First-Oyster-cushion-shaped_1926
,

Por qué se llama Rolex


 |  30 julio, 2020

Rolex es uno de los nombres de marca más reconocidos del planeta; ligado no sólo a la relojería, sino al mundo del lujo, la excelencia y a Suiza. Sin embargo pocos conocen de dónde salieron estas cinco letras, ¿cuál fue la razón por la que Hans Wilsdorf nombró así a su empresa ginebrina?

Cómo surgió el nombre de Rolex

El 2 de julio de 1908, Hans Wilsdorf presentó y registró oficialmente la marca Rolex en Suiza. 

Wilsdorf gozó de una mente privilegiada, visionaria y adelantada a su tiempo y, en cuestión de propiedad intelectual, decidió dar un golpe maestro con el nombre de su empresa relojera. Rolex no respondía al apellido familiar, o a una razón ligada exclusivamente a la relojería. 

Su nombre fue producto de ciertas condiciones, que hoy son un must en la creación de todas las marcas:

  • Debía ser corto, armónico, pronunciable en todos los idiomas, fácil de memorizar, que luciera estético en la carátula y en el movimiento del reloj.

Intenté realizar todas las combinaciones posibles con las letras del alfabeto y el resultado fue que, al cabo de cierto tiempo, tenía cientos de nombres a mi disposición. Pero ninguno de ellos me satisfacía. Una mañana, sentado en la imperial del ómnibus –tirado en aquel entonces por caballos– que me conducía a lo largo de Cheapside en la ciudad de Londres, un genio bueno me inspiró: Rolex. Declaró Hans Wilsdorf en un discurso pronunciado el 2 de julio de 1958.

Días más tarde Hans Wilsdorf depositó la marca y la registró de manera oficial. En 1913 se produjo la presentación oficial de la marca Rolex a nivel internacional.

Hans_Wilsdorf_3

 

Rolex, mucho más que un nombre

En aquel entonces los distribuidores de relojería gozaban de mayor potencia que las marcas. Es por ello que la tarea de Hans Wilsdorf resultaría trascendental para convencer a los distribuidores de que las carátulas de los relojes que vendían llevaran el nombre del fabricante: Rolex.

Para empezar, hice incluir el nombre Rolex en un reloj de cada seis, esperando que ese único reloj pasase desapercibido y se vendiese igualmente a pesar de llevar el nombre. Poco a poco me fui atreviendo a incluir el nombre en dos piezas y, después de varios años en tres. Hans Wilsdorf.

En 1926, año del lanzamiento del Oyster –reloj hermético de Rolex–, Hans Wilsdorf tomó la decisión de no volver a producir un reloj que no porte la marca Rolex en la carátula. Desde ese momento se convierte en un statement imprescindible basado en la calidad, el prestigio y la elegancia.

Continúa con: ¿quién fue Hans Wilsdorf?

Síguenos en Instagram.

Facebook Comenatarios

ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.
notas relacionadas