Le Rhöne, el nacimiento del “Muscle Watch”

¿Qué más se puede decir cuando te inspiras en los automóviles clásicos y poderosos con motores superiores a los 6 cilindros, les cortas un pedazo de metal y los trasladas a tu muñeca? ¿Es o no espíritu mecánico-racing-relojero?

¡Por supuesto que sí!

Le Rhöne, un nuevo integrante a la relojería del Swiss Made propone un espíritu increíblemente potente. Hace algunos días tuve en mis manos una pieza de éstas y el sentimiento era igual a medir los niveles de líquidos en el coche, bloque pesado –con toda la intención– gracias a que un pedazo de biela, pistón o junta de motor se trasladó a la muñeca para dar vida a un reloj sumamente masculino y de estética rebelde, en el buen sentido de la palabra.

Le Rhone

Construcción

¿Cómo lograrlo?

Resulta que la relojería suiza tradicional se impregnó del ADN de las leyendas automotrices de los años 60, pero de aquellas que continúan despertando emociones en el Viejo Continente, particularmente en suelo helvético, en donde hemos tenido oportunidad de ver cómo los suizos se emocionan cada que miran un muscle americano de esta época. No importa que las armadoras teutonas o francesas ofrezcan vehículos de última tecnología, en Suiza son un automóvil más, el V8 se impone a la hora de atrapar miradas por la avenida más prestigiosa de Ginebra, la Rue du Rhône.

¿Te imaginas la potencia de un Camaro ajustándose a tu muñeca? Le Rhöne lo hace posible gracias a su colección primera: Road Racer, que además exhibe la pasión y tradición relojera suiza gracias a la utilización de movimientos y componentes desarrollados enteramente en este sitio de la Tierra: Dubois-Depraz, Soprod, R.Magnin, Multicuirs, Achtech CDH  y UM2, entre otros. Puntualmente Dubois-Depraz forma parte esencial de este tipo de relojes/racing, pues al hablar de la nueva línea de relojes debemos mencionar que se trata de movimientos con módulo de cronógrafo, y para este tipo de mecánica deportiva, la casa fundada en 1901 se pinta sola. Adicionalmente mencionaremos que para la construcción y tratamiento de la caja se han empleado los servicios de CDH, Um2 y AcTech, empresas que han realizado un trabajo excepcional, mírelo a través de sus propios ojos: acero y DLC, oro rosa y acero, bloques de motor y caja tipo “tonneau” con espíritu deportivísimo se hacen presentes gracias a la fácil lectura de su carátula y a su dualidad de totalizadores junto con la ventanilla del fechador en punto de las 6 horas.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: