de espesor), a fin de garantizar una hermeticidad superior. En el interior vibra el calibre BR-CAL.302 (SW300) para una precisión de marcha fenomenal, que dará vida a las horas, minutos, segundos y fechador visibles gracias a la aplicación de tratamiento luminiscente, se abraza al pulso mediante una correa de caucho o tela sintética ultrarresistente color negro, y mediante una hebilla de ardillón a juego. Bell-Ross-BR-02-93-1

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: