X

Se cumplen 50 años del Monaco de TAG Heuer


Hoy, pero hace 50 años la relojería no volvería a ser la misma. Justo en este día celebramos la creación del primer cronógrafo mecánico automático propuesto en caja de acero inoxidable en la forma de un cuadrado y con un nivel de hermeticidad superior. Un verdadero hito que comenzó a desarrollarse muchos años antes y que buscó competir en reflectores con el icónico El Primero de Zenith.

TAG Heuer Monaco Calibre 11, 1969

Monaco, su historia

Presentado simultáneamente en Ginebra y Nueva York el 3 de marzo de 1969, el Heuer Monaco es el primer reloj cronógrafo automático cuadrado y hermético de la historia de la relojería suiza.

Esta pieza, al momento de debutar, proponía diferencias a los convencionalismos estéticos y prácticos de la entonces relojería previa al auge del cuarzo. En este sentido la recepción del crono fue pobre, siendo severamente criticado por la prensa en ese entonces, pero probando su valía como un verdadero revulsivo.

También te puede interesar   HUBLOT Sugar Skull listo para el invierno

Embajadores: Siffert y McQueen

Jo Siffert fue el primer piloto de automovilismo en ser nombrado Embajador de una marca, dando inicio a una relación que hoy día describimos como natural; no se entiende el deporte motor sin una marca de relojes asociada, Siffert fue el pionero. El piloto suizo coronó grandes actuaciones en los mundiales de resistencia e hizo lo propio en F1, hasta antes de su muerte en 1971.

A Siffert lo relevó The King of Cool, Steve McQueen, quien tomó protagonismo en esos años tras haberse consagrado como ícono de la velocidad con Bullitt y filmar Le Mans en 1971 con un Monaco en el pulso.

También te puede interesar   Visita "fotográfica" a la manufactura de Zenith...

El reloj rompe totalmente con los códigos estéticos de la relojería tradicional. Destaca por su gran caja cuadrada de ángulos rectos, su carátula de color azul metálico, su cristal de plexiglás abombado y, sobre todo, su corona situada a la izquierda, que en aquella época significaba que el reloj se remontaba de forma automática. En el interior debutó el Calibre 11, movimiento mecánico automático de gran ejecución en el interior de una caja cuadrada.

Este movimiento de cronógrafo automático también se empleó en la colección Carrera y en la famosa Autavia, pero sin duda será recordado con Monaco, hoy y siempre.

Monaco, hoy

Cada año notamos nuevas ediciones del icónico Monaco, no obstante el reloj puede ser descrito como un verdadero objeto de culto es, sin lugar a dudas un must para los entendidos y apasionados de la relojería deportiva. El año pasado notamos lanzamientos en colaboración con Gulf, marcando la legitimidad entre el combustible sponsor de carreras y la firma de Alta Relojería, mientras que sin duda en Basilea veremos una edición especial que celebre el medio siglo de este histórico.

Facebook Comenatarios

Instagram