,

It´s Time to Move Swatch Group Watch Machine


 |  30 mayo, 2019

El pool de marcas Prestige del grupo relojero más grande del planeta, abrió las puertas de sus manufacturas y presentó la colección 2019 en un evento que hizo historia.

Del 14 al 16 de mayo se vivió la primera edición de Time to Move, disponible a la prensa internacional. Esto, luego de la decisión que tomara Swatch Group de no participar en la más reciente edición de Baselworld; una determinación que cimbró a la industria relojera por el peso específico del conglomerado comandado por la familia Hayek.

Más de 190 periodistas de 20 países distintos acudimos a Time to Move

El grupo relojero más grande del planeta está conformado por: Breguet, Blancpain, Glashütte Original, Jaquet Droz, Leon Hatot, Omega, Longines, Rado, Union Glashütte, Tissot, Calvin Klein, Balmain, Certina, Hamilton, Mido, Swatch, Flik-Flak y Tourbillon. Asimismo, controla un elevado porcentaje de la producción de movimientos y ebauches esenciales para la relojería suiza junto con ETA, Nivarox, Microtechnique y Renata, entre muchas otras entidades corporativas, de distribución y demás. Swatch Group reaccionó de dos diferentes maneras para atender a clientes y prensa de cara a su logística de operación, retail y comunicación internacional:

Prestige & Luxury Range

Este cúmulo de marcas se ubica en lo alto de la pirámide del Grupo, se trata de un portafolio de manufacturas que desarrollan relojería de la más alta calidad en acabados, artesanía y tecnología. Básicamente, es un nicho que se ubica por encima de los 7,000 francos suizos, y que escala hasta las ediciones limitadas, que incluso superan el medio millón de francos. De ellas se trató Time to Move.

High, Middle y Basic Range

De acuerdo a las acciones de comunicación y venta del Grupo, presentaron o presentarán sus novedades en eventos regionales para clientes y prensa de la siguiente manera: High Range (Longines-Rado-Union); Middle Range (Tissot, CK, Balmain, Hamilton, Certina) y Basic Range (Swatch, Flik Flak).

El evento

La organización mundial contempló un número cercano a 200 periodistas para realizar una agenda tipo road show, en donde se designaron ciertas sedes de salida y hospedaje para los medios provenientes de más de 20 países. A la representación mexicana —con cuatro colegas más—, nos hospedaron en Lausanne, punto de partida del día uno rumbo al Jura suizo (Le Sentier y Le Brassus) para descubrir las maravillas de Breguet y Blancpain. El segundo día tomamos camino a La Chaux-de-Fonds para conocer la manufactura de Jaquet Droz y emprendimos rumbo a Biel para cerrar el día en la nueva manufactura de Omega. Finalmente, el tercer día viajamos a Ginebra, sitio seleccionado para que uno de los hoteles más reconocidos de este Cantón, se transformara para exhibir los procesos más importantes e icónicos de Glashütte Original. La agenda culminó con la visita a Harry Winston que, cabe destacar, fue la primera ocasión en que abrió sus puertas a un grupo de periodistas relojeros.

Los relojes

Breguet

Uno de los relojeros más virtuosos de la historia, el más renombrado, atendió a la más selecta clientela del planeta en la época de la Francia Napoleónica. Durante Time to Move, toda esa herencia ha quedado al descubierto en la más reciente visita a la manufactura que hemos podido disfrutar gracias al evento internacional, que nos permitió saludar al CEO Thierry Esslinger, así como a Emmanuel Breguet, jefe de Marketing y Director del Patrimonio de la Casa, que hace no muchos años imponía políticas más estrictas respecto a sus logísticas de visita, pero que nos ha dejado asombrados con el mayor taller de guilloché de la industria, su área de alta relojería y, por supuesto, con la oportunidad de ver de cerca la referencia recuperada por órdenes de Nicholas G. Hayek, en honor al original Ref. 160 hecho por Breguet para María Antonieta. Construido en caja –de 64 mm– de 18 quilates de oro de aleación especial y cristales hechos de cristal mineral, como en su época. Además, incorpora el mecanismo de corona que sirve para corregir las horas y detonar el repetidor de cuartos y minutos. Exhibe las horas y minutos al centro, un segundero pequeño a las 6 h, la ecuación del tiempo en punto de las 10 h, calendario perpetuo y termímetro a la 1:30 horas. Está animado por el mecanismo de remonte automático denominado perpétuelle, y formado por 823 componentes para una reserva de marcha de 48 horas a 2.5 Hz. Este 2019, la firma continúa su camino desarrollando la renovada línea Marine, por lo que se presenta un nuevo brazalete de titanio para las referencias 5517, 5527 y 5547, relojes tres manecillas, cronógrafo y alarma, respectivamente. De igual manera, Marine Dame sorprende con animaciones a la carátula, sobre todo en materia de acabados guilloché y madreperla, además de un lacado a mano que simula la profundidad y movimiento del mar. Finalmente, la cereza del pastel, un exquisito trabajo de esqueletización realizado al emblemático calibre 581 de tourbillon extraplano de remonte automático, dio como resultado el buque insignia de la colección Classique 2019: Tourbillon Extra-Plat Squelette 5395, sin descartar al modelo previo con esmalte grand feu en azul denominado Classique 5177.

Blancpain

En 1735 nacía la primera Manufactura suiza de relojería en Villeret, hogar del fundador Jehan-Jacques Blancpain, gracias a su visión enfocada en el desarrollo de un sector completamente nuevo para la época, y, luego de inscribir su apellido como marca de propiedad, Blancpain grabó su nombre en los libros de la historia. Visitar Blancpain sugiere un paso más en el conocimiento profundo de la marca y, conocer sus dos edificios, ha sido tremendamente positivo para vivir el saber hacer de la Casa y liberarlo a través de esta narración para usted, estimado lector. ¿Cómo se desarrolla un reloj de complicación? ¿Por qué incluir dos elementos complementarios en contra de los efectos negativos de la gravedad como lo son el tourbillon y el carrousel? ¿Qué historia une a Blancpain con el mar? Éstas y más dudas han quedado despejadas luego de recorrer las instalaciones de Le Brassus y Le Sentier, en el cantón suizo de Vaud. Con nuestro más reciente contacto con sus paredes, hemos podido ser testigos de la importancia que la Casa tiene para la industria en general, como productor de calibres y desarrollador de complicaciones, y es que su expertise es utilizado como base de la relojería de colección en Harry Winston y Jaquet Droz. Este 2019, su Presidente y CEO, Mark Hayek, presentó novedades en su colección base: Villeret, con un horas y minutos de remonte manual y un GMT por aguja en oro rosa o acero. Para las damas, se ofrecen Villeret engastados y con fechador dotados del calibre 1151 con espiral de silicio, mientras que en la colección Fifty Fathoms se incorpora un Automatic Ceramic Dial en azul grisáceo, uno más hecho de titanio, una edición especial en homenaje a la Nageurs Combat (300 pz) y una más limitada a 500 ejemplares que recupera un diseño original de los años 50, su nombre: Barakuda. Sin embargo, el flagship de este año fue el Air Command, un cronógrafo que replica una pieza desarrollada en la década de los 50, y que no sugiere una nueva línea de relojes de aviación, solo busca ser un objeto de colección para los entusiastas. Cuenta con un calibre de cronógrafo flyback dentro de una caja de acero inoxidable con hermeticidad hasta 3 Bar, escala taquimétrica y bisel de cerámica.

Jaquet Droz

A pocos días de conocer y tener en nuestras manos la nueva colección de Jaquet Droz desde su manufactura ubicada en La Chaux-de-Fonds, notamos que la misma sigue el concepto de su slogan: “Some watches tell time, some tell a story”. Nacido en 1721, fue un relojero suizo experto en autómatas. Vivió en París, Londres y Ginebra, y desarrolló instrumentos mecánicos que emulaban a las aves y a la naturaleza en general, su movimiento y características. Este tipo de aparejos fueron muy bien aceptados por la clase social más alta y por la realeza, siendo proveedor de los Imperios: Británico, Chino, Indio, Japonés y de los reyes de la Europa de aquel entonces. En el sitio pudimos observar algunos de sus autómatas famosos, pero también adentrarnos en lo que a él más le fascinaba: los animales, la naturaleza y los viajes. Por ello, su colección se centra en estos elementos, y hace uso de dicha inspiración para entregar relojes tan artísticos que es difícil dejar de mirarlos. Hoy día la marca es sumamente apreciada en diferentes latitudes del mundo, y su modelo más vendido es el Grande Seconde, por lo que adicionaron un cronógrafo monopulsante, disponible en una configuración de carátula descentrada o ajustada a las 12 h, según sus preferencias. Un Dual Time se ofrece en oro rosa y acero inoxidable, mientras que la visión contemporánea de la marca hace uso de la cerámica y el arte de la esqueletización para exhibir una pieza mucho más deportiva. Por último, Magic Lotus Automation es, sin lugar a dudas, la pieza maestra de este año. Este autómata, representa una nueva creación que destaca por su excepcional animación de más de cuatro minutos, durante la cual cobra vida un fresco naturalista con la gracia y la belleza de un jardín zen.

Omega

La marca celebra 125 años de llamarse Omega, inspiración producto de un movimiento homónimo en la Casa fundada por el joven relojero Louis Brandt en la ciudad suiza de La Chaux-de-Fonds. Louis era un apasionado de la precisión y se dedicó a desarrollar los mejores relojes que pudo, y, en unos cuantos años, su reputación y alta calidad se establecieron en Suiza y, poco después, en toda Europa. Después de su muerte, en 1879, sus dos hijos: Louis-Paul y César, se hicieron cargo del negocio familiar, inspirados por el amor de su padre por la relojería y la precisión. Su legado, el emblemático calibre de 19 líneas, daría paso a 19 más recuperados para el futuro de la marca. Y este 2019 la línea De Ville Trésor celebra los 125 años del nombre con un modelo que incorpora el calibre Master Chronometer 8929. Además de ello, la marca presentó una colección extensa, pero balanceada, con un Constellation Globemaster en acero y negro, un Seamaster Aqua Terra Worldtimer en diferentes materiales, un Seamaster 300 en oro o platino con carátula de malaquita y un Diver 300 en cerámica, además de uno en acero con carátula blanca. El Seamaster Diver 300 Chronograph complementa la ecuación con varios modelos a seleccionar, mientras que el Planet Ocean hace lo propio con un cronógrafo naranja y gris. Finalmente, la pieza insignia de este 2019 es el Speedmaster Apollo XI 50 Anniversary, que se adelanta a la próxima celebración del 21 de julio cuando se cumplan –exactamente– 50 años de la primera ocasión en la que Neil Armstrong y Buzz Aldrin abandonaron el Águila y se convirtieron en los primeros humanos en estar con un pie fuera de este mundo.

La moderna fábrica de Omega, en su sede central en Bienne, representa la instalación más avanzada en la actualidad para el montaje de relojes, la capacitación y el control de calidad.

Diseñado por el inspirado y galardonado arquitecto japonés Shigeru Ban, es una obra maestra respetuosa con el medio ambiente, construida exclusivamente con abeto y hormigón suizos.

