Patek-Philippe-Nautilus-Perpetual-Calendar-5740
,

Los 5 relojes de acero que serán clave para la relojería en 2020


 |  7 enero, 2020

Los relojes de acero son parte del trend en 2020, tanto como lo fueron en la década de los 70. Por ello te compartimos 5 de los ejemplares que debes conocer. Que ayudarán a la industria relojera a pasar un año retador.

Si bien hay más de 5 relojes de acero que cualquier coleccionista debe conocer, te mostramos los más representativos. Así como las similitudes que comparten entre ellos. Ello responde a la pregunta del millón…

¿Es o no la Alta Relojería un arte? Sí, y también es un negocio. Quien se atreva a discutir al respecto es quizá por falta de información, porque no conoce lo que la industria representa y guarda en sus miles de historias.

Una de ellas es el fenómeno que iniciara en la década de los 70 con relojes que surgieron como salvadores de la industria. Piezas que no fueron producidas en metales preciosos, reforzando la similitud con una obra de arte. Que no vale por el precio del lienzo y el óleo, sino por la técnica, la intención y el momento del artista. 

Los 5 relojes de acero que serán pilar para la industria en 2020

Una idea genial

Audemars Piguet Royal Oak

Durante la etapa conocida como la crisis del cuarzo Audemars Piguet, como muchas otras firmas relojeras estuvieron inmersas en problemas financieros. La solución vendría de una idea simple, pero arriesgada. Aprovechar el valor de la marca para ofrecer una pieza deportiva, ideal para el uso diario, pero a precio de relojería de lujo.

Gérald Genta, conocido por sus éxitos Patek Philippe Ellipse d´Or y Omega Constellation, entre otros, generó una pieza que jugaba con la geometría y el diseño industrial. Mostraba los tornillos como adorno y se presentaba con brazalete perfectamente integrado. Ello, aunado a la carátula con patrón tapisserie, generaron una pieza que fue un éxito en los puntos de venta, no así en la cobertura mediática, el Royal Oak.

 

Patek Philippe Nautilus

En 1974 se comenzó a trabajar en, lo que dos años más tarde, se llamaría Nautilus, obra de Genta y encargado por Patek Philippe bajo una premisa muy similar. Pero a un precio aún más elevado.

Estos dos famosos de la industria han sido pilares  dentro de las líneas de ambos fabricantes. Mientras que representan un must have en las colecciones de los entusiastas.

Y, por supuesto, gestaron la idea para que otras marcas relojeras crearan sus propios íconos. Conoce toda la historia del Nautilus de Patek Philippe

Chopard Alpine Eagle

Los otros tres caballeros de este editorial provienen de marcas sumamente respetadas. Iniciaremos con Chopard, que recuperó su emblemático St. Moritz (1980) y lo renombró Alpine Eagle. Sí, como un as bajo la manga la marca presentó su reloj para uso diario, que coincide con la base de diseño del arquitecto americano Louis Sullivan, en donde la forma debe obedecer a la función.

En esta ejecución y actualización, Alpine Eagle representa una evolución que respeta los conceptos originales de aquel histórico pensamiento de Karl-Friedrich Scheufele, Co-Presidente de Chopard. La línea se presentó en octubre de 2019 con dos tallas: 36 y 41 mm de diámetro, en acero y acero con oro amarillo. Los calibres cuentan con certificación COSC. Pero vibran a 3.5 y 4 Hz respectivamente, ofreciendo 42 y 60 horas de autonomía.

Vacheron Constantin Overseas

La firma ginebrina originaria de 1755 presentaría, en 1977, un reloj en celebración de los 222 años de la manufactura. Como sucedía en estas fechas, la marca ejecutó un diseño original de Jörg Hysek, que se desarrollaría en edición limitada a diferentes cantidades y que desaparecería en la década de los 80.

Al 222 le continuaría el 333, que recuperaría algunas claves originales y agregaría cronógrafos y GMT. Sin embargo el Overseas, como nombre, nace en 1996 y sería producido hasta 2004 en su primera generación. Durante la época fue el objeto de deseo para los viajeros, su diseño icónico, deportivo y lujoso le haría competir con Royal Oak y Nautilus. Sin embargo el segundo cambio de generación corrió de 2004 a 2016.

A partir de 2016 se recuperó la colección con una importancia excepcional para las operaciones de la firma. En esta tercera generación se destaca la intercambiabilidad de brazaletes por correa de piel y/o caucho, además de la adición de complicaciones como calendario perpetuo y tourbillon. Sin embargo el modelo base, automático de 41 mm en acero, continúa siendo el referente.

A. Lange & Söhne Odysseus 

Se trata de un paso hacia el nuevo capítulo de la firma sajona, que no contaba en su portafolio con una pieza dotada de estas características. Es la sexta familia dentro de ALS. Hablamos de un reloj sport, ideal para ser utilizado a diario y convivir con las actividades más demandantes del ser humano activo.

Es el primer reloj fabricado en acero inoxidable como tal dentro de Lange. Ya que, las ejecuciones anteriores se abrazaban al pulso por medio de correa y fueron piezas especiales o grandes complicaciones.

El modelo incluye un motor manufactura totalmente nuevo que dará las funciones de las horas, minutos, gran fechador y día de la semana. Su misión es convertirse en el socio deportivo para los coleccionistas de A. Lange & Söhne. A la fecha no existía Lange alguno con brazalete, y tampoco con un nivel de hermeticidad tan alto: 120 metros. Ello gracias al empleo de una corona atornillada.

Se presenta en una caja robusta, grande para la marca. Son 40.5 mm de diámetro por 11.5 mm de alto, y se complementa con un brazalete de acero inoxidable integrado que retoma los elementos tradicionales de la marca. Las superficies lucen tratamientos cepillados y biselados, que es un acabado muy contemporáneo que reinterpreta los códigos de la firma, mientras que los correctores de fecha y día se posicionan a las 2 y 4 horas.

Los 5 relojes de acero que todo coleccionista debe conocer

Pueden costar incluso más que tu auto, todo depende del vehículo que manejes. El precio de entrada estará en Alpine Eagle de Chopard que parte de los 12 mil 450 francos suizos. Audemars Piguet Royal Oak de acero inoxidable y 41 mm con calibre automático se ofrece en poco más de 19 mil dólares. Mientras que un Vacheron Constantin Overseas Automatic iniciará por ahí de los 20 mil euros. A. Lange & Söhne ofrece una excelente oportunidad para hacerse de un joven, pero atractivo sports watch alemán Odysseus en 28 mil 800 dólares. Mientras que un Nautilus de Patek Philippe arranca en 30 mil USD.

Accesibilidad entre los: 242 mil – 566 mil pesos.

*Los precios son sólo un aproximado, consulte en un sitio de venta autorizado.

Visita: Ultrajewels

 

Facebook Comenatarios

ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.
notas relacionadas