Big Bang Pop Art, arte relojero que despierta emociones

Sí, sabemos que esta pieza de Hublot será objeto de un sinfín de comentarios, como toda pieza de arte, habrá quienes la amen y quienes no.

Inspirada en la famosa corriente artística que lleva en su nombre, se trata de una serie ultrafemenina que juega con colores divertido que inyectan energía,

¡Viva el Pop Art y viva la vida!

Big Bang Pop Art.

Big Bang Pop Art.

El Pop Art es un movimiento artístico que alcanzó su punto álgido en los años 70 sobre todo en la cultura estadounidense, se caracteriza por el uso divertido de los colores que son sumamente llamativos, alegres y luminosos.

Su máximo representante, Andy Warhol quien alcanzó el reconocimiento con su famoso retrato de Marylin Monroe.

Pues bien, ahora Hublot se inspira en él dando origen a una pieza divertida y osada. Rosa, azul, violeta, verde manzana: una explosión de colores para cuatro relojes, cuatro reinterpretaciones 100% Pop Art. Algo nunca visto en el universo de la alta relojería.

Dos modelos de oro y dos de acero. Aun sin tomarse en serio, su diseño es exactamente el mismo que el del icónico Big Bang 41 mm; el bisel está engastado con 48 piedras preciosas talla baguette: topacios para el color azul, amatistas para el color violeta, zafiros para el color rosa o tsavoritas para el color verde. Por último, las carátulas, junto con sus contadores, son multicolores como la paleta de un pintor, todo ello completado con una correa de piel de aligátor de color, cosida sobre caucho tono sobre tono para garantizar el confort y la flexibilidad. En su interior late el movimiento HUB 4300, un cronógrafo mecánico de cuerda automática con una ventanilla de fecha situada en las 4 h que los entendidos sabrán apreciar. Reserva de marcha de más de 40 horas. Hermético hasta 100 metros, tanto en verano como en invierno.

¿Te atreves a divertirte con el tiempo?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: