,

Big Pilot´s Watch Constant Force Tourbillon Edition IWC Racing


 |  29 abril, 2021

La línea Big Pilot´s de IWC continúa dando de qué hablar, ahora con una pieza fantástica y cargada de complicación técnica. El nuevo Big Pilot´s Watch Constant Force Tourbillon Edition IWC Racing, además, luce un estilo excepcional.

Recientemente hemos visto que los Ingenieur no son los únicos instrumentos dentro de la línea de IWC que se enfocan a promover la conexión que la firma tiene con el automovilismo. Es más, en tiempos recientes los relojes de piloto no son tan solo para los aviadores, sino para los amantes de la velocidad en tierra.

Publicidad
Publicidad

Así, el nuevo IWC Big Pilot’s Watch Constant-Force Tourbillon Edition IWC Racing, se presenta como un instrumento especial llevado al siguiente nivel gracias, no sólo debido a su mecánica, sino a la fabricación del “hardware”, o sea: caja, pulsera y demás elementos.

 

Ceratanium

La caja, de 46.2 mm, está hecha de este material, también la corona y la hebilla. El Ceratanium es un componente patentado por la firma que, además de lucir un excepcional color negro mate, brinda la durabilidad y resistencia de la cerámica, pero con el peso del titanio.

También te puede interesar
¿Un CEO y un piloto al mismo tiempo? Solo con un IWC Pilot edición AMG

En cuanto a estética la carátula luce un diseño negro con números arábigos recubiertos con Super-LumiNova, vivos color amarillo y con un característico acento deportivo que, la verdad, me fascina. Este tipo de dial puede fácilmente “confundirse” con un cluster de instrumentos, por lo que la inspiración es evidente y me encanta que hayan logrado la transformación de este tourbillon tan elegante, dotándolo de un feeling totalmente deportivo.

La información se lee de la siguiente manera: horas y minutos por agujas centrales rellenas de Super-LumiNova; tourbillon a las 9; fases de Luna a las 1:30 (hemisferio Norte-Sur); y reserva de marcha –en horas o en días– a las 4:30 horas; todo bajo un hipnótico acabado de círculos que, verdaderamente, le sienta bien.

También te puede interesar
IWC, a 75 años de la línea Portugieser

Mecánica

Monta el calibre 94800, diseñado y fabricado internamente, se trata de un movimiento de cuerda manual con regulador tourbillon, pero que cuenta con un mecanismo de fuerza constante. Por un lado, el tourbillon compensa las influencias negativas de la gravedad, mientras que el mecanismo de fuerza constante desconecta el escape del flujo directo de energía a través del tren de ruedas y transmite impulsos de energía completamente uniformes a la rueda de escape. Esto anulará los efectos de la tensión decreciente en el muelle real, que influyen en la amplitud del regulador. El principio de este mecanismo patentado está integrado en la jaula del tourbillon y actúa como un escape adicional entre el escape y la cuarta rueda. Descubre qué es la fuerza constante, aquí.

Posee doble barrilete, por lo que ofrece 4 días de autonomía (96 horas), a una frecuencia de 2.5 Hz. Y sí, es visible desde el fondo de la caja gracias a una tapa transparente de cristal de zafiro.

También te puede interesar
Entrevista con Thomas Perini, Brand Manager de IWC

 

IWC Big Pilot’s Watch Constant-Force Tourbillon Edition IWC Racing, ficha técnica

  • Caja: 46.2 x 13.5 mm de Ceratanium, corona a juego; cristal de zafiro por ambas caras
  • Movimiento: mecánico de carga manual
  • Calibre: 94800 de manufactura con tourbillon de fuerza constante
  • Frecuencia: 2.5 Hz, 18 mil a/hora
  • Reserva de marcha: 4 días (96 horas)
  • Funciones: horas, minutos; segundero en el tourbillon de fuerza constante; indicación del hemisferio Norte y Sur; indicador de reserva de marcha
  • Carátula: negra con patrón de anillos, números arábigos con Super-LumiNova y agujas a juego
  • Correa: caucho con forro de Alcantara con vivos amarillos
  • Hermeticidad: 60 metros
  • Edición Limitada: 15 piezas.

Síguenos en Instagram.

Continúa con: Big Pilot´s Watch Shock Absorber XLP.

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.



notas relacionadas