,

Rolex y la exploración


 |  23 diciembre, 2020

Rolex y la exploración cuentan con uno de los lazos más sólidos. Las expediciones a los puntos más altos y más profundos del planeta han conducido, además, al desarrollo de la denominada gama profesional de relojes Rolex, verdaderas herramientas al servicio de quienes se embarcan en los retos más espectaculares del mundo. Las hazañas llevadas a cabo por exploradores que alcanzan sus extraordinarios logros con un reloj Rolex en la muñeca, contribuyeron al desarrollo de una serie de modelos Oyster Perpetual como los Explorer y Explorer II, el Cosmograph Daytona, el Submariner y el Sea-Dweller.

Mercedes Gleitze, el inicio del concepto de Testimonial en Rolex

En 1927, Hans Wilsdorf entrega un Oyster a la joven nadadora inglesa Mercedes Gleitze para su travesía a nado del Canal de la Mancha. Pasadas más de diez horas, el reloj sale del agua funcionando a la perfección. Este episodio marca el nacimiento del concepto de Testimonial y el comienzo de una larga y fructífera asociación de Rolex con exploradores, atletas y artistas de excepción cuyos logros demuestran la excelencia de los relojes de la marca.

Publicidad
Publicidad

 

La historia del Rolex Explorer

El Oyster Perpetual Explorer encarna el espíritu aventurero y la perseverancia que conducen al logro de grandes hazañas. El 29 de mayo de 1953, Edmund Hillary y el sherpa Tenzing Norgay alcanzan por primera vez la cumbre del Everest, a 8,848 metros de altitud. Esta excepcional aventura humana consolida el renombre de los relojes Oyster que equipan a la expedición. Lanzado en 1953 tras el ascenso victorioso a la cumbre más alta del mundo, el Oyster Perpetual Explorer será propulsado a la categoría de icono. Explorer evoluciona sin pausa integrando las innovaciones técnicas de Rolex, como la espiral Parachrom y los amortiguadores de golpes Paraflex. Desde 2010 se alberga en una caja ligeramente ampliada a 39 milímetros. Su carátula depurada de gran contraste y sus índices, sus emblemáticos números 3, 6 y 9 y sus agujas Chromalight, ofrecen una gran legibilidad, incluso en la oscuridad.

También te puede interesar
¡A toda velocidad! Omega Speedmaster, de las pistas a la Luna

Quién dijo que las segundas partes no son buenas: Explorer II

El Oyster Perpetual Explorer II es el reloj de referencia de los exploradores para los que la aventura es como su segunda piel. Gracias a su visualización de 24 horas, constituida por una aguja adicional y un bisel fijo grabado, el Explorer II permite diferenciar claramente las horas del día y de la noche. Se creó en 1971 y fue renovado en 2011, con una caja ampliada a 42 milímetros. Con su gran carátula con visualización Chromalight —luminiscencia de larga duración para una excelente legibilidad bajo cualquier circunstancia—, este reloj forjado para lo extremo da continuidad a la relación privilegiada que une desde siempre a Rolex con el mundo de la exploración.

Nace el reloj de buceo: Submariner

El reloj de buceo por excelencia, el Oyster Perpetual Submariner encarna la conexión histórica que une a Rolex con el mundo submarino. Creado en 1953, el Submariner fue el primer reloj de pulsera de buceo hermético a 100 metros de profundidad. Desde entonces, se ha liberado con creces del elemento que lo vio nacer. Si bien su medio más familiar son los fondos marinos, hace tiempo que conquistó la tierra firme y se impuso también en ella como símbolo del reloj de acción. Tanto en tierra como en el mar, este reloj emblemático posee un irresistible poder de seducción. Submariner continúa evolucionando y, al día de hoy, ofrece un bisel giratorio unidireccional en Cerachrom, índices y agujas en Chromalight, además de certificación Superlative Chronometer.

También te puede interesar
Falsificación: un mal de nuestro tiempo

Rolex inventa el reloj GMT con su GMT Master / Evolución GMT Master II

El Oyster Perpetual GMT-Master II fue diseñado para indicar la hora en dos husos horarios simultáneamente. Lanzado en 1955, el Oyster Perpetual GMT-Master fue testigo privilegiado del auge de los vuelos intercontinentales a partir de la segunda mitad del siglo XX. Incluso se convirtió en reloj oficial de la Pan American World Airways, más conocida por el nombre de Pan Am. En 1959, un hecho clave marca esta asociación: un avión Jet Clipper de la Pan Am realiza por primera vez el trayecto entre Nueva York y Moscú sin escalas. El capitán a los mandos del aparato lleva un GMT-Master que utiliza durante el vuelo como instrumento de ayuda a la navegación. En 1982, Rolex introduce un nuevo calibre que permite ajustar la aguja de las horas de forma independiente de la de los minutos y de la aguja 24 horas. Con el fin de marcar esta evolución y de evitar cualquier confusión con el GMT-Master, el modelo dotado de este movimiento optimizado se bautiza como GMT-Master II. El GMT-Master II, que ha conquistado a un público mucho más amplio, ha resultado ser el reloj ideal para quienes recorren el mundo.

La historia del Rolex Sea Dweller

Leyenda del buceo profesional, el Oyster Perpetual Sea-Dweller fue diseñado para acompañar a los exploradores de las grandes profundidades. Reloj de buceo técnico, el Sea-Dweller se diseñó para los pioneros del buceo profesional en grandes profundidades. La hermeticidad de los primeros Sea-Dweller estaba garantizada hasta 610 metros, y pasó a 1,220 metros en 1978. El Sea-Dweller fue actualizado en 2017 para su 50 aniversario. Está dotado desde entonces de una caja con un tamaño ampliado a 43 mm y del calibre 3235, movimiento de nueva generación a la vanguardia de la tecnología relojera. Está equipado, naturalmente, con la válvula de helio, patentada por Rolex en 1967. La válvula de helio, que actúa como un dispositivo de seguridad en los relojes de buceo diseñados para grandes profundidades, permite, durante las fases de descompresión en cámara hiperbárica, evacuar el exceso de presión acumulada en la caja.

También te puede interesar
La vuelta al mundo en un reloj: Breitling DC-3 y Navitimer

El amo de las profundidades: Rolex Deepsea

Hermético hasta la profundidad extrema de 3,900 metros, el Oyster Perpetual Rolex Deepsea representa la supremacía de Rolex en el terreno de la hermeticidad. El Rolex Deepsea, creado en 2008, supera las exigencias más elevadas de los submarinistas profesionales en términos de robustez, precisión y fiabilidad, al tiempo que hace gala de los códigos estéticos fundamentales del Oyster. Rolex Deepsea posee la arquitectura de caja Ringlock System, patentada por Rolex, que permite al reloj resistir a la colosal presión ejercida a 3,900 metros, equivalente a un peso de alrededor de tres toneladas sobre el cristal. El Ringlock System se basa en la combinación de tres elementos: cristal de zafiro abombado de 5.5 mm de grosor, anillo de compresión de alta resistencia en acero enriquecido con nitrógeno ubicado en el corazón de la caja, entre el cristal y el fondo, y que soporta por sí solo la presión ejercida por el agua; un fondo de titanio grado 5 que se fija contra la anilla por medio de un aro enroscado de acero Oystersteel. Estos tres elementos se insertan en una carrura con una forma característica tallada en un bloque macizo de acero Oystersteel especialmente resistente a la corrosión.

Continúa con: la verdadera historia del nombre de Rolex.

Síguenos en Instagram. 

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.



notas relacionadas