Todos los pasos: T0, creación de pequeños componentes; T1, ensamblaje de la maquinaria; T2, conjunto de reloj; T3, pulseras y T4, embalaje; así como el stock y la logística, se completan en el interior. En el núcleo del edificio, la marca ha instalado un sistema de almacenamiento totalmente automatizado que abarca tres pisos. El stock central ignífugo contiene más de 30,000 cajas llenas con todas las piezas necesarias para la relojería de la marca. Los visitantes del edificio pueden maravillarse con el sistema de almacenamiento y sus brazos robóticos en acción a través de ventanas especialmente construidas. Esta facility es también el hogar de la prueba METAS para la certificación de Master Chronometer.

Nota:

Fue en 1882 cuando “Louis Brandt & Fils” se mudó por primera vez a su centro de fabricación de relojes en Rue Jakob-Stampfli 96 en Bienne, Suiza. La compañía, que hoy conocemos como Omega, ha permanecido en el mismo lugar desde entonces. A lo largo de los años, los edificios y las capacidades han seguido creciendo y esta fábrica es sin duda una de las más importantes.

Glashütte Original

Una de las pocas representantes de la Alta Relojería germana, y no es coincidencia que ambas Casas tengan su sede en Glashütte y sí, estoy hablando de ésta y de A. Lange & Söhne, las cuales se sitúan a menos de 200 metros de distancia una con respecto a la otra. Este sitio de Sajonia es por demás diestro en el arte de la horología y las razones han sido contundentes, ya que han sobrevivido a bombardeos a consecuencia de las grandes guerras. Glashütte Original no ha llegado a México, pero está siendo continuamente evaluado y, de hacerlo, me parece que sería un acierto para un segmento con un gusto muy particular por relojería finamente terminada y desarrollada 100% en Casa. Las colecciones de este año destacan por la adición de una nueva familia de relojes que rinden homenaje a una pieza de los años 50 que se enfocó en la práctica del buceo profesional, pero también en algunas piezas distintivas de su relojería y de la línea Pano, con complicaciones de reserva de marcha y fase de Luna. El SeaQ propone piezas contemporáneas en color azul y otras tantas que replican las bases del modelo original. Finalmente, el Senator Chronometer Tourbillon, expone la difícil combinación de un tourbillon volante con un mecanismo de parada del segundero, puesta a cero y fiador del minutero, lo que permite ajustar la hora con enorme precisión. Esta primera edición mundial, en platino, está limitada a 25 piezas; el modelo está certificado oficialmente como cronómetro.

Harry Winston

Sin duda una de las expertas en el desarrollo de relojes joya y sorprendente relojería para dama y caballero. Ingresar en la manufactura durante los días de Time to Move ha sido realmente mágico, comenzando por el hecho de que fuimos recibidos por Nayla Hayek, hija del legendario Nicolas G. Hayek, y quien funge como CEO de la marca y como Chair of the Swatch Group Board of Directors, junto con su hermano Nick, Presidente. Durante las palabras de bienvenida, Nayla mencionó el avant-premier que supuso poder ingresar en este espacio desarrollado en 2007, donde trabajan poco más de 600 personas. La razón de esta apertura a la prensa ha sido motivo de orgullo para todos los artesanos que allí laboran, y un privilegio para el gremio de comunicación del cual Watches World tuvo el honor de formar parte. El nivel de artesanía, engaste y orfebrería que ahí se alcanza, es por demás espectacular, pues la firma es reconocida por su trabajo en joyería y sus relojes son –realmente– joyas. La colección Avenue celebró 20 años, y por ello asumió protagonismo mediante diferentes ejecuciones que recuerdan la fachada de la boutique de la marca en Nueva York. Por su parte, las líneas Lotus, Premier, Ocean Collection, Project Z13, Midnight y Emerald, también recibieron atención, pero definitivamente el Histoire de Tourbillon 10, celebra el décimo aniversario. La saga dedicada a una de las complicaciones más difíciles de desarrollar, lo hizo con cuatro tourbillones asociados por tres diferenciales: el primero vinculado al lado derecho, el segundo al izquierdo y el tercero, encargado de promediar la información de los diferenciales anteriores.

 

Facebook Comenatarios

ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.
notas relacionadas