,

La historia del Nautilus de Patek Philippe


 |  1 enero, 2020



La historia del Nautilus de Patek Philippe inicia en 1976, no obstante la idea se gestó antes, 1974, Los triunfos de esta singular pieza le han acompañado desde entonces.

Nautilus 5740G, calendario perpetuo.

Conoce la historia del Nautilus de Patek Philippe


Publicidad
Publicidad

A partir de las horas, minutos y segundos que transitan por la complejidad de un calendario anual y de mecanismos de cronógrafo, fases de Luna e indicador de reserva de marcha; así como de su fabricación en acero u oro que abraza la muñeca mediante sus diferentes ejecuciones haciendo gala de su visionario diseño: elegante y deportivo, clásico y contemporáneo. Así es como el Nautilus de Patek Philippe se ha ganado el corazón de numerosos coleccionistas durante más de cuatro décadas, mismas que lo han posicionado como una leyenda de la Alta Relojería.

Patek Philippe Manufacture

Patek Philippe Manufacture

La idea

Introducida en 1976, la firma Patek Philippe buscaba un diseño fuerte y de personalidad inimitable, así como una caja camaleónica que albergara –sin ningún problema– cada complicación y movimiento fabricado en casa. Como fuente de inspiración para la confección de la pieza surgieron de manera natural los ventanales de las embarcaciones.

One of the world´s costliest watches is made of steel

Y fue así que la Referencia 3700/1 -fabricada en acero- constituyó el origen de un modelo que habría de convertirse en una de las series más emblemáticas de la relojería de alta gama.

Nautilus no fue el primero de su especie

Recuperando a otro histórico de la relojería surgido apenas 4 años antes, 1972 (Royal Oak). La marca solicitó al mismo Genta una pieza que ofreciera lujo deportivo.

El diseño

Gérald Genta se inspiró en el ojo de buey de un barco y ofreció un bisel octagonal redondeado con bordes laterales que ayudan a unir al bisel con la caja. Destacó al conjunto gracias al diseño de una carátula con patrón horizontal de líneas que recorren de inicio a fin y por el diseño del brazalete totalmente integrado. El genio entregó los primeros bocetos a Patek Philippe en 1974, dos años más tarde la marca lo presentó. Su caja era inmensa, 42 mm de diámetro.

El primer motor

Propulsado por el calibre mecánico automático 28-255, producido por Jaeger-LeCoultre para: Vacheron Constantin (1120, 1121, 1122), AP (2120, 2121, 2122) y Patek Philippe 28-255, 28-255 C). Permitía 38 horas de autonomía a una frecuencia de 19 mil 800 a/hora.

No fue un éxito inmediato

Considerado un reloj muy amplio en dimensiones para la época, Nautilus se estrenó para el mercado femenino en 1980 con calibre de cuarzo. Y posteriormente lanzó una versión más contenida de 37 mm de diámetro, por lo que el original fue denominado Jumbo.

En sus más de 40 años el reloj ha tenido varios ajustes, no sólo en términos de movimiento y complicaciones. Sino estéticos, con reducción de tamaños y adición de metales preciosos para la caja y engastados para dial y estructura en general.

Evolución

Para celebrar el 30 aniversario, por ejemplo, se modificó su construcción gracias a los avanzados métodos de entonces. Su estructura permanece con 3 componentes fundamentales y la adición de un fondo transparente para la admiración del movimiento. También se modificó el brazalete, redondeándolo y haciéndolo lucir mejor. Ese mismo año, 2006, se presentó el primer Nautilus con cronógrafo, mientras que en 2018 fue lanzado el primer Nautilus con calendario perpetuo.

Nautilus original de 1976

Por qué el reloj se llama Nautilus

Inspirado en la novela de Julio Verne: 20 mil Leguas de Viaje Submarino, debido a la similitud visual del reloj con los ventanales del submarino del Capitán Nemo.

Los novedosos modelos presentados en los últimos años demuestran una vez más el exquisito nivel de maestría, que logra evolucionar a partir de un clásico sin perder el estilo y el espíritu originales de la colección.

Para más información visita: Patek Philippe

Encuentra Nautilus de Patek Philippe, aquí

 

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.


notas relacionadas

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las noticias de Watches World en tu correo.

Muchas gracias por la suscripción!