,

La historia de Tiffany en la relojería


 |  3 junio, 2021

Fundada en la ciudad de Nueva York en 1837, Tiffany & Co. (inicialmente Tiffany, Young & Ellis) comenzó a vender relojes en 1847. En 1853 se colocó la famosa estatua del Atlas de 2.7 metros sosteniendo un reloj sobre la tienda de Tiffany en el número 550 de la calle Broadway, fue uno de los primeros relojes públicos en la ciudad de Nueva York que pronto se convirtió en un hito y una referencia de tiempo para muchos neoyorquinos.

Tiffany LVMH

Publicidad
Publicidad

Para 1870 la estatua se replicó en la boutique ubicada en Union Square en 1870; se sumó a la de Fifth Avenue (401) en 1905 y finalmente, en 1940, se colocó en el punto de venta insignia, el 727 de Fifth Avenue.

Para celebrar este reloj icónico, en la década de 1980, Tiffany & Co. introdujo el reloj de pulsera Atlas con marcadores de números romanos pulidos en alto relieve. En 1995, nació una colección Atlas completa, equipada con el mismo motivo de números romanos, tanto para hombres como para mujeres.

 

Tiffany & Co., y su fábrica en Ginebra

Pocos años después, en 1868, Tiffany introdujo lo que generalmente se considera el primer cronógrafo de Estados Unidos, el Tiffany Timer de fracción de segundo que se usa para fines científicos y de ingeniería, así como para eventos deportivos.

Mientras tanto, Tiffany había comenzado a producir sus propios relojes. Para satisfacer la creciente demanda de relojes de sus clientes, en 1874 la empresa construyó su propia fábrica en Ginebra, en la Place Cornavin.

Esta fábrica se dedicó a la producción de relojes de bolsillo de oro con movimientos de repetición que repicaban la hora y el cuarto de hora, relojes de bolsillo con incrustaciones de diamantes y relojes adornados con carátulas esmaltadas, motivos florales y finos pergaminos grabados en oro. El edificio se vendió más tarde a Patek Philippe, que continuó produciendo movimientos para relojes Tiffany en este lugar.

También te puede interesar
Conoce los relojes de la Selección Nacional de Fútbol Mexicano, Baume & Mercier Clifton Club

Tiffany y Patek Philippe

En 1854, Tiffany firmó un acuerdo con Patek Philippe convirtiéndose en el primer minorista en Estados Unidos en comercializar la marca. La relación especial entre ambas continúa en nuestros días y los relojes Patek Philippe con marca Tiffany se encuentran entre las piezas más buscadas en las subastas mundiales.

Como dato curioso, Tiffany continúa ofreciendo relojes Patek Philippe con la inscripción Tiffany & Co. Este trabajo forma parte de las actividades de la consultoría de Patek Philippe para Norteamérica en Tiffany & Co., lo cual ha generado un inmenso deseo de adquirir Patek Philippe en Tiffany dentro de la región.

Tiffany y Rolex

En la década de 1960, Tiffany vendía relojes de alta gama en sus boutiques, en un principio se colocó el logotipo de Tiffany. Rolex comenzó a imprimir carátulas Tiffany en su propia fábrica y algunas versiones comenzaron a venir directamente de Rolex y algunas incluso surgieron del propio centro de servicio de Tiffany como diales de reemplazo.

Debido a que la producción no estaba tan controlada según los estándares actuales de Rolex, existen inconsistencias con las versiones auténticas, por lo que descubrir un Rolex Tiffany Dial requerirá de un experto para su autenticación, más porque ambas empresas “estampaban” el nombre en el dial, y Tiffany realizó esta práctica con diferentes máquinas.

Durante varias décadas, los relojes Rolex de la marca Tiffany podían enviarse a cualquiera de las empresas para su mantenimiento y reparación, pero a principios de la década de 1990, Rolex decidió dejar de suministrar relojes de marca compartida y ya no cumpliría con las garantías si los sellos de marcación se hubieran realizado en una ubicación de Tiffany & Co. Como resultado, Tiffany & Co. dejó de vender relojes Rolex y las dos compañías se separaron definitivamente.

También te puede interesar
Blancpain va por la quinta expedición de Gombessa

Nota: otras carátulas de Rolex lucieron los nombres de sus minoristas, como: Bucherer, Cartier, Linz, Van Cleef & Arpels, Serpico y Laino, Joyería Riviera. Recordemos que las manufacturas, a principios del siglo XIX no firmaban sus relojes, lo hacían las joyerías.

Tiffany & Co., legitimidad como relojero

Tiffany fue pionera en una serie de importantes innovaciones en la relojería. A la marca se le asignó su primera patente en 1875, incluidos los ajustes de las manecillas del reloj, los escapes de ancla y los reguladores de relojes.

En estos años, la excelencia de Tiffany fue reconocida en varios premios, como el premio de la Feria Mundial de París de 1889 por su reloj American Wild Rose Lapel, una creación de diamantes y esmalte del diseñador jefe Paulding Farnham. Tiffany también recibió medallas por cajas de relojes y relojes astronómicos en la Feria de Chicago de 1893.

A finales del siglo XIX, Tiffany se había convertido en una joyera y relojera de renombre mundial con más de mil empleados y sucursales en Londres, París y Ginebra.

En 1903, el gemólogo jefe de Tiffany, George Kunz, patentó una pintura verde luminiscente basada en algunos estudios atribuidos a William J. Hammer, quien mezcló radio con sulfuro de zinc. Kunz desarrolló una pintura especial mezclando carbonato de radio-bario con sulfuro de zinc y aceite de linaza.

También te puede interesar
PATEK PHILIPPE, mercado asiático... ¿de relojeros?

Esta pintura comenzó a usarse en carátulas para números y agujas, para hacerlos legibles también en condiciones de poca luz.

Continúa con: la historia de la luz en los relojes.

A principios del siglo XX se realizaron grandes avances en la miniaturización de los movimientos de los relojes. Esto le permitió a Tiffany diseñar relojes de pulsera para damas de gran éxito y codicia, especialmente en los años Art Deco (décadas de 1920 y 1930).

Los relojes desarrollados en estos años y los siguientes siguen siendo hoy una brillante fuente de inspiración para los diseñadores de Tiffany. Actualmente permanecen las colecciones: Atlas, 1837 Makers, Cocktail, Metro e East West. 

El futuro de Tiffany & Co., en la relojería

Los relojes son una pequeña parte del negocio de Tiffany. Veremos si eso cambia con la propiedad de LVMH. Tiffany produce relojes de lujo hechos en Suiza, principalmente piezas animadas por calibres de cuarzo enfocadas a la mujer. Estos relojes se producen en sus instalaciones de Ticino, Suiza. 

Desde un punto de vista personal, existen dos posibilidades para la relojería de Tiffany que pudieran impulsar el negocio de LVMH como grupo. Comercializar Ediciones Especiales con Tiffany Dials de las marcas: Hublot, Bvlgari, Zenith y TAG Heuer en las boutiques de Estados Unidos. Pero también podría aprovecharse la potencia de manufactura y conocimiento de las marcas para introducir relojes Tiffany de nueva generación, como una colección completa, y así impulsar la participación de Tiffany en la relojería, haciendo frente a marcas como Chanel, Hermès, Van Cleef & Arpels, Cartier y Chopard.

Síguenos en Instagram. 

Continúa con: la historia de Rolex y el nacimiento de sus relojes.

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.



notas relacionadas