Driven by Product: Graham

George_GrahamPensar en el producto como eje fundamental de la creación relojera, o de cualquier tipo, es estar en la senda correcta. Desarrollar el artículo correcto, al precio correcto y con el servicio correcto es –precisamente– una máxima la mercadotecnia y así nos lo corrobora Graham, una casa que surge a partir de la mente privilegiada de un inventor horológico, de los más importantes en la historia de la “ciencia del tiempo”: George Graham, también conocido como “Honest George”.

La alta relojería tuvo comienzo en Europa y, aunque ahora mismo ubicamos a Suiza como el sitio “más puntual” del planeta, debemos mencionar que anteriormente (siglos XVI y XVII) la región británica fue cuna de los instrumentos hoy conocidos como relojes. George Graham nació en 1673 y durante su vida comenzó a desarrollar mecanismos como el reloj de péndulo de mercurio; fue uno de los principales generadores de cronógrafos y mejoras para éstos, no obstante su aportación más importante sería la del escape de áncora sin retroceso (escape Graham), utilizado generalmente por los relojes de péndulo.

Y así, gracias a este virtuosismo, Graham propone relojería que continúa impregnando a la industria de este mensaje, uno honesto, que mira hacia el futuro y hacia el pasado, que permite la entrada de los máximos inventores de nuestro tiempo bajo el firme propósito de exhibir los alcances de esta mente creativa/fundadora que continúa presente en el espíritu de cada reloj desarrollado por la casa con sede en La Chaux -de- Fonds, Suiza.

Marc Jouille, Mario Domínguez y Emanuel Bitton.

Marc Jouille, Mario Domínguez y Emanuel Bitton.

Hoy por la mañana nos dirigimos a la cita con Emanuel Bitton, International Sales Manager de Graham, quien visitó nuestro país en señal clara de la importancia que merece este mercado, pero más aún, en respuesta a los ambiciosos planes que traza la compañía para invitarnos a conocer su historia y ADN.

Saludamos a Emanuel y, de momento platicamos con respecto a su vida internacional, pues de acuerdo al papel que desempeña en la compañía, debe viajar de manera frecuente, –“Más del 60% del tiempo del año, pues es importantísimo para mí sentir el mercado, el calor y la impresión de la gente por el producto”–.

Guillermo Lira, Director General de esta redacción comienza a platicar con Mr. Bitton, quien pone en la mesa las millas que acumula por las mañanas gracias a sus tenis para correr, actividad que los hermana y hace reír e intercambiar tips para runners  y así se rompe el hielo, dando paso a la entrevista:

Geo Graham

Geo Graham

Watches World: ¿Cómo logra Graham ligar la historia de invención de George Graham al producto de hoy en día?

Emanuel Bitton: Contamos con un pasado de más de 300 años, no obstante estuvo inactiva durante cierto periodo, la respuesta reside en la colección Geo Graham, no obstante ésta misma da vida y espíritu a las otras familias. Somos afortunados de poder contar diferentes historias, pero que parten de la misma raíz.

WW: Al igual que George Graham, conocido como “George el honesto”, la compañía da cabida a los superdotados generadores de relojería actualmente ¿Cómo describiría esta relación?

E.B: La independencia es la respuesta, debemos ser libres para explorar los alcances de la marca.Cuando se trabaja todo en casa de alguna manera te sientes atado a lo que tu departamento de creación considera apropiado, no exploras el horizonte de tus posibilidades debido a que la idea original parte de casa, en Graham brindamos un brief al relojero y así conseguimos  las soluciones necesarias.

WW: ¿Dónde percibe el futuro de la relojería independiente de Graham?

E.B: El futuro vive en la innovación y la creatividad, el consumidor quiere saber qué está por venir, vive adelantado y hay que responder a esta necesidad sin descuidar tu herencia y ADN.

WW: Un rasgo particular en el diseño de sus piezas es el reloj de grandes dimensiones, ¿éstas forman parte de su dirección en el producto?

E.B: Sí, es parte de nuestro código general de diseño. Somos una marca con espíritu potente y masculino, utilizamos 46-48 mm de diámetro para las cajas, no obstante las líneas del reloj se cuidan al máximo para que el tamaño complemente la estructura de la muñeca, permanecemos fieles a este espíritu, incluso cuando la industria considera que es tiempo de reducir el tamaño de las piezas.

WW: Graham se liga al deporte motor y a nuestro país a partir de la competencia “Baja 1000” ¿qué nos puede mencionar con respecto a esto?

E.B: Somos una casa relojera que realiza cronógrafos, ello nos vincula al mundo de la cronometría y de ahí surge la relación directa con los deportes de motor. La colección Silverstone proviene de la inspiración en el circuito homónimo en Inglaterra lo cual nos liga al espíritu británico de la firma. Igualmente la Baja 1000 ha sido un éxito incuestionable, tenemos dos ediciones limitadas dedicadas a esta demandante prueba, la cual está directamente relacionada a nuestro espíritu racing y a la potencia de nuestro diseño.

WW: ¿Cómo se liga George Graham con el primer meridiano en el Observatorio de Greenwich?

E.B: Fue el desarrollador del reloj regulador de este sitio, concepto que trasladado a nuestros tiempos sería el reloj de referencia para todo el mundo, un reloj atómico por ejemplo, esto alrededor de 1730.

WW: ¿Cómo funciona el servicio postventa?

E.B: Contamos con dos tipos de servicio: para un cambio de aceite o alguna reparación menor en nuestra colección de cronógrafos, hacemos uso de un estudiado departamento de reparación en cada uno de nuestros puntos de venta; cuando se trata de alguna pieza de relojería más complicada como la línea “Geo” trasladamos la pieza a nuestro taller en La Chaux -de- Fonds.

WW: El tamaño y el gatillo para el crono son dos de los elementos más distintivos de Graham ¿Cuál es su modelo más popular?

E.B: Chronofighter Oversize Sahara, que cuenta con estos dos aspectos que mejoran la operación del cronógrafo y la visibilidad de las indicaciones: trigger y oversize. Surgió a partir de la necesidad de los pilotos de la Royal Airforce, quienes ya empleaban el mecanismo en sus aparatos de medición, al tiempo que uno de los aviones más emblemáticos de la fuerza aérea se llamaba Chronofighter.

WW: ¿Qué piensa del mercado mexicano? ¿realizará una edición especial dedicada a nuestro país este año?

E.B: México es un mercado importantísimo para nosotros; uno de los más dinámicos con excelente potencial para la marca, pues gustan de la relojería de amplias dimensiones, razón por la cual trabajamos con los mejores retailers. Por el momento no tenemos plan para realizar una edición especial, pues hace poco lanzamos la segunda configuración inspirada en la Baja 1000.

Graham-manufactureWW: ¿Cuántas personas laboran en Graham actualmente?

E.B: Somos aproximadamente 50, no obstante tenemos cuatro representaciones clave: Graham USA (Los Angeles), Graham Asia (Hong Kong), Graham Europe (Frankfurt) y Graham UK (Londres). Asimismo contamos ya con una primer flagship store en Hong Kong. En México contamos con 15 puntos de venta, los más importantes.

WW: ¿Qué nos puede mencionar con respecto a las novedades para este 2014?

E.B: Contamos con versiones militares del Chronofighter, además de desarrollar un reloj fabricado en caja, bisel y hebilla de carbón nanotube (CNTs), confiriendo resistencia y durabilidad a la pieza, mientras que el Silverstone Skeleton RS ahora presenta un contador de cronógrafo de 24 horas dedicado a las carreras de resistencia, tales como las 24 Horas de Le Mans. El movimiento es un crono monopusher con rueda de pilares, mientras que la pieza cuenta con graduación de escala taquimétrica.

“Los últimos años han representado un movimiento impresionante para la marca, han sido muy dinámicos, pero nos enfocamos siempre en el producto: diseño, materiales y creación. Al ser independientes debemos esforzarnos por ser innovadores, rápidos y ofrecer un mejor servicio, de otra manera no podríamos competir con los grandes grupos”: Emanuel Bitton, International Sales Director de Graham.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: