X

A. Lange & Söhne celebra dos aniversarios de alto impacto


A.Lange & Söhne es una de las pocas Casas relojeras que cumple y rebasa los criterios de la excelsa Alta Relojería, pero que además no es suiza, ya que manufactura sus piezas, componentes y ébauches en Glashütte desde 1845.

La firma tiene diferentes etapas, ha sobrevivido a incendios, crisis relojeras, Guerras Mundiales y división política de la Alemania (República Federal y República Democrática). Este último suceso es el que celebramos durante 2019, cuando la marca, tras 25 años de la presentación de la primer colección de la firma tras recuperar la historia de la misma en 1994.

Tras la caída del Muro de Berlín en 1989, Walter Lange y Günter Blümlein, decidieron relanzar A. Lange & Söhne inspirados por su visión y movidos por el deseo de cumplir su sueño. El 24 de octubre de 1994 presentaron la nueva colección, y de ella destacó Lange 1, un ícono que cumple 25 años en 2019.

It´s tough to strive to perfection every single day, it takes courage to create the unexpected… A. Lange & Söhne

Basados en esta idea, que bien describe lo que se lleva a cabo en la Casa de Sajonia, la firma ha evolucionado de manera magistral, creando piezas que han sido aplaudidas por los ojos más críticos de la relojería y apreciadas por los máximos coleccionistas a nivel mundial.

En repaso a la línea develada en el marco de la más reciente edición del SIHH, Lange nos lleva por todas y cada una de las novedades…

También te puede interesar   Relojes Ferragamo presenta su nueva colección primavera-verano 2019

Lange 1 25 Aniversario

Desarrollado a partir de los códigos generales de la firma, con el nuevo calibre de 2015, empleado en esta pieza también. La referencia luce un puente de volante colorado con la sutil marca de los 25 años de Lange 1. 250 piezas en oro blanco. Toda la información, aquí.

P.D. Este año, de febrero a octubre, cada día 24 de mes será presentado un nuevo Lange 1 de Edición Limitada, totalizando 10 referencias.

Langematik Perpetual Honeygold

Celebra la creación del calendario perpetuo en Lange con mecanismo automático Zero-Reset, con caja de oro miel exclusivo para A.Lange & Söhne. También agujas e índices están hechas en Honey Gold, mientras que el rotor en oro de 18 quilates con borde de platino, edición limitada a 100 ejemplares. La pieza se extiende hasta los 38.5 mm de diámetro, lo cual es extremadamente fino para un calibre de calendario perpetuo, mientras que el disco de las fases de la Luna ofrece precisión por 122,6 años. El calibre automático L922.1 está dotado de 46 horas de autonomía y fue montado dos veces y regulado en 5 posiciones.

Datograph Perpetual Tourbillon

Esta referencia es una complicación extrema dentro de Lange, ofrece las funciones de calendario perpetuo con cronógrafo flyback y tourbillon, indicador de reserva de marcha: 50 horas de autonomía. Calibre mecánico de cuerda manual conformado por 729 piezas y dotado de 50 horas de autonomía. La referencia actual se ofrece en caja de oro blanco con carátula de oro rojo macizo y agujas a juego. Limitado a 100 piezas, se abraza al pulso mediante una correa de piel de aligátor cosida a mano.

También te puede interesar   HYT presenta H20 “Time is fluid”

Richard Lange Jumping Seconds

Una de las complicaciones más emocionantes de la Alta Relojería se presentó hace algunos meses dentro de la colección Richard Lange de A. Lange & Söhne. Y este año se recupera la legitimidad mecánica de esta referencia mediante 100 piezas de Edición Limitada construidas en caja de oro blanco de 39.9 mm con carátula negra. El calibre está conformado por 390 componentes y entrega 42 horas de autonomía.

La pieza ofrece un segundero saltante con mecanismo de fuerza constante y dispositivo Zero-Reset, tal como lo hiciera el modelo premier develado en 2016 con caja de platino.  Esta complicación es por demás aplaudida por los coleccionistas de cepa, es por ello que A. Lange & Söhne fue más allá de construir un segundero saltante, y adicionó un mecanismo de fuerza constante, que incide en la variación de torque que se libera de la energía proveniente del barrilete.

El mecanismo es visible a través del puente del rodaje, cumpliendo una doble función que compensa tanto la fuerza de la cuerda −que disminuye con la entrega de energía−, como el isocronismo y el par de fuerzas derivadas del salto del segundero. Con ello se logra una amplitud constante durante la entrega de energía, sin importar la situación del muelle real al interior del cubo del barrilete.

También te puede interesar   Bvlgari celebra a Andy Warhol con su nueva colección de joyería

10 años de Zeitwerk, que nació como un reloj, pero que evolucionó a una colección

Zeitwerk Date 

En esencia se trata del segundo aniversario de la firma, cuya particularidad es la de ofrecer una hora digital. Sin embargo, para este año fue necesario el desarrollo de un nuevo calibre, que respetara el tamaño de 44.2 mm para la caja y que redujo los 12.6 mm de espesor anteriores por nuevos 12.3 mm. Pero no se trata de una simple modificación, ya que el nuevo motor ofrece el doble de reserva de marcha, pasando de 36 a 72 horas de autonomía. La gran adición, la fecha, responde a la construcción de dos discos superpuestos, uno de cristal de zafiro graduado con los 31 días posibles del mes, y uno más debajo que cuenta con una sección pintada en color rojo, éste es el que ejecutará el salto de la fecha en punto de las 12 horas.

El motor es un L043.9 de manufactura y cuerda manual, que vibra a 18,000 alternancias por hora y que dotará de precisión al conjunto. La pieza no es edición limitada, por lo que se adiciona a la colección Zeitwerk y se abraza al pulso mediante una correa de piel de aligátor color marrón, haciendo juego con la caja de oro blanco y carátula de plata maciza.

Facebook Comenatarios

Instagram