Regresa el oro a Hamilton: Thinline Gold

Innovación, sofisticación y modernidad, así es la línea Jazzmaster, que cobra vida tras la inspiración de estos elementos en la música jazz, y en la cultura de ésta en los Estados Unidos.

La marca con orígenes en Pensilvania, Swiss Made desde 1974, jamás ha perdido su esencia y hoy la celebra con una pieza hecha de oro, tal como sucedía en la década de los 60 y principios de los años 70, justo en una época en la que el cuarzo dominaba la industria de la relojería de alta precisión.

PR-Jazzmaster-Thinline-Gold-H38545751_Original_14213

Thinline Gold

El lanzamiento de esta pieza sugiere un retorno a la historia de la marca gracias a su caja de oro rosa de 18 quilates con diámetro de 40 mm. Asimismo, la información de horas y minutos parte del centro por un par de manecillas áureas tipo dauphine con tratamiento luminiscente, las cuales destacan en la carátula curvada con índices aplicados. La indicación del tiempo y fecha está animada por un mecanismo automático calibre 2892-2, protegido hasta los 3 bares de presión (30 metros). La pieza se abraza a la muñeca mediante una correa de piel de becerro color negro con acabado tipo cocodrilo, la cual se completa con una hebilla a juego.

H38545751_Cobra-Hamilton-Jazzmaster-Thinline-Gold_Original_14219

A México llegará de forma exclusiva a la tienda on-line de El Palacio de Hierro (CLICK AQUÍ), y con la compra se incluirá una caja rotora para relojes automáticos y un estuche de colección. Limitado a 1892 unidades, en celebración del año en el que nace la marca Hamilton en Lancaster, Pensilvania, habrá pocas unidades para nuestro mercado, lo que destaca la exclusividad de la pieza.

–Hamilton y el oro–

A partir de 1923 la marca desarrolló dos referencias hechas en este material: uno de estilo cushion limitado a cuatro ejemplares; hecho en oro amarillo de 18 quilates, oro blanco y oro verde de 14 quilates, mientras que en 1928 se lanza el modelo Piping Rock. Finalmente, la simbología del oro como material exclusivo y refinado, replica el espíritu estadounidense y la precisión suiza encontradas en Hamilton, además de coincidir en identidad con la colección Jazzmaster.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: