Ulysse Nardin Marine Tourbillon


 |  13 agosto, 2020



Marine Tourbillon refuerza la esencia y cronometría de la marca, así como su legitimidad con los mares. La precisión en el cálculo de la navegación oceánica era básica para poder determinar el rumbo de las embarcaciones. Ulysse Nardin ha sido una de las Casas relojeras que más ligada está a este tipo de desarrollos. Y si bien hoy en día los sistemas de navegación hacen uso de posicionamiento satelital, la historia de esta evolución mecánica continúa…


Publicidad
Publicidad

Mecánica de vanguardia

Producido in-house en Le Locle, Suiza, el calibre automático UN-128 aprovecha las propiedades de la tecnología del silicio para su órgano regulador y escape, con una reserva de energía de 60 horas y un magnífico tourbillon volador.

El tourbillon volante es un elemento cumbre en la relojería de precisión, se desarrolló hacia finales del siglo XVIII y su conjunción mecánica y ensamblado requieren de un relojero diestro, maduro y preparado para dominar el arte de ingresar órgano regulador y escape en una jaula que rotará –generalmente– a medida de una vuelta por minuto: tourbillon de 60 segundos.

Estética 

El Marine Tourbillon, combina la funcionalidad con un estilo atemporal. Si bien el calibre es desarrollado en Casa, la carátula también, pues es desarrollada bajo la técnica de esmalte grand feu y guilloché, desarrollado en Donzé Cadrans. La caja es de acero inoxidable y luce un bisel estriado que recuerda al patrón de sus relojes de marina.

Ulysse Nardin Marine Tourbillon-soldier

Ulysse Nardin Marine Tourbillon, ficha técnica

  • Caja: 43 mm, acero inoxidable, fondo de cristal de zafiro
  • Movimiento: mecánico automático con tourbillon volante
  • Calibre: UN-128
  • Frecuencia: 4 Hz, 28 mil 800 a/h
  • Funciones: horas, minutos, segundos en el tourbillon y reserva de marcha
  • Reserva de marcha: 60 horas
  • Hermeticidad: 100 m
  • Correa: piel de cocodrilo color azul.

Ulysse Nardin y el tourbillon

La marca de Le Locle lanzó su primer tourbillon en el año de 1899, desarrollado por Albert Pellaton Favre, y produjo únicamente 9 cronómetros de bolsillo con esta complicación. Al paso de los años el hijo de Ulysse Nardin, Paul-David Nardin se convirtió en un especialista de escapes y tourbillones. A la fecha es una de las complicaciones que se desarrollan en casa, las llamadas manufactura.

Síguenos en Instagram

Continúa con: Ulysse Nardin Executive Skeleton 

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.


notas relacionadas