X

Cuando Pelé y Mbappé se encuentran, gracias a Hublot


El amor por el fútbol que siente Hublot es incuestionable, y también su espíritu pionero para ligarse con actividades que no habían sido tomadas en cuenta por la relojería de alta gama.

Hublot celebra la unión entre leyendas: Pelé y Mbappé

Edson Arantes do Nascimento «Pelé» cruzó el Atlántico para encontrarse con Kylian Mbappé, de quien reconoce su talento y legado futbolístico temprano, ya que a la edad de 19 años ya logró levantar su primera Copa del Mundo, en el pasado Mundial de Futbol de la FIFA Rusia 2018.

Así, el mejor futbolista de la historia, pasa la estafeta a quien pudiera ser el heredero del peso inherente a ser considerado como nuevo rey.

La generosidad de Pelé y Kylian se lee en su mirada. Igual que su amor por el fútbol. Esa llama es una fuerza inextinguible, la que anima a los grandes campeones. Ellos inspiran a nuevas generaciones de futbolistas; escriben la historia de este deporte. Reunirlos era inevitable. Contar con ellos en nuestra familia es una gran fuente de orgullo y placer, puesto que antes que estrellas del balompié son, sobre todo, grandes personas que infunden respeto. Ricardo Guadalupe, CEO de Hublot.

Me siento muy honrado de tener la oportunidad de conocer personalmente a Kylian. Encarna la nueva generación de futbolistas y atesora los valores de un deporte que inspira y une al mundo entero. Soy feliz al ver que simboliza la esperanza, la que dicta que todo es posible, sueños en los que hay que creer y por los que hay que batirse, sin importar nuestros orígenes ni nuestra condición social. Para mí, la clave del éxito se resume en dos palabras: humildad y perseverancia. Este es el mensaje que debe transmitir la nueva generación, y Kylian lo ha entendido perfectamente. Pelé, quien forma parte de los Embajadores de Hublot desde 2012.

He aprendido que las estrellas más brillantes y los mejores jugadores son los más humildes y los más respetuosos; los que saben mantener los pies en la tierra. Respeto, humildad y lucidez, valores que me transmitieron mis padres, valores que me siento orgulloso de compartir con mi familia de corazón, y O Rei Pelé, que encarna a la perfección lo que mis padres siempre me han enseñado: que para ser un gran futbolista, hay que ser ante todo una gran persona. Kylian Mbappé.

Este histórico encuentro escribe una nueva página en la historia del fútbol. Ya que la trayectoria de estos dos hombres muestra similitudes sorprendentes. Azar o destino? Sesenta años separan la primera Copa Mundial de Pelé y la que ganó Mbappé el pasado verano. Una cifra altamente simbólica que encarna el equilibrio perfecto, el momento en el que los sueños se hacen realidad. En 1958 Pelé llevó este dorsal por casualidad. Sesenta años después, Mbappé lo escogió.

Facebook Comenatarios

Instagram